Esperar al 4

Cada Asamblea implicaba muchas horas de trabajo voluntario entre trámites frente al INE y la propia asistencia.


Registro ante el INE


El día de hoy estaba dispuesto para que el INE decidiera sobre el registro de partidos políticos. Sin embargo, volvió a posponer su decisión para el próximo cuatro de septiembre, esta vez con el fin de resolver doce distintos Procesos Ordinarios de Sanción. Ninguno de estos procesos atañe a México Libre. La prudencia, la comprensión y hasta un sentido pragmático nos han obligado a esperar al próximo viernes la decisión del Consejo General del INE con respecto al registro de México Libre que, estoy segura, será favorable.

Con ese registro se reconocerá el esfuerzo –que fue agotador– de miles de hombres y mujeres que construimos México Libre, esfuerzo que amerita el calificativo de hazaña ciudadana porque se trata del primer esfuerzo, en este siglo, de esta magnitud, hecho además sin ningún peso público.

Por el límite de extensión en este artículo, trataré de hacer un resumen y procuraré explicar el camino que nos ha traído a la víspera del reconocimiento oficial de México Libre:

1. Hace más de dos años constituimos “Libertad y Responsabilidad Democrática AC”. Así es, mientras unos actores políticos se cambiaban de partido, mientras otros se acomodaban para quedar bien con el poder, un grupo de mexicanos estábamos decididos a cuidar a México. La decisión de buscar el registro como partido político no fue resultado de un capricho sino de una reflexión profunda. Comprendimos que México exigía momentos de definición y una decisión comprometida.

2. El 21 de enero de 2019 nos presentamos ante el INE decididos a crear este movimiento al que llamamos México Libre. Miramos al frente con valentía a sabiendas que siempre son pocos los que se atreven a dar un paso adelante y que, en la polarización, disentir siempre será difícil. En total se presentaron 106 solicitudes y se aceptaron 88, para terminar siete. Tuvimos que celebrar más de 200 asambleas distritales con más de 300 miembros, e inscribir a más de 233 mil asociados a través de una aplicación. El camino fue más difícil de lo que creímos, pero lo logramos y nos preparó, mejor que a nadie, para la adversidad.

Cada Asamblea implicaba muchas horas de trabajo voluntario entre trámites frente al INE y la propia asistencia. Además, intervenían más de una docena de funcionarios del INE que verificaban la entrega de documentos básicos, el número de asistentes y que se cumpliera con todos los requisitos.

3. El 23 de febrero de 2020 se llevó a cabo la Asamblea Nacional Constitutiva, muy emotiva por el significado que tuvo. Más de un mexicano que no estaba en el movimiento miraba con respeto –y a veces hasta con una agradable sorpresa– el esfuerzo logrado. ¿Vigilados? Súper vigilados. Todavía hace unos 15 días en algún distrito preguntaban en las casas de los asambleístas si era cierto que habían asistido voluntariamente.

4. El 28 de febrero de 2020 presentamos nuestra solicitud ante el INE. Gracias a los más de 8 mil auxiliares voluntarios logramos presentar más de 300 mil firmas y nos validaron 260 mil que, sobra decir, son muchos miles más que las 234 mil que se pedían.

5. Asistimos a las sesiones de capacitación, presentamos puntualmente el informe mensual al que correspondía un escrito de “errores y omisiones” que siempre se respondió en tiempo y forma y se entregaron todos los documentos de manera presencial. Recibimos a todos los auxiliares de auditoría que nos enviaba la Unidad de Fiscalización del INE, les dimos todos los papeles que nos pedían, la entrega fue eficaz y eficiente aun cuando el trabajo voluntario fue la marca de nosotros.

Confío en el INE, pero tengo que reconocer que comparto el sentimiento de angustia que ocasiona la espera y que nos obliga a la paciencia porque estamos ya en manos de la autoridad electoral. Al final de mi reflexión siempre termino con la certeza de que el Instituto estará a la altura de su misión, del trabajo que también desarrollaron en este proceso, que actuarán conforme a su convicción democrática y que interpretarán a favor del ejercicio de los derechos de asociación, a favor de la pluralidad y de la democracia en la libertad. Porque nos vieron poner nuestro esfuerzo, nuestros talentos, vaya, pusimos –como se suele decir– el alma.

Tengo la certeza de que el INE es una institución que honrará su historia, que será leal a la lucha por un estado constitucional y democrático de Derecho; porque esto también es el reconocimiento al propio trabajo del INE, que estuvo siempre presente y que les dará fortaleza para ser leales al momento que vive nuestro país y a su propia vocación. El 4 de septiembre sé que nos dará justamente el registro a sabiendas de que fuimos especialmente vigilados y analizados.

Sé que algo nuevo está naciendo para nuestra querida Patria que se merece el mejor bien posible en México Libre.

 

Te puede interesar: Nosotros cumplimos

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.