El método avión. Fundamento del éxito económico

El método Avión” da sabios consejos sobre el modo de administrar un negocio para evitar la quiebra, sobre la mejor manera de invertir y sobre cómo sacar fruto de un fracaso que, si es bien aprovechado, nos da experiencia.



Avión es un pueblo situado al noroeste de la ciudad de Orense, en la Galicia de tierra adentro y cuyas condiciones geográficas son difíciles para la industria. Un pueblo compuesto por 36 aldeas repartidas en nueve parroquias y cuya población ni siquiera llega a los dos mil habitantes.

Pues bien, a pesar de que las condiciones naturales le son adversas, Avión posee una de las rentas per cápita más altas de España.

¿Cómo se explica tal bonanza económica? ¿Acaso se descubrieron miras de oro o de plata en el seno de las montañas circunvecinas?

Preciso será dar unos brevísimos antecedentes históricos.

A fines del siglo XIX, Avión era una aldea montañosa con escasos recursos naturales y cuyos habitantes apenas sobrevivían cultivando la tierra. Tal escasez influyó de tal modo en los aldeanos del lugar que su preocupación primordial fue salir adelante a como diese lugar.

Es entonces cuando hasta las lejanas montañas llega una voz seductora, una llamada de allende los mares que les invita a viajar hacia un país mágico que habrá de resolver todos sus problemas: México.

Primero son unos cuantos que fueron seguidos por sus familiares más cercanos y, posteriormente, por amigos y vecinos.

Un efecto llamada de tales dimensiones que, a la vuelta de pocos años, la cantidad de emigrantes que trabajaban en México superaba con creces a quienes se habían quedado en el terruño.

A base de muchos sacrificios, esfuerzo, ahorro, unidad y visión comercial muy pronto los emigrantes hicieron el milagro no solamente de salir de su pobreza sino de convertir a su patria chica en uno de los rincones más prósperos de España.

Toda una epopeya que muy pocos conocen y que hoy en día ha sido documentada por medio de un libro que es todo un tratado de Mercadotecnia: “El método Avión”, cuyo autor es Alberto Dacasa.

Alberto Dacasa no es un sociólogo venido de fuera que, deseando hacer un trabajo de campo, se haya desplazado hasta Avión para entrevistarse con los más exitosos personajes. Nada de eso, Alberto Dacasa, por ser originario de dicho municipio, conoce con pelos y señales todo lo que con Avión tiene referencia.

El hecho de formar parte del mundo de los negocios, así como el ser un empresario exitoso, hacen que Alberto Dacasa hable con pleno conocimiento de causa y que cuanto afirma referente a los originarios de Avión sea algo tan indiscutible como lo es un dogma.

Pues bien, fruto indiscutible tanto de sus raíces familiares como de los contactos con sus coterráneos, como de su vivencia en México con los emigrantes, hacen que su obra sea un libro fuera de lo común.

Contra lo que pudiera pensarse, “El método Avión” no es una narración tediosa acerca de principios mercantiles o una larga lista que muestre a los más prósperos emigrantes.

“El método Avión” es todo un manual que ofrece consejos de superación comercial; consejos que -vale la pena decirlo- pusieron en práctica miles de emigrantes que, por carecer de estudios básicos, solamente se guiaban tanto por el sentido común como por el olfato mercantil.

Alberto Dacasa insiste mucho en un punto que los emigrantes tuvieron presente desde antes de abandonar su pueblo natal: El hábito del ahorro puesto que sabían mejor que nadie como, a fin de año no cuenta tanto lo ganado sino más bien lo ahorrado.

Y al tocar este punto les da un consejo a sus lectores: Que antes de comprar distingan entre necesidad y deseo lo cual significa que reflexionen si el bien que piensan adquirir en realidad lo necesitan o es tan sólo un capricho pasajero.

Complementando lo anterior, el autor insiste en que dicho ahorro no debe limitarse a tener dinero guardado, sino que la única garantía de éxito es que ese dinero se mueva o sea que se invierta produciendo riqueza y fuentes de trabajo.

Otros dos puntos en lo que el autor pone el acento son los siguientes:

*Que a los emigrantes no le importaba trabajar en algo que les desagradase siempre y cuando dicho trabajo les ayudase a mejorar su situación económica.

*Que entre los emigrantes existía una solidaridad tan efectiva que la misma les impulsaba a unirse para comprar entre varios un negocio que no podrían comprar en su totalidad si lo hicieran cada uno por separado.

“El método Avión” da sabios consejos sobre el modo de administrar un negocio para evitar la quiebra, sobre la mejor manera de invertir y sobre cómo sacar fruto de un fracaso que, si es bien aprovechado, nos da experiencia.

Ahora bien, no vaya a pensarse que “El método Avión” es un libro técnico en el cual solamente se busca el dinero por el dinero. Esto lo aclara muy bien el autor al decir que la riqueza no es un fin en sí misma, sino que tiene un objetivo superior: Generar el bien para quien emprende.

Un bien que no solamente se refleja en el bienestar personal del empresario exitoso, sino que se traslada a todos aquellos a quienes tan exitoso empresario tiende la mano para ayudarlos.

Y prueba de la mentalidad altruista de Alberto Dacasa es el hecho de que, por cada ejemplar vendido en la primera edición, otro será donado a bibliotecas, escuelas, universidades, hospitales, fundaciones, cárceles y residencia de personas de la tercera edad.

Un libro, repetimos, que es todo un catálogo de superación personal.

Y cerramos este comentario con broche de oro al citar dos valiosos juicios que don Antonio Montero Fernández, alcalde de Avión, nos ofrece en el prólogo:

“Este ayuntamiento tiene una de las rentas per cápita más altas de toda España, pero la riqueza de sus habitantes no puede contabilizarse en euros, ni en bienes materiales, por muy caros que éstos sean. La gente de Avión es esencialmente trabajadora, honrada y perseverante; ahí está la mayor de sus riquezas…

El método Avión” no enaltece la riqueza material como el mayor de los bienes, sino que enfatiza que conseguirlo implica un compromiso con el trabajo, con la honradez y con las personas. Una bolsa llena de dinero poco vale si no se destina para un fin noble”.

 

Te puede interesar: https://www.yoinfluyo.com/columnas/91-nemesio-rodriguez-lois/12981-se-desintegra-la-derecha-espanola

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.