Cómo prevenir el abuso sexual infantil

Los padres somos responsables de nuestros hijos y somos los que debemos estar alerta para evitar que pueda darse una situación de abuso.



Por mucho tiempo este tema estuvo escondido, es difícil de tratar pero importante de poner sobre la mesa. Gran labor han realizado los integrantes de la asociación civil Guardianes al informar a la población sobre esta situación.

En su informe “Percepción del abuso sexual infantil en México”. En 2016, 49% de los mexicanos consideraba que el principal agresor sexual de niños y niñas era un extraño cuando en realidad el 80% de los agresores son los familiares directos: padre, abuelo, tío, hermano.

Hoy, esta cifra ha disminuido y sólo 40% lo cree así, es decir hay más conciencia de que los familiares cercanos son quienes abusan en primera instancia de niñas, niños y adolescentes.

Otro dato importante por resaltar es que la calle era, en opinión de hombres y mujeres (37%), el principal lugar de riesgo para niños y niñas. Sin embargo, hoy podemos hablar de que 6 de cada 10 mexicanos tiene mayor conciencia de que el abuso puede ocurrir en cualquier lugar, especialmente en casa.

Podemos definirlo como toda aquella actividad sexual con o sin violencia entre un adulto y un menor, o entre dos menores, cuando uno ejerce poder sobre el otro.

Aproximadamente el 20% de las víctimas de abuso sexual infantil son menores de 8 años y la mayoría nunca informa del abuso, lo cual afecta su vida fuertemente.

Ahora bien, sabemos la gravedad del abuso sexual infantil. Sabemos dónde ocurre. Lo más importante: ¿Cómo prevenirlo?

Comparto contigo, siete pasos para evitarlo:

1. Conoce los hechos: los padres somos responsables de nuestros hijos y somos los que debemos estar alerta para evitar que pueda darse una situación de abuso. Como ya lo comentamos, una gran parte de las víctimas es abusada por miembros de su familia.

2. Reduce los riesgos: el abuso infantil ocurre cuando un adulto está a solas con el niño. Debemos conocer a las personas que se quedan con nuestros hijos e intentar que otras personas puedan observarlos. Internet es una gran puerta de entrada para los abusadores, debemos supervisar el uso que puedan hacer nuestros hijos de la red.

3. Habla sobre el tema: los niños suelen mantener el abuso en secreto. Los abusadores manipulan y confunden a los niños para que crean que es culpa de ellos o que lo que están haciendo es algo normal o un juego, pueden amenazar al niño incluso con hacerle daño a otras personas de su familia. Hablar con ellos sobre este tema es muy importante.


4. Mantente alerta: estar pendiente de las señales físicas que puedan presentar, así como problemas emocionales o de comportamiento como depresión, rabia y rebeldía inexplicables.

5. Infórmate y aprende a reaccionar: crea un clima de confianza con tus hijos, y SIEMPRE créeles lo que te están diciendo: no quiero ir con ese familiar, no me gusta estar con tal persona


6. Actúa de inmediato cuando tengas sospechas: denuncia de inmediato, ya que los abusadores suelen tener varias víctimas.

7. Involúcrate: apoya las leyes y a organizaciones como Guardianes que luchan contra el abuso sexual a los menores.
Enséñale a tus hijos que NADIE (conocido o desconocido) puede tocar su cuerpo ni hacer caricias que lo incomoden; nadie puede tomarle fotografías sin su consentimiento; no debe recibir regalos a cambio de una petición o condición; revisa los sitios que visita en internet, y dile que siempre te puede platicar lo que le sucede y que vas a creer en él o ella. ¡No al abuso sexual infantil!

 

Te puede interesar: El miedo y las fobias

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.