Anacleto González Flores y la revolución ciudadana

Hablaba con fuerza para despertar conciencias y levantar a los jóvenes de su apatía por las cuestiones sociales y políticas.


Revolución ciudadana


Estamos viviendo una situación en la que la participación ciudadana en cuestiones políticas está cobrando vida después de haber estado dormida durante muchos años.

Anacleto González Flores fue un ciudadano precursor de los movimientos ciudadanos en defensa de la libertad de los ciudadanos y de la lucha por crear un México más libre y más justo.

Anacleto González Flores nació en Tepatitlán, Jalisco, en 1888, de clase muy humilde, pero con cualidades naturales de liderazgo que lo llevarían a destacarse como un gran despertador de la conciencia ciudadana para la participación en acciones de tipo social y político, pues aunque se le identifica con la defensa de la libertad religiosa atacada por el presidente Plutarco Elías Calles, su acción rebasaba este objetivo y buscaba la formación de auténticos ciudadanos, responsables y comprometidos con el destino de México para que este país fuera próspero, no solamente en el aspecto económico, sino también en la formación cultural, artística, intelectual y espiritual. ¿Para qué es la base? Para poder tener ciudadanos plenamente humanos y comprometidos y que fueran los conductores de esta nación, y que además tuvieran una voluntad que les permitiera ser congruentes y aún heroicos defendiendo sus ideales.

Anacleto González Flores buscaba sobre todo que la juventud fuera idealista y se formara sobre los valores más trascendentales, cosa que podía hacer porque era una persona de una gran cultura que conocía la historia de la humanidad desde sus inicios, incluidos los filósofos clásicos hasta los filósofos contemporáneos de su época, incluyendo aquellos que tenían ideas radicalmente opuestas a las suyas como los positivistas y los socialistas.

Además era un hombre no solamente de palabras o de ideas, sino de acciones concretas, y poseedor del don de la palabra, como gran orador conseguía mover almas y voluntades hacia una lucha pacífica, pero muy activa y que diera batalla a aquellos gobiernos que emanados de la Revolución eran contrariamente a lo que predicaban absolutistas.

“El maestro” como era llamado Anacleto invitaba a realizar acciones de protesta como boicot contra el gobierno, a manifestaciones y a participar en la prensa y en todos los medios de difusión disponibles en su época. Llamaba a una auténtica revolución, pero que debería empezar por el cambio en los propios ciudadanos y combatía los efectos de la Revolución Mexicana porque las revoluciones en su conjunto no habían nunca cumplido sus objetivos y decía al respecto:

“Hace poco más de tres siglos que la humanidad se halla poseída del vértigo de la Revolución, que la piqueta demoledora de la negación, después de conmover los cimientos en que descansa el orden en su aspecto individual y social, amontona ruinas y derrumba todas las construcciones como si estas se apoyaran sobre la arena... Y es que la Revolución es esencialmente demoledora, porque es la negación de la autoridad que es esencialmente ordenadora y reconstructora; es que la Revolución es la anarquía en toda su fuerza y la demolición de la autoridad que es el orden y la simetría en toda su pujanza”.

Hablaba con fuerza para despertar conciencias y levantar a los jóvenes de su apatía por las cuestiones sociales y políticas.

“Entre nosotros se ha perdido la esperanza y se ha extinguido la juventud. Y esto explica el empequeñecimiento de horizontes y la irritante mediocridad de nuestra vida individual y colectiva. Lo microscópico nos fascina y nos atrae, porque las alturas nos causan vértigo y porque las duras y recias ascensiones para medirnos con las águilas, nos llenan de espanto”.

Llamaba a la unidad de los mexicanos y sobre esta necesidad decía lo siguiente:

“La Unidad es una condición esencial para la vida. Allí donde cae la tea de la discordia y raja y se hunde el hacha de la división, la vida está en peligro. Aun en su aspecto puramente individual, se desquicia y fracasa cuando falta la unidad. Una personalidad robusta y victoriosa no es más que la expresión más alta y clara de la unidad. Las personalidades endebles y raquíticas, ante todo, padecen una guerra interna y sorda que ha desquiciado la unidad de pensamiento, de voluntad y de acción. La raíz profunda y vital de un pueblo se encuentra en la unidad. Por eso, nada es demasiado sacrificio, si ese sacrificio va en línea recta a conservar, defender y rehacer la unidad”.

Logró movilizar a la sociedad sobre todo en Jalisco y los estados aledaños creando la Unión Popular a la que se unieron miles de personas. Su programa de trabajo tal vez requería de un periodo de trabajo largo y muchos de sus mismos seguidores no tuvieron la paciencia suficiente para ver los resultados de su propuesta y pese a su oposición se lanzaron a las armas en la llamada guerra cristera, y considerado por muchos como el líder moral de su causa se vio obligado a apoyar el movimiento, aunque él nunca consideró tomar las armas. El gobierno federal lo consideró un adversario peligroso e insobornable, y por eso en compañía de otros grandes mexicanos, Miguel Gómez Loza, Jorge y Ramón Vargas González y Luis Padilla, amigos y colaboradores de su trabajo, fueron apresados y en una farsa de juicio torturaron al maestro para que revelara dónde estaba oculto el arzobispo de Guadalajara y los líderes cristeros, y al negarse fue torturado y fusilado con sus amigos el 1 de abril de 1927.

Un ejemplo de heroicidad y de congruencia y amor por un México mejor, basado en una revolución del espíritu que contrasta con el espíritu de odios y venganzas que generó la llamada Revolución Mexicana.

 

Te puede interesar: Socialismo o neoliberalismo, pero el pueblo siempre sale perdiendo

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.