Imprimir esta página

Nieto gringo fifí

A la fecha, nadie sabe de nada del Insabi, como escribía esta ñora desde la semana pasada. Insabi para cuándo tendremos un sistema de salud sueco, porque chueco eso sí.


Insabi gringo


Esta ñora no puede disimular lo mucho que la divirtió el mal timing de que el nieto del finjo-que-se-poncha-la-llanta-para-grabar-un-video-sencillito-como-mis-soluciones naciera en un hospital privado y en Estados Unidos. Ciertamente, no es su responsabilidad directa dónde nació el escuincle, perdón, la bendición; pero dado que los simbolismos importan y ha hecho su carrera política sobre ellos, sí tiene una repercusión: tiene un nieto fifí y de pilón, gringo. Sólo falta que el primer vuelo del avión (rentado) presidencial sea para ir al bautizo del chiquillo.

Esta ñora puede imaginar con tanta precisión el evento que podría aprovecharse para hacer el primer encuentro cara con el presidente de Estados Unidos. Para que no digan que el llevo-un-año-contestando-lo-mismo-cuando-Jorge-Ramos-me-confrota no aprovecha bien el tiempo. Trump y Melania incluso podrían ser los padrinos de Salomón Andrés; después de todo ha declarado que es “su amigou” y es al único al que realmente se le cuadra: somos el muro fronterizo, Evo salió en paquetería exprés, ya desmintieron que vaya a haber inversión china en Dos Bocas…

Aunque seguro el agente naranja no está muy familiarizado con las costumbres como el bolo, pues sería el ni-siquiera-sé-cuántos-años-cumple-mi-esposa-que-tiene-más-que-un-tostón quien se encargaría de aventar dinero, después de todo es lo que viene haciendo desde que tomó posesión.

Por su parte, doña risitas Beatriz seguro ya estará haciendo las canastitas de macramé para dar a los invitados como recuerdo. Iban a dar unos platitos de talavera, pero como el enceguecido gobernador de Puebla le declaró la guerra por ser blanquiazul, no quedó de otra que recurrir a las habilidades de la no primera dama. Se va a “rayar Beatriz” como con la comida en el Cardenal. Esta ñora sigue tratando de entender cómo ella fue la que se rayó organizando el festejo en un restaurante evidentemente cerrado para festejar su cumpleaños de ella… Debe ser que así somos las ñoras de hoy, tan autosuficientes que nos organizamos y rayamos haciendo nuestros autofestejos. Además, le alcanza porque recibe un sueldo porque es profesora de tiempo completo en ¡Puebla! a lo mejor se refería a sus dones de ubicuidad –esta ñora fue a escuela de monjas y aprendió esas palabritas– para no ser primera dama y no ser profesora de tiempo completo en una universidad a por lo menos hora y media de la Ciudad de México.

Pero volviendo al asunto del nacimiento de escuincle del no tan escuincle, perdón, de la bendición de la no tan bendición, seguramente hubo alguna deliberación; quizá más profunda que la precedió al lanzamiento del Insabi, porque un embarazo como mínimo dura nueve meses, así que es posible que cuando se tomó con base en las encuestas de popularidad favorables y se esperaba que no le impactara. Lo que seguro no midieron, como esta ñora señalaba, es que se da justo en el arranque desastroso y que presagia el más horrendo fracaso en la política de salud. A la fecha, nadie sabe de nada del Insabi, como escribía esta ñora desde la semana pasada. Insabi para cuándo tendremos un sistema de salud sueco, porque chueco eso sí.

Por cierto, esta ñora sigue en Twitter al embajador de EU en México, es un hombre muy guapo –espero que el ñor no lea esto– y sobre todo, encantador en su trato. ¡Hace más promoción turística del país que el secretario de Turismo que nadie ha visto en meses! Se pone camisas artesanales, se toma fotos en los museos que visita, pone fotos en el cumpleaños de su hija… así todo súper casual, como si no hubiera una estrategia de comunicación detrás, bien pensada para contrarrestar el efecto negativo que su jefe tiene en México.

Nos fascina a las ñoras con su amabilidad y “espontaneidad”, pero resulta que hasta ahora no puso ni media palabra sobre el nacimiento de su medio compatriota –porque suponemos que Salomón como el rey le encanta andar partiendo cosas y tendrá también la nacionalidad mexicana– lo cual sí nos tiene bien intrigadas a sus fans. Esta ñora se va a practicar el macramé, no vaya a ser que le toque el deber patriótico de ayudar a la abuelastra con las canastitas del bautizo del nieto gringo y fifí.


Te puede interesar: AMLO, el creacionista

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.