Responsabilidad del candidato

Los candidatos deben ser coherentes con las demandas de las personas, la mayoría responderá positivamente ante el desempeño ético que muestren y pronto se cambiará el rostro de nuestra sociedad.



El altruismo de un candidato frente al trabajo que promete realizar es de desear que responda a las características de un auténtico líder. Un auténtico líder ha de comprender a las personas a su cargo, fundamentalmente sus necesidades. Y no de manera vaga sino adecuada a las respectivas condiciones de vida. Tratarles con respeto y afecto, pero con la urgencia de resolver con orden los problemas. El compromiso es ser solidario con todos y excluir las ambiciones personales.

En concreto, cuando un líder asume un cargo debe saber gobernar esa parcela. Tener estudios y experiencia. Los estudios garantizan que tenga datos amplios sobre ese campo. Y la experiencia muestra cómo ha resuelto problemas semejantes, y ahora puede afrontarlos con más acierto y prontitud.

Estos dos factores: resolver los problemas para mejorar las condiciones de vida y saber gobernar, deben conseguir resultados tangibles a corto plazo y a largo plazo. A corto plazo mejorar la vivienda, el trabajo y la educación. A largo plazo se han de crear instituciones que solidifiquen los logros del corto plazo, y además que garanticen la vida, la salud, la seguridad, el tejido familiar y social, el desarrollo equitativo, la innovación.

El elegido ha de dar resultados palpables para todos. Ha de evitar quedarse en las promesas. Su voluntad ha de ser la de ayudar a todos sin reducirse a sus conocidos o con los que ha establecido compromisos. El compromiso es dar soluciones con visión de futuro.

Desempeñar un cargo directivo siempre coloca en un puesto superior. Con el tiempo, la persona se acostumbra a ese nivel porque adquiere seguridad, sabe lo que debe hacer y lo hace bien. Este es un momento muy peligroso, puede pervertirse si no acepta contrapesos, además nunca faltan aduladores que quieren prebendas. Le ayudará escuchar a los subalternos para ejercer su liderazgo con los demás. Las soluciones serán adecuadas porque resolverán los problemas reales y actuales. El compromiso es gobernar con su pueblo y para su pueblo.

Un líder ha de ser humanista más que expeditivo. El humanista se preocupa por las personas, las entusiasma, las anima. El expeditivo se preocupa por lo que tiene que hacer y por lo que hacen los otros. El humanista es visionario, señala el rumbo y está atento a la buena ejecución de los colaboradores. Al término de la gestión fomenta la evaluación y el modo de compartir las experiencias para que todos crezcan. El compromiso es formar a los colaboradores para enriquecer a la patria con mejores ciudadanos.

Personalmente, el líder debe desarrollar y fortalecer las siguientes cualidades: (1) análisis objetivo del presente, a partir del diagnóstico de la situación, (2) visión: tender un puente al futuro con magnanimidad en la meta, (3) compartir la visión, explicarla con apertura al equipo, promover la reflexión y la aportación de todos, (4) llevar a cabo el plan, confiar en el equipo y supervisar para animar o para corregir y para marcar el paso con fortaleza. El compromiso es dar resultados con el plan previsto y en el tiempo preciso.

En cualquier trabajo, pero más en la política, se hace frente a éxitos y a fracasos, con las consecuentes alabanzas o incisivas críticas.

El líder ante el fracaso tiene que mantenerse como líder. Este resultado ofrece la oportunidad de mostrar serenidad y fortaleza. Sobreponerse para analizar los hechos y conocer aspectos insospechados. Con esos datos recomenzar con las aportaciones de los colaboradores. También fortaleza para descubrir los fallos y poner remedios, sin descalificar ni humillar ni buscar injustamente a culpables. Ante la adversidad no hay prepotencia. El compromiso es fortalecer la unidad del equipo y ganar en confianza mutua para afrontar las pruebas futuras.

Ante el éxito, nunca cometer la injusticia de adjudicárselo exclusivamente. El líder con su equipo lo han alcanzado. El líder ha de darle su lugar al equipo. El compromiso es reforzar el trabajo en equipo y fortalecer la autoestima de los colaboradores.

Los comunicadores tienen un papel muy importante porque pueden apoyar o descalificar a un candidato. Es de desear que califiquen o descalifiquen con veracidad y justicia. Así lo hizo Chesterton. Él señala unas notas para los auténticos ciudadanos empeñados en sacar adelante a su patria. En ese momento estaba frente a unas elecciones y desempeñaba el trabajo de periodista. Ante ese grande y grave momento de elecciones, renueva su compromiso personal y efectivo de trabajar lo mejor que pueda por su país al que ama. Y añade: “A veces es fácil dar la sangre por la patria, y más fácil dar dinero. Lo difícil, a veces, es darle la verdad.” (Luis Ignacio Seco, “Chesterton”, Palabra, p. 128).

Los comunicadores tienen mucho poder, con su información pueden sostener a candidatos que harán el mal y descalificar a los que harían el bien. Esperamos lo contrario y que no se amilanen ante las presiones de los grupos delictivos.

Urge mostrar el verdadero rostro de la dignidad de la política, actualmente tan desprestigiada pues muchos oportunistas se han disfrazado de políticos y han pactado con los corruptos. El compromiso ineludible de un auténtico candidato es instaurar el orden y la paz.

La política es el servicio a la comunidad para conseguir el bien común. Es común porque es para todos los miembros de la sociedad. Los políticos deben velar por los derechos humanos y conseguir un espacio ordenado.

El trabajo en este momento es muy arduo porque muchos ambientes han sido tomados por los grupos delictivos y se han apoderado también de muchos cargos públicos. No reina precisamente el orden ni la justicia. La corrupción se ha generalizado.

Sin embargo, la mayoría quiere paz y justicia, y si los candidatos son coherentes con estas demandas, la mayoría responderá positivamente ante el desempeño ético que muestren y pronto se cambiará el rostro de nuestra sociedad.


Te puede interesar: Por quién voto 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.