Ideología y dictadura

En México podemos asegurar que acciones ideológicas que atentan contra la libertad, como las instrumentadas por YouTube, cumplen al pie de la letra la “Cuarta Ley de Newton”: “Todo lo que se arrastra, tiende a subir de rating”.


Censura en la 4T


Común denominador

Un punto de convergencia que es curioso entre las ideologías de cualquier color, es que constituyen una respuesta prefabricada a algún problema en específico; y, en el fondo, todas se convierten en una dictadura, no importa si enarbolan banderas del Estado Islámico; del socialismo decimonónico de los Castro en Cuba o de Maduro en Venezuela, Ortega en Nicaragua o de Evo Morales en Bolivia; de Recep Tayyip Erdoğan quien gobierna en Turquía desde el 2014; lo mismo que Adolfo Hitler, Stalin, Leonid Brezhnev o cualquier otro. No resisten la tentación de perpetuarse en el poder.

Por dónde empieza

De inicio, el arranque es mediante una colonización ideológica y comunicacional. Veamos: ¿Alguna de mis admiradas lectoras y gentiles lectores, ha usado alguna vez la expresión “chairos”, “fifís”, “pirrurris”, “conservadores”, “pueblo bueno y sabio”?

La colonización vía terminologías ha penetrado fuerte. Como bien señala Carlos Castillo López: “ése es lenguaje de ellos, de la 4T, que divide y separa a los mexicanos en clases, de acuerdo con sus intereses”. En efecto, quienes amamos la libertad y a México, siempre hablamos de “economía social de mercado”; de “solidaridad”, “subsidiaridad”, “Valores sociales”, “vida y familia”; siempre hablamos de la “hipoteca social de la empresa”, “educación y capacitación para desarrollar el talento humano”, y de la urgente necesidad de “despertar vocaciones emprendedoras”.

Hoy, todos estos conceptos están “satanizados” porque son expresiones “neoliberales” con las que es necesario acabar. Por eso la censura cínica o disfrazada; cruel o soterrada. Por eso la nube de “bots” en contra de quien se atreve a disentir y/o pensar de otra manera, que van desde la majadería, las patanerías, hasta las amenazas abiertas.

El escribano no puede asegurar la teoría de un complot, pero parece. Recientemente, YouTube se convirtió en el Torquemada en las redes, al dejar fuera del aire el canal de “LaContra.TV”. De nuevo, solo la protesta social y de varios cientos de organizaciones, lograron que se diera marcha atrás y el canal recuperara su espacio. (Cfr. wttps://www.religionenlibertad.com/polémica)

Es interesante porque la nota refiere: “LaContra.TV es un canal que critica la ideología de género, el feminismo radical y otras ideologías antifamilia que ha sido censurado -cerrado- por YouTube tras 3 años y cientos de videos”. Dicho de otra forma, la censura vino porque el canal es crítico con la ideología de género, el feminismo radical y disolvente, así como analista fuerte de otras ideologías radicales antifamilia.

Evitar fuga de consumidores de LaContra.tv

Hasta mercadológicamente resulta un tiro en el pie para YouTube, porque el canal censurado lleva más de tres años al aire y tiene más de 190 mil seguidores. No es un mercado menor, ya que ha publicado más de 1100 videos que llegan a 70 millones de visualizaciones.

La gota

Para algunos medios, la nota se fue a interiores y en otros, prácticamente, no obtuvo espacio informativo. Es probable que mis adoradas lectoras y amables lectores recuerden el tema del preso que se autopercibía como mujer exigió –y el juez, en seguimiento de la ideología de género, concedió– encerrarlo en un recinto para mujeres. El sujeto embarazó a varias reclusas y abusó sexual y psicológicamente de varias más. Los hechos fueron denunciados en La Contra TV en los últimos años.

Deduciendo

Primero, en efecto, YouTube censuró gravemente y atentó de manera directa contra la libertad de expresión. Segundo, la censura es totalmente antidemocrática y como dice José Manuel Dopazo –director general de LaContra.TV– estas acciones cercenan la libertad, porque están atadas a la teoría del pensamiento único.

En consecuencia, solo pueden tener voz, quienes se arrodillen ante lo que se considera “políticamente correcto”.

Conclusión

En México podemos asegurar que acciones ideológicas que atentan contra la libertad, como las instrumentadas por YouTube, cumplen al pie de la letra la “Cuarta Ley de Newton”: “Todo lo que se arrastra, tiende a subir de rating”.


Te puede interesar: Floristas y floreros en la 4T

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.