De películas, comedias y enredos

En México, los periodistas tienen miedo; pero su protección y el alcanzar justicia, por desgracia, son una especie de comedia de enredos.



A esta ñora últimamente le está costando dormir, es que con tanto calor se abre la ventana; pero entonces entran los mosquitos… total que esta ñora se pone a ver películas para ver si le da sueño o por lo menos no dar vueltas en la cama para no despertar al ñor.

Una de las películas que se le cruzó fue la de “Nosotros los Nobles” y luego de ver cómo el papá de la película pone a prueba a los tres escuincles, perdón a sus tres bendiciones, se puso a pensar si el mandé-a-mi-esposa-al-5-de-Mayo-y-yo-me-fui-a-Cuba se inspiró en la película para armar la “competencia” entre las tres corcholatas, perdón, los tres posibles sucesores. Claro que le está saliendo bastante mal, porque mientras en la película los hijos van aprendiendo valiosas lecciones unidos y apoyándose, acá no pasa eso, al contrario. La Clau “Bárbara” Noble se anda tratando de zafar de toda su responsabilidad en lo del Metro y ya echó al Marce “Javi” Noble debajo del autobús (o del Metro). Aunque el Marce que nos consiguió las pipas en el extranjero tal como soñaba el Javi de la película parece ir ganando… Pero el Adán “Carlos” Noble es el personaje que menos se recuerda, acá parece haber ganado más puntos con su negociación política de un problema técnico como es de lío de los aeropuertos que sí le debería de preocupar a la Clau.

Sin embargo, esta ñora cree que la inspiración para la política exterior últimamente parece venir más bien de la película “Rudo y Cursi”. El inauguro-obras-incompletas-para-completar-mi-ego-desmedido se hace el cursi dando discursos muy bonitos, ¡hasta decir que Cuba es patrimonio de la humanidad por su “arrogancia de sentirse libre”! Claro, no le ha preguntado eso de sentirse libre a los miles de presos políticos que han entrado a la cárcel nomás estos últimos meses. Anda muy cursi y luego se quiere hacer el rudo diciendo que si no invitan a Cuba, Nicaragua y Venezuela a la Cumbre de las Américas, pues que no va. Resulta que no se trata de invitaciones, sino que a la Cumbre van los países miembros de la OEA y esos tres países se han salido solitos en diferentes etapas de la historia de ese organismo. Claro, esta ñora, como Biden, se quedó muy tranquila al oír que el si-los-aviones-chocan-en-México-es-porque-son-conservadores al decir que México sí estará representado… seguro Marce “Javi” Noble va a ir muy contentito.

Quizá porque Gael García es el protagonista también (¡por cierto, Gael, tendrás unos ojos muy lindos, pero a esta ñora no le olvida que anduviste promoviendo el voto por Morena, te llevarás ese reclamo a tu tumba), pues unos días después a esta ñora le salió la sugerencia de ver: “Amores perros”. Y coincidencia o no también se parece a cómo se está manejando la relación con Estados Unidos; en este caso específico con la DEA. El cada-día-refrendo-más-lo-de-cobarde-matoncito se la pasa armando peleas de perros con ese organismo con que antes cooperábamos para combatir al narcotráfico. La cooperación ahora cada día se enfría y se complica más; en el último capítulo le acaban de prohibir a la DEA tener un avión en el aeropuerto de Toluca. Esa facilidad de contar el avión llevaba años y era una forma de agilizar las acciones de la DEA. Es claro para esta ñora que se busca entorpecer el combate a los narcos.

Por eso, aunque esta ñora luego de verla en lugar de poder dormir se quedó con más insomnio, la película mexicana que mejor retrata la situación de la seguridad en México y especialmente en Michoacán los últimos días es: “Hasta el viento tiene miedo”. Y en eso de que todos tienen miedo, es una confusión de todos contra todos, porque hay denuncias de que los de la Guardia Nacional atacaron a jóvenes aparentemente inocentes en San José de Gracia. Pero también tienen miedo los soldados.

Por lo menos los soldados que fueron exhibidos en un video mientras eran perseguidos y amenazados por unos narcos. Por eso a esta ñora se le salieron los ojos, casi peor que con la película, con eso de que vamos muy bien porque las cosas son distintas y ahora “cuidamos a los integrantes de las Fuerzas Armadas, y también cuidamos a los integrantes de las bandas, son seres humanos”. Esta ñora no pone en duda que son seres humanos; pero si el comandante de las Fuerzas Armadas como es el a-Cuba-sólo-llevé-militares-como-acompañantes pone en el mismo nivel de importancia el cuidado de los delincuentes que el de aquellos que se supone que los combate y no hay mención alguna de cuidar a los ciudadanos, pues sí “hasta el miedo tiene miedo” en este país.

Esta ñora reconoce que especialmente los periodistas tienen miedo; pero su protección y el alcanzar justicia, por desgracia, son una especie de comedia de enredos. Una versión todavía peor que “Sexo, pudor y lágrimas”, donde hay infidelidades y promiscuidad a todo lo alto. Esta ñora dice eso porque en la mañanera se presenta el subsecretario de Seguridad a hablar de los últimos asesinatos, básicamente para decir cosas ridículas, casi dicen que los mataron por ser seres humanos (¡no tan seres humanos como los delincuentes porque no alcanzan protección!) y que los seres humanos tienden a morirse cuando les disparan mucho. Pero lo peor de este enredo es que esa información y esas investigaciones las deberían llevar las fiscalías que se supone que son independientes del Poder Ejecutivo y hay instancias estatales, por tanto un subsecretario no tendría que estar hablando y menos en el espacio “federal” del show de cada mañana, en otras palabras, todos se acuestan con todos menos con los que deberían… En fin, esta ñora va a tener que buscar opciones para el insomnio o rezar porque baje el calor pronto.


Te puede interesar: La Clau, el eslabón más débil

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.