A mi padre

Ser buen padre hoy en día implica revelarse contra el statu quo, contra las reglas del mundo, contra todo lo establecido, pero por contraparte es permanecer débil a la voluntad divina.



Aunque el papel del padre ha evolucionado a través de los tiempos, su influencia e importancia en la familia sigue siendo innegable.

 

Te puede interesar: Diversidad

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.