¿Qué hacer para que nuestros hijos no pierdan la capacidad de asombrarse?

Que nuestros hijos no pierdan su espíritu de ayuda y empatía con la sociedad por falta de asombro.



El panorama para nuestros hijos es cada día más difícil porque la sociedad los estimula en demasía y les genera curiosidades que, en nuestros tiempos, los niños no teníamos.

Yo creo que es importante darnos cuenta que es mejor que nuestros niños y jóvenes no pierdan la inocencia tan pronto y tampoco la capacidad de asombrarse ya que de ella dependen la creatividad, la generosidad, el que puedan hacer empatía y ayudar a otras personas, etc.

Por eso aquí te dejo mis 5 tips para lograr que nuestros hijos no pierdan la capacidad de asombrarse.

Primero. Que aprendan a reconocer lo que sienten.
El saber ubicar los sentimientos y ponerles nombre hace que estemos atentos a todo y siempre dispuestos a recibir las novedades de cada momento.

Es importante educar a nuestros hijos porque la sociedad busca que nada nos mueva el alma, que nada nos cuestione o interpele, pero es importante que a nuestros hijos les demos la oportunidad de sentir y de asombrarse de lo que sienten a cada momento de su vida.

Recordemos que ellos están aprendiendo todo el tiempo, por eso debemos aprovechar este impulso natural para educarlos.

Segundo. Evita la costumbre.
Debemos tener cuidado en no confundir rutina con costumbre. La rutina solo les da la seguridad de saber qué sigue y de organizar su tiempo, pero la costumbre genera fastidio, desánimo, cansancio y mina la capacidad de asombro.

Para lograrlo es importante que busquemos actividades novedosas que no rompan con la rutina de nuestros hijos; pero que de pronto la hagan novedosa, interesante, ¡simplemente asombrosa!

Cualquier día podemos cambiar el lugar de comida y hacer un día de campo en el patio o jardín de la casa o dejar el coche en casa y caminar hasta la papelería para ir contando los pasos que damos para llegar allá.

Dependiendo de la edad de los hijos podemos pensar en actividades que les estimulen el asombro y la creatividad.

Tercero. Cuidado con el bombardeo de imágenes.
El exceso de imágenes al que están sometidos nuestros hijos en la actualidad es tremenda y esto generaba ceguera ya que se vuelven inmunes a los estímulos visuales, es por esto que de pronto ya no vemos cuando alguien necesita ayuda en la calle o ignoramos al indigente que nos estira la mano para solicitar ayuda.

¿Cómo evitarlo? Debemos hacer conciencia en nuestros hijos de esta situación; podemos ir preguntando cuando circulamos por la calle cuántos anuncios de bebidas ven o que nos digan los colores de los coches que pasan cerca de nosotros, esto genera que se mantengan alerta y con los sentidos abiertos para captar lo que está a su alrededor.

Esto estimula la capacidad de asombro y además educa los sentidos al hacer conciencia de lo que perciben a cada momento.

Cuarto. Usa tus cinco sentidos.
Es por esto que es de vital importancia que fomentemos el uso de los cinco sentidos en nuestros hijos desde pequeños.

Debemos estimularles desde pequeñitos, desde recién nacidos, los sentidos con música clásica, imágenes suaves, colores diversos y sobre todo que les platiquemos mucho sobre lo que pasa en el mundo y lo que eso nos genera en nuestros sentimientos y cómo debemos reaccionar ante tales estímulos.

Nuestros hijos nacen sin estas capacidades desarrolladas y es importante que les ayudemos a desarrollarlas al máximo.

Y quinto. Disfruta el aquí y ahora.
También es importante que les enseñemos, con el ejemplo, a disfrutar cada momento de la vida. Esto ayuda a que podamos asombrarnos de las maravillas que Dios nos regala y de tantas cosas lindas que nos suceden a lo largo del día y que el ritmo de vida que llevamos y las conductas impuestas por la sociedad nos impiden disfrutar.

Ojalá que todos tratemos de recuperar esa capacidad de asombro que hemos ido perdiendo con el paso de los años y que logremos que nuestros hijos no la pierdan. La inocencia es un gran tesoro que vale la pena defender.

Te puede interesar: Niños felices y exitosos 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.