Para que el dinero no vuele

Lo complicado de los gastos hormiga es que cada familia es diferente, por lo que no somos iguales ni gastamos en lo mismo.


Estirar el gasto


¿Sabías que al año perdemos en casa en promedio $20,000 en gastos hormiga, y que según la Profeco este gasto no contabilizado puede llegar a los $29,000? Imagina, ¿qué harías con este dinero extra al año?

¿A qué me refiero con esto de gastos hormiga? Son aquellos que sin darnos cuenta se van volando, de diez en diez, de veinte en veinte, y al final del día nos damos cuenta que nos hemos quedado sin el efectivo que teníamos al salir de casa.

Para que te des una idea, en un hogar el 35% del gasto se va en alimentos, bebidas y tabaco. Este es el mayor rubro de gastos según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, realizada por el INEGI.

En segundo lugar, está lo que gastamos en transporte con un 19%, seguido por servicios de educación: 12% y por último con un 10% la vivienda y servicios como son la luz, el agua y el gas.

Si analizamos estos gastos, podríamos decir que el único innecesario es el del tabaco, los demás son necesarios para vivir satisfactoriamente.

El cigarro podemos definirlo como un gasto hormiga. Además de que es dañino para la salud, se calcula según datos de la Condusef que en promedio los mexicanos fumaron alrededor de 11 cajetillas al mes, lo que resulta en un gasto anual de $6,600 por persona.

Lo complicado de los gastos hormiga es que cada familia es diferente, por lo que no somos iguales ni gastamos en lo mismo. Lo que es necesario para una, no le es para otra.

Según estas dos instituciones, un gasto hormiga son las comidas rápidas, a las cuales recurrimos en lugar de cocinar. Es una realidad que las distancias entre el trabajo y la casa cada vez son mayores y se complica la comida casera.

Lo primero que te recomiendo hacer es identificar cuáles son tus gastos hormiga, saber en qué se gasta cada peso. Trata de empezar anotándolos en una libreta por quince días.

Sé que no es fácil, pero te ayuda a conocer realmente en que gastas tu dinero. Será el primer paso para tomar el control.

Este ejercicio se convertirá en tu presupuesto quincenal, podrán elegir como familia qué dejarán de hacer para que puedan ahorrar y cumplir una meta en conjunto. Es importante que involucres a toda tu familia, será más sencillo lograrlo.

El hacer un presupuesto es una estrategia para que incluso no se nos olvide el ahorro.

En todo presupuesto, los gastos más importantes como; renta, supermercado, pagos de gas, luz, teléfono, van en los primeros renglones; después cada gasto va bajando en importancia.

Para ordenar las finanzas, el tratar de bajar o evitar los gastos hormiga es un buen primer paso. Es un punto de partida que te ayudará a conocer más tus gastos.

Háblalo con la familia, localiza los gastos hormiga y decidan cómo detenerlos. Cuesta mucho trabajo ganar el dinero, por lo que debemos cuidar la forma en que lo gastamos y así disfrutar de ciertos gustos, diversiones y vacaciones para todos.

 

Te puede interesar: La prisa

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.