Lorenzo Servitje fue, sin duda, una gran persona exitosa y un ejemplo a seguir para muchos.
Marko Cortés, presidente del PAN, carga una gran responsabilidad en su nuevo cargo, que al mismo tiempo es una gran oportunidad de demostrar quién es.
Amar al prójimo debe ir más allá de pedir por nuestros amigos, el reto es seguir el mandato evangélico: amar a nuestros enemigos.
La situación de los migrantes en Europa puede servirnos a nosotros como ejemplo ante la ola de inmigrantes centroamericanos.
La pretensión de Marko Cortes de borrar su pasado inmediato no será tarea fácil, deberá asumir su responsabilidad en la debacle del PAN.
La guerra sucia dentro de una campaña es una forma de hacer política que debe erradicarse a toda costa.
Es frecuente que la denominada izquierda mexicana se sirva del populismo para pasar por encima del derecho y de las leyes.
El amor verdadero trasciende lo material, implica pensar en el bien del otro.
Las divisiones y conflictos internos del PAN, sólo podrán resolverse desde las bases, desde los denominados “panistas de a pie”, señala Salvador Reding en su columna.
Ante la manifiesta falta de independencia, justicia y legitimidad de funcionarios supuestamente independientes, o “ciudadanos”, la sociedad tiene el derecho y el compromiso de manifestar públicamente su indignación.
El Partido Acción Nacional, como partido humanista, ha fallado en la defensa de la vida, olvidando su compromiso doctrinal.
A Damián Zepeda no le debemos insultar ni faltar al respeto que, pero sí podemos decir lo que pensamos de él.
La superioridad en número de votantes, en donde sea, pero en especial en las legislaturas o cabildos, puede imponer decisiones conforme al término político de “mayoriteo”.