Simposio sobre la familia

Todas las familias se enfrentan a desafíos durante su caminar por la vida. Siempre es muy positivo saber cómo los han resuelto otros para salir del error de sentirnos incomprendidos.


Problemas en familia


Del 23 al 26 de julio, se organizó el Simposio Internacional Virtual de Matrimonio y Familia, con ponentes excelentes de varios países del mundo, abordaron temas variados, para todos los gustos y necesidades. No se escatimaron esfuerzos, los ponentes fueron Consultores familiares, tanatólogos, terapistas, activistas como Marcial Padilla que expuso casos muy interesantes sobre asuntos de familia, recogidos durante la amplia experiencia en los múltiples trabajos vividos desde hace varios años.

Fue la oportunidad de ver que los problemas que parecen insalvables o solamente existentes en el matrimonio propio, son también asuntos concernientes a otros. Muchas personas del mundo entero pudieron conectar con expertos y aumentar a su directorio sobre instituciones y profesionales al servicio de temas tan cercanos como son tantos problemas y retos actuales para cada miembro de la familia o para la institución familiar como tal.

Los ejes temáticos fueron: prevención de adicciones y de violencia familiar; manejo de conflictos; noviazgo; relación de pareja; sexualidad en el matrimonio; embarazo, crianza; comunicación; valores; roles y responsabilidades; redes y medios; familia y trabajo; educación afectivo sexual; políticas públicas y derechos; resiliencia, familias especiales, pérdidas.

Voy a citar solamente a algunos de los ponentes y pido disculpas a los demás, porque todos los tratamientos fueron muy certeros y enriquecedores. Hago mención especial de Indalecio Montemayor y Karla García cofundadores de Familink, quienes además de desarrollar sus respectivos temas, presentaron o entrevistaron a los diversos ponentes.

Indalecio Montemayor habló de tres herramientas prácticas para mejorar el matrimonio. De manera muy pedagógica inicia con lo que llama “tomografía”, momento para registrar las actitudes y las expectativas de cada cónyuge. Sigue la advertencia de cuatro actitudes: de crítica, defensiva, despreciativa y de evasión. Finalmente señala cuatro remedios: planteamiento suave del asunto por resolver; adoptar la responsabilidad correspondiente; también adoptar la cultura del aprecio para sobreponerse a lo que afecta, y finalmente hacer el esfuerzo personal de serenarse.

Jokin de Irala, profesor de la Universidad de Navarra, autor de varios libros abordó la gestión del cariño en las relaciones del noviazgo y del matrimonio. El título del tema lo dice todo: “Te quiero por eso no quiero. El valor de la espera”.

Diana Villarreal de Fernández trató de “¿Qué hemos aprendido como familia en esta contingencia?”. Inicia con la real experiencia de que somos vulnerables y con la experiencia de la ayuda mutua de los miembros de la familia con los naturales altibajos, pero con el descubrimiento real de su importancia.

Nancy Salas, directora de Infamilia tocó el tema de las políticas familiares y casos de éxito de los que ella puede dar fe como testigo en primera persona, gracias a la institución que dirige.

Eduardo Verástegui mencionó la página vivamexico.org. Allí se citan modos de rectificar los actos que no deberían darse en la conducta, y de la paciencia para esperar los buenos resultados del nuevo rumbo de la vida.

Armando Duarte trató del perdón en la pareja. Autor de libros con el tema: “Construyendo familias fuertes”. Hace ver la dificultad para perdonar las heridas de las personas más queridas, sobre todo la traición al cónyuge que ha entregado su vida y las dificultades de ese tipo de perdón, aunque no la imposibilidad. Señala lo que sí es perdón y sus pasos. Señala que perdonar no equivale a olvidar. Olvidar no depende de la voluntad, lo mejor es recordar el agravio perdonado y eso ya es saludable y superado. Se ha de reconocer la herida pero no se debe llevar a cuestas. Tampoco se trata de justificar actos que lastiman. No es reprimirse, es reconocer lo que no debe ser, el perdón también ayuda al otro a rectificar. Perdonar es acto voluntario para liberarse de cargas de resentimiento. El primer beneficiado es el que perdona, al perdonar muestra su magnificencia y también reconoce que de algún modo pudo ocasionar el agravio. El perdón tampoco depende del agresor este enfoque deteriora la libertad personal. El perdón siempre es un proceso de sanación profunda. Como a veces es difícil, se ha de buscar una ayuda de alguien bien orientado. También se debe aprender a perdir perdón para restaurar la relación. Es muy bueno el arrepentimiento, es sufrir por haber herido.

Nicté Sánchez Badelt presentó el tema “Entendiendo las heridas emocionales”. Explicó la importancia de trabajar en la influencia de las heridas vividas. No es lo mismo recibir una agresión de alguien cercano y querido al de una persona extraña. Tampoco es lo mismo un suceso aislado que experiencias reiteradas. Además, cada uno tiene modos de vivir la resilienciay de enfrentar situaciones adversas. Tomar en consideración las carencias que acompañaron el suceso. Lo importante de la pertenencia y de sentirse aceptado y amado, si eso no se da es necesario ver porqué para resolver la herida traumática. Tomar en cuenta las creencias y los significados, de otro modo los enfoques pueden desorientar y dar lugar a reacciones inadecuada. Se deben analizar las heridas que forjan problemas en la personalidad.

Yanin Pavlovich habló de “Los cinco lenguajes del amor”. Amor es mucho más que confundirlo con recibir halagos y regalos, error muy frecuente para tratar de compensar las deficiencias. Al tener muestras de amor, es muy importante que el destinatario se sienta querido, y si no lo capta hay que investigar qué sucede. A los hijos darles la bienvenida al mundo. Estar alerta a síntomas de rutina que son muy dañosos.

Carla de Fuentes, consultora familiar, expuso el tema de la sexualidad en el amor. Asunto del que se debe hablar con tus hijos, a cualquier edad lo necesitan. Entender que los niños desde preescolar, primaria, secundaria y bachillerato necesitan conocer de ese tema, explicarles desde su óptica. Esas conversaciones son muy bien venidas pues les interesa a ellos.

Aline Vargas autora del libro Neuroparenting enfocó sus ideas sobre ese tema explicando científicamente los resultados alcanzados en la mejora de la dinámica familiar. Incorpora estrategias de la Psicología positiva y relaciona reacciones con el soporte biológico del organismo humano. Por ejemplo, localiza la relación del razonamiento, de las emociones y de las acciones. De modo pedagógico usó láminas para explicar cómo estimulan las reacciones de los padres, eso ayuda a mejorar las respuestas.

El uso de estupefacientes, la pornografía, participar en la sociedad civil, educación financiera, desajustes emocionales, el reencuentro del padre y la madre tras el nido vacío, cómo enfrentar adversidades no esperadas como la infidelidad, relación entre sexo y amor, heridas causadas en el día a día fueron temas reiterativos. Siempre es muy positivo saber cómo los han resuelto otros para salir del error de sentirnos incomprendidos.

Sugiero que quien se interese por saber más puede informarse con estas personas.


Te puede interesar: La comunicación constructiva en la familia

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.