La tecnología en nuestra vida diaria

Recuerda que la tecnología debe ser una herramienta útil en tu vida, nunca un obstáculo que te impida vivirla plenamente.



Hemos tenido cambios significativos en cuanto a los equipos de telecomunicación en nuestras vidas: pasamos del telégrafo al WhatsApp, de la televisión en blanco y negro a las tabletas de alta resolución; de los teléfonos fijos a los celulares.

Es por ello que vale la pena reflexionar qué tanto influye esta tecnología en tu vida diaria, la forma en que la utilizamos, por qué y para qué.

Nuestra mente:

Pasamos más de ocho horas al día interactuando con algún aparato electrónico conectado a internet. Esto tiene implicaciones positivas y también negativas.

Nos ayuda a organizarnos mejor, aprender cosas nuevas, a llevar registro de nuestras metas y avances personales, o a acortar distancias con amigos y familiares, entre otras muchas ventajas.

Sin embargo, podemos llenarnos de información dañina, estresante o buscar situaciones en las que estemos expuestos o en riesgo.

Nuestro trabajo:

Por un lado, la tecnología ha hecho que los trabajos sean más flexibles y que el home office (trabajo en casa) o el remote office (oficina remota) sean posibles. Con esto se evitan factores estresantes como el tráfico, se eliminan las barreras de horarios, distancias y contribuyen a crear un sentimiento de productividad y manejo de horarios. Permite también un mejor balance entre la vida familiar y la laboral.

Sin embargo, el utilizar las redes sociales dentro del ámbito laboral hace que muchos trabajadores pierdan tiempo en asuntos no relacionados con el trabajo.

Nuestra familia:

Sin duda la tecnología ha presentado nuevos retos y oportunidades para las familias actuales. Sus integrantes están más comunicados mediante las redes sociales, pero tristemente más alejados en la comunicación de persona a persona. Como papás tenemos la responsabilidad de que la tecnología sea una herramienta para el crecimiento integral de nuestros hijos y NO una forma de vida.

¿Cómo darle el lugar a la tecnología en nuestras vidas?
-Reconoce el problema, cuestiónate qué papel tiene en tu vida, qué puedes o quieres cambiar, o bien mejorar.

-Audita y evalúa tus fuentes de información (noticias, perfiles, amistades). Responde las preguntas: ¿Me ofrecen contenido de calidad?, ¿cómo me hacen sentir conmigo mismo?, ¿me aporta información útil y necesaria en mi vida?

-Cuida mucho lo que recibes: el filtrar las redes sociales y fuentes de noticias es esencial para que recibamos los mensajes que queremos y que construyen. En la vida si una persona te lastima o te hace daño, la evitas; si un periódico o revista te parece de baja calidad no lo compras. ¿Por qué en las redes no habríamos de hacer lo mismo?

-Modela un buen comportamiento: no hagas lo que no quieres que te hagan y piensa muy bien antes de enviar algo. Estas deben ser dos reglas de oro en las redes sociales. Piensa, ¿qué imagen estoy dando?, ¿cómo estoy contribuyendo al diálogo o a la interacción con mis aportaciones?

Recuerda, la tecnología debe ser una herramienta útil en tu vida, nunca un obstáculo que te impida vivirla plenamente.

 

Te puede interesar: La vida con o sin drogas

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.