Sección - Yo Influyo News - Antonio Maza Pereda

El trabajo remoto que se generalizó forzado por la aparición de la pandemia, tiene ventajas y desventajas.
Como en 2017 y 2018, el tema a discutir es la corrupción. No la economía, no la violencia, la aptitud o ineptitud de los gobernantes en todos los órdenes de gobierno.
Los mexicanos debemos comenzar a trabajar en recuperar la unidad entre nosotros más allá de filias y fobias políticas.
Nunca habíamos tenido tanto acceso a la información y, podríamos argumentar, no tenemos mejor comunicación: más bien al contrario.
La situación actual de la educación aporta retos nunca vistos, pero la preocupación de los padres tiene un aspecto positivo: están más involucrados.
La destrucción de una parte importante del sistema económico, debido a la pandemia, no va a tener una solución fácil.
El caso de Lozoya, ¿no se trata de un ardid para distraer a la opinión pública en un momento en que la popularidad del presidente venía de bajada?
La pandemia que está azotando a una buena parte de la humanidad ha dado origen a una serie de hábitos buenos, es decir, virtudes.
La pandemia ha ocasionado que en todo el mundo la gente replantee su estilo de vida en gran medida por los cambios en la convivencia que se acostumbraba.
Para debatir es necesario ver en nuestro contrincante no a un enemigo, sino una persona a la que queremos y a la que deseamos convencer con razonamientos.
La sociedad abdicó a su potestad de autogobernarse dejando al gobierno asuntos que ella misma debería resolver.
Los apoyos que ofrece el gobierno a los pequeños y medianos empresarios, no sirven de nada para que puedan sobrevivir por un largo periodo.
 La economía es extraordinariamente compleja y su funcionamiento depende de múltiples factores.