Grupos vulnerables o sociedad vulnerable

Creo que debemos trabajar todos por la justicia y el respeto y se debe luchar por la auténtica libertad de expresión y por los valores que han caracterizado a nuestra cultura occidental a favor de la vida.


Justiciar y humanismo


Vulnerable se refiere a que una persona o un grupo de personas pueden ser fácilmente heridos o lastimados, porque no tienen la fuerza o las condiciones suficientes para defenderse de alguna agresión o simplemente de ciertas situaciones desfavorables para ellos que se pueden presentar en la sociedad. La vulnerabilidad se puede presentar en varios campos como puede ser en el emocional o psicológico, en el económico, social, político, educativo, cultural, ideológico, etc.

Generalmente en la sociedad han existido siempre grupos vulnerables, como por ejemplo los niños, o las mujeres, o las clases más pobres, o los enfermos, y la sociedad ha ido evolucionando para tratar de proteger a estos grupos por medio de leyes e instituciones y educando mejor a la población, desde luego la religión ha sido también un medio para mejorar esa conducta de justicia y generosidad para con estos grupos.

En tiempos más recientes se han incluido en estas categorías a más grupos, por ejemplo, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos considera una amplia gama de grupos vulnerables que incluye entre otros a las mujeres violentadas, refugiados, personas con VIH/SIDA, personas con preferencia sexual distinta a la heterosexual, personas con alguna enfermedad mental, etc.

Sin embargo esto que se presenta indudablemente como una cuestión de justicia y de humanismo, en algunos casos ha ido derivando en cuestiones ideológicas y políticas que han dado un vuelco, y han ido convirtiendo a ciertos grupos antes muy vulnerables en fuerzas sociales y políticas muy poderosos con grandes respaldos económicos, políticos y sociales, y de los medios de comunicación que ejercen presiones sobre la sociedad y los gobiernos, y en la práctica han pasado de ser grupos vulnerables a grupos de presión, que inclusive hacen que las cosas se vean ahora al revés, y se puede decir que la sociedad en su conjunto es ahora la más vulnerable, concentrándonos en este artículo en dos de esas nuevas fuerzas que se engloban en lo que podríamos decir un feminismo radical cuya bandera más socorrida es la de las legislaciones a favor del aborto, y la llamada ideología de género cuyo mejor representante es el lobby LGTBI que se enfoca en visiones no tradicionales de la sexualidad humana e inclusive una nueva visión sobre nuevas formas de familia..

La estrategia que han venido manejando estos grupos es presentarse primero como víctimas, después presentar a todos los que no comparten sus ideas como agentes de odio, apoyados por un aparato publicitario y de mercadotecnia muy acertada han venido conquistando posiciones de tal manera que lo políticamente correcto es apoyar estos movimientos, y por lo mismo lo políticamente incorrecto es hacer un análisis crítico de sus posiciones.

Con gran apoyo por un lado de los partidos de izquierda y por otro de grandes consorcios patrocinados por megamillonarios han llegado a tener posiciones dominantes inclusive en la ONU, y además han logrado que legislaciones de varios países apoyen sus posiciones amenazando con leyes que pueden enviar a prisión a quienes no los apoyan, he inclusive han conseguido cosas tan absolutamente absurdas como que si una persona homosexual quiere dejar de serlo se enfrenta agrandes dificultades porque en ciertos lugares la ley prohíbe tratar con especialistas a estas personas, lo que es un ataque violento a la libertad, de esta manera esos grupos minoritarios y antes vulnerables han pasado a ser grupos de poder y la sociedad está pasando a ser, aunque sea la mayoría, el grupo vulnerable.

Desde luego para estos grupos de presión los enemigos a vencer son los que promueven la visión tradicional de la familia y la sexualidad, y su principal institución a combatir es la Iglesia Católica, cuya doctrina tradicional habla del respeto a todas las personas, incluyendo por supuesto a los homosexuales, pero reprueba los actos sexuales entre personas del mismo sexo, no reconoce el matrimonio homosexual y defiende la vida desde su origen hasta el final, por lo cual inclusive quieren que se declare al cristianismo como una doctrina contraria a los derechos humanos.

Por lo que podemos considerar que hoy se va a llevar a cabo una batalla por la libertad de expresión, ya que estos grupos van contra todas las libertades de expresión que simplemente no apoyen o disputen las posiciones de poder que han ido conquistando, así que los papeles han cambiado, y ahora estos grupos considerados antes vulnerables tienen un enorme poder político, mediático y financiero, y la sociedad es ahora rehén de esta situación y por lo tanto curiosamente una mayoría vulnerable.

Creo que debemos trabajar todos por la justicia y el respeto y se debe luchar por la auténtica libertad de expresión y por los valores que han caracterizado a nuestra cultura occidental a favor de la vida, de la sexualidad orientada al verdadero amor y a la familia tradicional, de otra manera nos veremos sumergidos en un desorden social de consecuencias muy graves.

 

Te puede interesar: El encuentro que marcó el inicio de nuestra nación

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.