Sección - Yo Influyo News - Antonio Maza Pereda

Vemos cómo todos los partidos, no importa su tinte ideológico, insisten en que la solución a los grandes problemas públicos está en el Gobierno.
La imparcialidad y política son lo que se llama una contradicción en términos, pues si eres político, no puedes ser imparcial y si eres imparcial, no puedes ser político.
La pandemia y la reclusión causaron una ruptura de las costumbres normales, pero se crearon o se fortalecieron nuevas costumbres.
Ninguno de los partidos tradicionales reconocerá fácilmente las pérdidas que han sufrido.
Las elecciones intermedias han tenido un promedio de votación de alrededor del 49% y en estas elecciones se alcanzará poco más del 51%.
En primer lugar, vote. No importa por quien: vote. Es importante que la clase política se dé cuenta de que la ciudadanía está cambiando.
Algunos candidatos han dicho que para mejorar la educación aumentarán el número de horas de clase y la calidad del profesorado, pero llevarlo a cabo no es fácil.
Los seres humanos debemos tener muy presente que hoy tenemos una gran cantidad de odio entre nosotros, en nuestra sociedad, en nuestras relaciones.
Los ciudadanos deben hacer sus propias preguntas a los candidatos para conocerlos a fondo.
La construcción de la democracia es tarea de la ciudadanía. Es algo tan importante que no se le puede confiar a la clase política.
Una característica de la cultura mexicana es la gratitud. Ser ingrato es muy mal visto en nuestra sociedad.
Ya nos quedan menos de 40 días para las elecciones, por lo que vale la pena aplicarnos para emitir un voto como el que se merece México.
Tenemos una pesada tarea por delante, la cual consiste en seleccionar con la mayor sabiduría posible quién va a participar en la conducción de este país.