Mujer, sé lo que eres

Saber educar a nuestros hijos en lo que representan las palabras “feminismo” y “machismo” es fundamental hoy en día.


Feminismo y machismo


En estos días en los que la sociedad está tan permeada de conceptos como feminismo y machismo, es necesario aclarar la diferencia entre feminidad y feminismo.

La feminidad son todas las características que hacen a la mujer ser mujer, en cambio el feminismo no es otra cosa más que el machismo disfrazado.

Por eso es muy necesario educar a nuestros hijos basándonos en los conceptos verdaderos y en los valores que nunca cambian así que aquí te dejo mis 5Tips para lograrlo.

Primero. Que no te de pena vestir como mujer.
Por ahí se dice que el hábito no hace al monje… pero le da identidad.

Es importante que no nos dé pena vestirnos con vestidos y con faldas. No digo que no nos pongamos pantalón, pero sí que sean muy femeninos.

El ejemplo para nuestras hijas es vital.

Segundo. Los detalles son importantes.
Cuando nosotros hacemos uso de los detalles como son los collares, listones, bolsas, etc. que no deben ser caros, pero sí lindos.

Este punto nos da oportunidad de desarrollar nuestra creatividad y desarrollar nuestra feminidad y provocar un ambiente femenino y no feminista en nuestro entorno.

Si nuestros hijos se acostumbran a ver a las mujeres femeninas, les estamos generando seguridad y también que ellos reafirmen su masculinidad.

Tercero. Debemos tener un arreglo digno, no de más, pero tampoco de menos.
Es muy importante que nos demos cuenta que nuestra imagen es muy importante.

Tan malo es arreglarse en extremo, dándole un culto al cuerpo y con un sentido materialista, como el no arreglarse… ya que esto puede denotar que no tenemos cuidado de nuestra dignidad de persona y de hija de Dios.

Cuarto. Da testimonio de que la mujer es la corona de la creación.
Debemos ser las primeras promotoras de la dignidad de la mujer con nuestro ejemplo y desde nuestra familia, educando a nuestros hijos para que sepan respetar a todos y darles su lugar.

Así ellos tendrán claro que la mujer no es un objeto, que es una persona, así vamos educando a nuestros hijos y vamos abriendo camino para que la mujer llegue a tener el lugar que merece como corona de la creación de Dios, imagen y semejanza Suya.

Y quinto. Educa a tus hijos de forma coherente.
En nuestras manos tenemos la mejor forma de lograr redignificar a la mujer al educar a nuestros hijos con los valores y virtudes adecuados.

Con los conceptos verdaderos, basados en el modelo natural y apoyando esta educación en lo que el magisterio y la doctrina de la Iglesia nos marca.

Es importante que seamos las mejores promotoras de los conceptos reales y veraces de la feminidad y la masculinidad, de la familia y así estaremos educando a los futuros padres y madres de familia.

En nuestras manos está que nuestro testimonio eduque a nuestros hijos con amor.

¡Mujer… sé lo que eres! La belleza, la ternura y la feminidad de la creación.

Te puede interesar: Familia, escuela de amor 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com