Querido, empequeñecí a los escuincles

Quizá los mexicanos debamos de hacer lo mismo, dar la espalda al gobierno que sólo pone obstáculos y empezar a generar ideas, lazos y estructuras más libres.


Recortes


Esta ñora estaba buscando formas de entretener a los escuincles, y con perdón de los lectores, no hay forma de considerarlos bendiciones a mitad de las vacaciones. Así que esta ñora se echó un clavado en las viejas películas que tenía guardadas desde la última mudanza. Por una parte, descubrió que tendría pesadillas donde la chaparrita de la Kondo la perseguiría porque encontró que todavía tenía cintas en VHS. Por la otra, encontró una película que vio de niña –los escuincles también se asombraron de que esta ñora haya sido niña alguna vez—y que trataba de un científico que hacía pequeñitos a sus hijos. La ñora no niega que le pareció una idea estupenda que los escuincles se hicieran diminutos y desaparecieran de su vista una tarde.

En este gobierno parece que juega a lo mismo, porque contra lo que se esperaría de un gobierno que se dice de izquierda –esta ñora habla de oídas porque la verdad es que ni para manejar sobre cuál es la izquierda y la derecha– que tenga un gobierno extenso y fuerte, desde que comenzó el gobierno se ha dedicado a achicarlo con recortes al parecer sin ton ni son. En cambio, en estructuras que no son en estricto del gobierno como sería el IMSS, pues su presupuesto se forma tanto de cuotas de los que trabajan, como los impuestos a empresarios y una parte del gobierno, ahí sí se está haciendo cada vez más grande la población que debe atender.

La ñora es una bonita mujer que ha sido mantenida por su ñor durante varios años, pero alguna vez tuvo seguro social que le descontaban de su nómina –ah, esos tiempos en los que las vacaciones escolares sólo significaban menos tráfico– e hizo uso de sus servicios cuando lo necesitó. No se va a poner a comparar si era mejor el servicio porque ni siquiera fue en el sexenio anterior –ejem, nadie calcule cuánto tiene de ñora esta ñora–, pero sí ha oído las crecientes historias terroríficas de postergación de cirugías, estudios o cierre de algunas clínicas. Así como de la desesperación y la pena que tienen muchos médicos porque no pueden ya cumplir con su trabajo de atención a los pacientes. Quizá no sea justo decir que todo está peor –parecería que sí– pero sí es justo afirmar que NO está mejor.

Por eso, por tantas fallas a esta ñora le ha llamado la atención que una compañía de seguros ande promoviendo un servicio de atención sobre todo para los cientos de burócratas que perdieron su seguro de gastos médicos donde privados ofrecerán la atención a precios competitivos.

También recuerda que ha escuchado que en algunos estados del centro, los empresarios y gobiernos locales han estado haciendo pactos para comprometerse en combatir con acciones la corrupción. Lo cual a juicio de esta ñora es mucho más efectivo que echar sermón diario con regaño por conservador corrupto contra cualquiera que no esté de acuerdo con el que ni-me-gusta-el-chorizo-sólo-la-butifarra-porque-tengo-sangre-muy-gallega.

Esta semana además se anunció que siempre sí habrá Fórmula Uno. El ñor casi se corta su hermoso cachetito cuando se estaba rasurando porque brincó al escuchar esa noticia. ¡Menos mal que no pasó a mayores porque la ñora no quería pasar toda la mañana formada en el IMSS para que lo suturaran! Claro que la señora-tengo-novio-y-me-importa-más-él-que-la-subida-la-criminalidad aclaró que la ciudad no puso nada que fueron los empresarios.

Tal vez por ahí va el asunto, medita la ñora con inhalaciones profundas mientras deja que sus escuincles se sigan peleando por el control remoto, que los escuincles resuelvan con menos intervención ñoril sus asuntos. Quizá los mexicanos debamos de hacer lo mismo, dar la espalda al gobierno que sólo pone obstáculos y empezar a generar ideas, lazos y estructuras más libres. Tal vez el empequeñecí al gobierno sea una oportunidad y no una amenaza.

 

Te puede interesar: La maceta presidencial 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.