Éxito en el trabajo: ¿aptitud o actitud?

Tanto la actitud como la aptitud son igual de importantes en un trabajo y en la vida en general.



Dos palabras que se parecen, suenan parecidas, pero son muy diferentes. Y a la hora de buscar empleo o tener éxito en tu trabajo, son sumamente importantes.

¿Cuál es la diferencia entre actitud y aptitud? La actitud es lo que somos. Es decir, nuestra personalidad y la capacidad que tenemos para resolver una situación laboral, es la forma en que haces las cosas, tu predisposición en el trabajo.

Por otro lado, la aptitud es aquello que sabemos. Son nuestros conocimientos, todo lo que hemos ido aprendiendo a lo largo de nuestra vida académica y nuestras experiencias laborales. Son los conocimientos adquiridos, además de las habilidades innatas.

Tanto actitud como aptitud son igual de importantes en un trabajo y en la vida en general. Puedes tener un currículo excelente, de matrícula de honor y llamarás la atención de tus jefes en el trabajo, pero si no acompañas tus logros con la actitud que se espera de ti, puedes fracasar.

Hoy comparto contigo las aptitudes y actitudes más valoradas por las empresas. Empecemos por las primeras:

1. Capacidad de iniciativa: a la empresa le interesa un trabajador que aporte nuevas ideas, propuestas y sugerencias.
2. Adaptabilidad: ser capaz de realizar funciones o tareas diferentes.
3. Capacidad para resolver problemas: analizar la situación y tomar decisiones.
4. Trabajo en equipo: además de trabajar junto a otras personas, se refiere a la capacidad de crear un buen ambiente de trabajo.
5. Versatilidad: que además de tener una especialización, las empresas valoran que la persona tenga capacidad en otras áreas.
6. Creatividad: cualidad muy importante en todo trabajo.
7. Liderazgo: capacidad de dirigir equipos y motivarlos.

Y ahora mencionaré algunas de las actitudes laborales más valoradas en una empresa:

1. Seriedad: trabajadores responsables, previsores y organizados.
2. Empatía: saber ponerse en el lugar de la otra persona.
3. Identificación con la empresa o negocio: conocerla y admirarla.
4. Personas poco problemáticas: se busca personas sencillas y que no se compliquen la vida en su trabajo.
5. Actitud positiva: en el trabajo y en su vida personal.
6. Personas seguras de sí mismas: que transmitan confianza y ganas de triunfar en su vida.
7. Lealtad: capacidad para ser parte de un equipo y mantenerse firme tanto en las adversidades como en los buenos momentos.
8. Honestidad: es una actitud muy valorada por la empresa, ya que reafirma que la persona es valiosa y auténtica.

Como podrás ver, tanto las aptitudes como las actitudes son muy importantes en tu trabajo. No puedes pensar que solo tu preparación académica es suficiente para obtener un buen empleo.

Tus conocimientos y experiencias deben ir acompañados de actitudes positiva. Esto hará que tus jefes confíen plenamente en ti y que puedas desarrollarte plenamente en el trabajo que más te guste y realice como persona.

 

Te puede interesar: Cómo llevarse con la suegra

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.