Estado laico y estado laicista

Es más fácil gobernar con un Estado laicista porque se crea uniformidad, todo se rige sin matices, aunque se atrofie la iniciativa de los ciudadanos. Sin embargo, el Estado laico, aunque más difícil, es el que auténticamente supone progreso porque cuenta con la participación ingeniosa de los ciudadanos educados.


Estado laico y Estados laicista 


Dos sucesos del ámbito político, uno en México y otro en Brasil me hicieron relacionar los espacios personal y social. Somos personas y nos encontramos siempre en un entorno social donde recibimos estímulos y en donde nos expresamos.

El de México se refiere al reciente reparto de la Cartilla Moral, el de Brasil es el discurso de Christine Nogueira do Reis Tonietto al tomar el cargo de titular del Ministerio de Educación, en octubre de 2018, bajo la presidencia de Jair Bolsonaro.

Convicciones:

No cabe duda que el modo de ser –temperamento, educación, manera de asumir la propia historia– influyen en nuestra conducta. Este es un aspecto sumamente importante para predecir el desempeño de una persona porque trae consigo una trayectoria que refleja la fuerza o debilidad en las convicciones.

Las convicciones son aquellos saberes que todos tenemos. Si la persona los valora obviamente serán para ella un punto valioso para la toma de decisiones y para el desempeño. Si la persona no los valora, porque los siente como una imposición, buscará el modo de evadirlos y estará sujeta al vaivén de las opiniones circundantes.

En principio, a todos nos gusta una persona congruente con lo que piensa, quiere y realiza. Ésta nos da la seguridad de que cumplirá sus promesas y defenderá sus compromisos. Es alguien con raíces, que no improvisa ni busca alagar a quien tiene una investidura superior.

Estado laico:

Conviene definir al Estado laico y no confundirlo con el laicista. El Estado laico asume su papel de institución que busca el bienestar terrenal de todos los ciudadanos circunscritos en su demarcación. No sustituye las competencias religiosas ni las combate, sabe respetar las responsabilidades propias de una institución natural y de la sobrenatural. Los principios que defiende son la libertad de cada persona y el orden que beneficia a todos.

Por eso, interviene en la educación para asegurar el recto uso de la libertad y para prescribir una serie de normas que aseguren el orden en beneficio de la convivencia del colectivo plural a su cargo.

El Estado laicista es aquel que impone el punto de vista de quienes asumen la autoridad. Si son antirreligiosos persiguen a los religiosos; si privilegian a un tipo de religión la imponen a los demás, en detrimento de otros credos. Si, por ejemplo, tiene un único punto de vista de la organización laboral la impone y asfixian otros modos de organización que pueden ser mejores en determinados sectores.

En el fondo el Estado laicista es autoritario, no respeta la libertad y su sistema educativo se vuelve un adoctrinamiento unívoco. La regulación del orden social se vuelve fiscalización y sometimiento.

Es más fácil gobernar con un Estado laicista porque se crea uniformidad, todo se rige sin matices, aunque se atrofie la iniciativa de los ciudadanos. Sin embargo el Estado laico, aunque más difícil, es el que auténticamente supone progreso porque cuenta con la participación ingeniosa de los ciudadanos educados.

Y la dificultad del Estado laico se debe a que se respetan los credos de los civiles y por eso, no se restringen los variados lugares donde practican sus ritos. Se respetan también los antecedentes culturales de algunos grupos que vienen de otros lugares. Vale la pena el enriquecimiento debido a las aportaciones de todos. El Estado laico no se sale de su sitio para ejercer otros deberes que no son del beneficio temporal.

Reparto de la cartilla moral:

Con estos antecedentes, es posible reconocer el derecho de la autoridad civil para proponer una cartilla que ayude a mejorar el desempeño ciudadano. Pero, como señala Jorge Traslosceros, investigador de la UNAM, la Cartilla Moral no ha de asociarse ni privilegiar a la comunidad religiosa a quien se le encarga el reparto.

Tampoco la Cartilla Moral sustituye las normas morales que se pueden dar en la familia o en diversos grupos religiosos. La Cartilla Moral tiene que ser tan general que dé buenas bases para cualquier otro tipo de instructivo.

Discurso de Chris Tonietto:

El 5 de julio de 2019, Avenir dela culture, publicó el discurso de la toma de protesta de Christine, en el Congreso de Brasil. De sus palabras cito las siguientes: "Quiero dedicar nuestro mandato a Cristo, Rey del Universo, a Nuestra Señora de Aparecida, Patrona de Brasil, que es la tierra de la Santa Cruz. Quiero reafirmar aquí mi compromiso moral al servicio de la defensa de la vida desde su concepción, la defensa de los valores cristianos, la lucha contra el aborto y la ideología de género, la corrupción y el crimen. Insto a los jóvenes brasileños a no perder la esperanza en nuestra nación. ¡Quiero servir a mi país con todo el amor, la ética, las cualidades morales y el vigor que mi fe católica me inspira con tanta fuerza!"

Continuó: "¡Les deseo a todos un excelente mandato y que sean bendecidos! Que Dios bendiga nuestras acciones en esta asamblea legislativa. ¡Viva Cristo el Rey!"

La eligieron para el Ministerio de Educación conociendo su postura, y con una trayectoria profesional muy destacada. Tiene 27 años, está casada, abogada de profesión. Ha trabajado en la Comisión de Justicia y Ciudadanía, en la Comisión de Defensa de los Derechos de la Mujer, en la Comisión de Seguridad Social y Familia, en la Comisión de Legislación Participativa.

Es legítimo que manifieste las intenciones que mueven su desempeño laboral, pero es de esperar que trabaje para todos los ciudadanos, desde el Ministerio de Educación, respetando todos los credos.

 

Te puede interesar: Leonardo, un maestro ejemplar

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.