Remedios caseros para el gobierno

Los profesores y estudiantes de todas las universidades de México serán objeto de regaños, descalificaciones o recortes.



Lo del ómicron ya está imparable. Esta ñora ya no sabe si es buena noticia que dé más leve aunque se expanda como chisme en los WA de las escuelas, pero como desde el inicio de la pandemia en el gobierno parecen perdidos. Lo último son los remedios caseros para tratar el COVID en los niños que recetó esta semana el mismísimo secretario de Salud: Alcocer.

Así que inspirada por el espíritu de Alcocer trae algunas recomendaciones de tecitos para algunos miembros de la política mexicana. Por ejemplo, Cuau de Morelos podría aprovechar la cantidad de bugambilia que hay en su estado para hacerse unos tecitos de esta planta y así curarse la tos, porque justo se la andan armando de tos los narcos al parecer. Todo empezó con la difusión de una foto donde el Cuau aparecía con unos capos en su propia casa (espero que sea propia y no la estamos pagando con nuestros impuestos, pues). Y el Cuau se hizo como que él iba nomás pasando por el pasillo y que ni los conocía. Y ¡zas! manta donde hasta lo implican en la muerte de Samir Flores, un activista que se oponía a una termoeléctrica. La única “consulta popular” organizada por el mantener-mi-popularidad-es-mi-única-meta-porque-soy-igualito-a-las-adolescentes-gringas-de-las-películas en la que casualmente ¡ganó seguir adelante con la obra!

Al cuasi tocayo del Cuau, el Cui de Veracruz, esta ñora le recomienda un tecito de cola de caballo, seguro lo encuentra en cualquier mercado. Es buenísimo para los cálculos en los riñones, a ver si así le salen mejor los cálculos políticos porque se metió en un lío muy gordo con lo de meter al protegido de Monreal a la cárcel, como ya decíamos desde la semana pasada. Y en remedios caseros, la ñora no se lo recomienda, pero parece que a la Clau le anda dando un clásico té, pero de “tenmeacá”. Ese que a todos los escuincles, perdón, bendiciones, nos aplicaron cuando ya nos aguantaban, porque como que le han quitado muchos reflectores últimamente.

Nadie va a hacer caso a las estrategias políticas de esta ñora, pero si la oposición se concentrara en golpear hasta el cansancio en Veracruz, Morelos y Ciudad de México, los grandes pilares de Morena habría ciertos cambios (y de pilón casi con las mismas letras Cuau, Cui y Clau). Con tal de defender a sus minions de esos tres estados el sigo-sin-controlar-a-mi-hijito-y-su-afición-a-los-videojuegos se lanzaría con todo lo que acabaría en un desgaste épico.

Y para los estudiantes, profesores y estudiantes de todas las universidades de México esta ñora recomienda mucho té de tila porque es cosa de esperar con calma que les toque ser objeto de regaños, descalificaciones o recortes. Esta semana los protagonistas son los de la ENAH (¿les he contado que esta ñora pensó como por diez días ser antropóloga? ¡Ahora nada más excava montones de ropa sucia!) y los del Tec. Los primeros porque en los desaforados recortes de presupuesto pues que le cortan toda la lana para mantener a la gente operativa, o sea, a los que hacen la chamba administrativa que resulta, cosa rarísima, en tres años no han sido capaces de meterlos a una nómina decente y siguen como eventuales. O sea, no cumplen a cabalidad las leyes que sí obligaron a las empresas (¡que se perdieran empleos no importó!) y curiosamente, el sí-hay-inflación-pero-como-en-todo-el-mundo-hay-no-cuenta-como-un-problema justo de eso acusó al Tec, de supuestamente tener en situación irregular a sus profesores. De lo que no se habla es de en las Universidades del Bienestar de Benito Juárez o algo así que se llaman, tienen tan pocos estudiantes pero se le ha metido tanta millonada que saldría más barato mandarlos a Harvard a estudiar que mantenerlos acá fingiendo que aprender sobre beisbol o sobre cultivo de chayotes.

Por cierto, esta ñora no sabe qué recomendarle a Lozoya si un tecito de hoja de chayote que además de para los riñones es bueno para bajar la presión arterial o un atole de arroz para la diarrea. Pero seguro alguno de los remedios le caería bien ahora que lo amenazan con 39 años de cárcel a él y 21 a su mamá. A esta ñora le queda claro que el pato de Hunan fue el ave que derramó el vaso de Gertz y no lo pueden dejar ir volando como era el acuerdo original. Pero las dudas en torno al caso son un montón: ¿El ya-mandé-a-Santiago-Nieto-a-Nayarit-para-que-asesore-a-Geraldine pidió que se acabe con Lozoya o el Gertz es el que lleva la batuta? ¿El pacto con Peña sigue a pesar de Lozoya sí vaya a la cárcel? ¿Lozoya ya no sirve de nada a este régimen?

Esta ñora no puede evitar relacionar este tema de Lozoya con el de Ahumada, que nos anunciaron que ya lo traían bien amarridito… y pues nada, que mejor empiezan a repartir tecitos de manzanilla para el dolor de estómago que les provocó a muchos esa idea.

En fin, esta ñora se va a cuidar su tecito de jengibre con piña que es buenísimo para adelgazar porque el 7 de enero ahora sí es día de empezar la dieta y a lo mejor hasta protege de ómicron. Esta ñora le va a echar más jengibre para repartirle al ñor y a los escuincles, perdón, bendiciones.


Te puede interesar: La “playlist” para la fiesta de Año Nuevo

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.