Septiembre: mes patrio, mes de la Independencia

En ningún otro país se ha fusilado por traidores, sin haberlo sido, a sus héroes máximos, los libertadores, Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero en el caso de México.


Independencia 


Todos asumen como lo más normal, que septiembre es el mes patrio, por el Grito de Independencia el 15 de septiembre y sí que lo es, celebrándolo con el entusiasmo y orgullo que caracteriza a nuestro pueblo. Pero eso fue un día, ¿y todo el mes qué? Pues sencillo que aunque el Gobierno sigue obstinado en no mencionarlo siquiera, el 27 de septiembre se consumó oficialmente la independencia con la entrada triunfante a la Ciudad de México, del Ejercito Trigarante con Iturbide a la cabeza. ¡El mes patrio está completo!

Coincidentemente el principio y el fin de una epopeya, fueron en el mismo mes de septiembre, por ello es correcto designarlo como mes patrio, el mes de la independencia. ¿Por qué se sigue empeñando el Gobierno en ignorar el 27 de septiembre? Siendo importantes el principio y la culminación: ¿no es más importante la terminación de un edificio que el poner la primera piedra? Pudiendo haber quedado todo en la primera piedra, es un gran mérito haber culminado el edificio, ¿por qué no festejarlo también?

¿No será porque a la mafia del país vecino no le convenía un país poderoso católico, rico, en superficie sólo en segundo lugar después del imperio ruso y que llegaba desde Colombia hasta Alaska? Los dos estados más ricos de los actuales EUA, Texas y California pertenecían a México. Por lo que enviaron al funesto Poinsett (masón) que logró que los masones criollos (Gómez Farías, Santana, Zavala y otros), destruyeran el Imperio Mexicano en beneficio de EUA reduciendo su superficie de más de 10 millones de kilómetros cuadrados a tan sólo menos de 2 millones.

En ningún otro país se ha fusilado por traidores, sin haberlo sido, a sus héroes máximos, los libertadores, Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero en el caso de México. El primero es declarado traidor si llegara a pisar tierras mexicanas ¿sólo por eso? y el segundo porque siendo presidente se da cuenta de los manejos de la masonería y la hace a un lado, por lo que lo declaran incompetente y lo fusilan como traidor, ¿traidor de qué?

¿Por qué sigue nuestro Gobierno empecinado en no reconocer los méritos de dos héroes y en soslayar, ignorando la fecha, la culminación de la guerra de Independencia?

¿Por qué siendo la población del país, mayoritariamente católica, se le sigue constitucionalmente (porque aquí todo se hace legalmente, para eso sirve el Congreso y la Suprema Corte de Justicia y como dice Ana Graham, nosotros tristemente solo decimos “está bien”) privándonos de nuestros derechos en aras de una falsa laicidad y se pretende imponernos puntos que van en contra de los principios y convicciones de la mayoría? ¿No se afirma que la Constitución defiende nuestros derechos y que la Suprema Corte de Justicia de la nación, nos garantiza el respeto a estos derechos? ¿Por qué no lo hacen?

Mientras se siga falseando la verdad, apoyado esto por interés por la mayoría de los medios de comunicación y se siga tratando de engañar al pueblo mexicano y al mundo, mientras quieran imponer principios contrarios a la identidad de México y a la naturaleza humana, yendo contra la vida, la familia y la libertad religiosa (ideología de género), promoviendo la perversión de la sociedad, la juventud y criminalmente hasta de nuestra niñez a quienes hacen perder su hermosa inocencia, a través de una supuesta educación sexual, la liberación juvenil, la liberación femenina, la liberación sexual y tantas otra liberaciones, hasta Teología de Liberación llegaron a inventarse. Lo importante para la mafia es apartar al pueblo de dios y de todos los valores que lo hacen grande y poderoso. Mientras la cultura de la muerte siga haciendo mella en nuestra vida será muy difícil salir adelante, la grandeza de nuestro querido México solo seguirá siendo un sueño.

Es justo que ya podamos celebrar el mes patrio, festejando tanto el inicio, como la consumación. Tenemos doble motivo para festejar, de celebrar el mes completo, pero especialmente con mariachis y canciones que salen del alma, cuetes y fuegos artificiales, con platillos mexicanos y uno que otro caballito de tequila o una jicarita de calabaza de un buen mezcal, con una alegría que sale del corazón, orgullosos de tener una patria tan linda, porque como México no hay dos.

Ese sueño tan hermoso de grandeza de nuestro querido México, el que añoramos y que no perdemos la fe de alcanzar y que es posible lograr a pesar de la reducción tan tremenda de la superficie y de la riqueza de nuestro territorio (más de 10 millones de kilómetros cuadrados con Iturbide a menos de 2 millones actuales) gracias a las traiciones (esos sí fueron traidores) de los masones mexicanos. Porque como dice nuestro Himno Nacional: “… tu destino el dedo de Dios escribió” y en nuestra bandera, considerada como la más hermosa del mundo permanecerán para siempre los tres colores “trigarantes” de Iturbide, de libertad, unión y religión. Nuestros valores no nos los podrán arrancar nunca, por más que traten de hacerlo con leyes antinaturales.

Festejemos en el mes patrio, mes de la Independencia con entusiasmo y alegría esos valores con los que nació nuestra nación, un legado que no podemos perder. Celebremos también el 27 de septiembre, con igual o más entusiasmo.

¡Viva México! ¡Viva la Virgen de Guadalupe! ¡Viva Cristo Rey! ¡Vivan los héroes que nos dieron patria, también Iturbide y Guerrero!

“Donde hay Bosques hay Agua y Aire puro; donde hay Agua y Aire puro hay Vida.”

 

Te puede interesar: Fiestas de independencia 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.