Sección - Yo Influyo News - Antonio Maza Pereda

Necesitamos un profundo examen de conciencia de los Poderes de la Unión y el reconocimiento de que no están dando los resultados necesarios.
La decisión electoral del próximo 2024 dependerá en muy buena medida de la participación ciudadana.
Si nuestro corazón es un corazón de piedra, malamente escucharemos al otro.
Los países donde la economía se planifica centralmente, que son cada vez menos, no han logrado salir de su estancamiento económico o incluso de la pobreza.
Las consecuencias de una reforma educativa no se verán rápidamente, no importa el esfuerzo que se haga para ponerla en práctica.
A largo plazo lo que nos provee la democracia es un mecanismo para evitar las confrontaciones violentas y llevar el tema al punto de la discusión racional.
Estamos tan inmersos en un clima de violencia extrema, que otros tipos de violencia nos parecen poco importantes e incluso graciosos.
La guerra se está sembrando en los corazones, y su consecuencia lógica sería una guerra física.
En esta época con el mayor nivel de educación en toda la historia, nos encontramos con dificultades para que la gente decida.
Hace 2 años, al día siguiente celebración del Día Internacional de la Mujer, se llevó a un cabo un paro nacional para protestar por la violencia contra la mujer.
Que la paz esté en uno de los primeros lugares en nuestra jerarquía de valores para que podamos exigir a los gobernantes que cesen estos eventos tan costosos para la humanidad.
Nosotros debemos dejar de considerarnos como beneficiarios, ya que somos en estricto sentido los mandantes.
No siempre es claro tener definido qué cosa es la educación. Con frecuencia la confundimos con instrucción e incluso con un conjunto de reglas de convivencia.