Trabajo en equipo

Los seres humanos necesitamos sentirnos parte de algo; por eso, el factor más poderoso en la creación de equipos es el desarrollo de una identidad común.



Si quieres llegar rápido: ve solo. Si quieres llegar lejos: ve acompañado. El hombre es un ser social que necesita de otras personas para vivir, sentir, avanzar.

Si una persona tarda una hora en realizar una tarea, ¿cuánto tardarían dos? La respuesta matemática sería: 30 minutos. Pero cuando se trabaja en equipo, los esfuerzos de los miembros se potencian, disminuyendo el tiempo de acción y aumentando la eficacia de los resultados.

Decía la Santa Teresa de Calcuta: Yo hago lo que tú no puedes, haz tú lo que yo no puedo, y juntos haremos grandes cosas.

¿Por qué entonces nos cuesta tanto trabajo trabajar en equipo? ¿Por qué cada uno trabajamos de forma individual sin considerar a los demás?

Quiero compartir el día de hoy contigo algunos consejos para dejar de operar en forma individual y empezar a crear equipos que funcionen como una orquesta. No importa el giro ni el tamaño de tu empresa, puedes implementar lo siguiente para tener más éxito:

1. Construye confianza: es el elemento principal del trabajo en equipo. Impulsa un ambiente donde todos los participantes conozcan las habilidades de los demás, entiendan sus roles y sepan cómo ayudarse mutuamente.

2. Establece objetivos comunes: para que tus empleados o compañeros trabajen en equipo deben perseguir las mismas metas. Por ello, es importante que comuniques la misión de la empresa de manera uniforme y que definas cómo cada miembro y departamento puede contribuir a cumplirla.

3. Crea un sentido de pertenencia: los seres humanos necesitamos sentirnos parte de algo; por eso, el factor más poderoso en la creación de equipos es el desarrollo de una identidad común. Define qué identifica a tus equipos, fija valores y haz que cada miembro esté consciente de su impacto en el equipo.

4. Involucra a tu gente en las decisiones: nada afecta más un trabajo en equipo que el hecho de que las decisiones sean tomadas por un líder autócrata. Para evitarlo, impulsa la generación de ideas, abre tu mente y motiva a cada empleado a compartir su opinión. Si tienes esta retroalimentación, será más fácil implementar cualquier cambio o estrategia.

5. Haz que haya un entendimiento entre las partes. Es muy fácil criticar o subestimar el trabajo de los demás cuando uno no lo conoce o no lo ha ejecutado. Para crear empatía entre tus trabajadores, realiza ejercicios de rotación entre áreas. Así cada miembro sabrá en qué consiste la labor del otro.

6. Motiva la responsabilidad y el compromiso mutuo: los problemas y los aciertos son compartidos.

7. Impulsa la comunicación: la única manera para que todos trabajen como una orquesta es que existan canales de comunicación adecuados.

8. Aprovecha la diversidad: que haya en el equipo personalidades e intereses distintos.

9. Celebra los éxitos grupales.

10. Sé un líder: todo equipo de trabajo necesita a un líder que guíe y reúna los esfuerzos individuales.

Te invito siempre a hablar en término de nosotros y no quedarte en el yo. Y recuerda: “Si quieres llegar rápido: ve solo. Si quieres llegar lejos: ve acompañado”.


Te puede interesar: Cómo prevenir el abuso sexual infantil 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.