Ya los chupó el diablo

Victoria Rodríguez Ceja, que fue propuesta para el Banco de México, ojalá actúe como Esquivel y Heath que también llegaron con esta administración y se han comportado conforme a su puesto y no se han doblegado.



El otro día el escuincle, perdón, la bendición, por andar jugando tiró su pan con mermelada y con el aplomo de los escuincles lo levantó y casi le da una mordida cuando a esta ñora le salió del alma una expresión que hacía años no usaba: “Déjalo, que ya lo chupó el diablo”.

Esta ñora cree que la cara de extrañeza de la bendición fue igualita a la de Arturo Herrera cuando resultó que no se quedó sin chamba en el Banco de México (y en casi cualquier lugar con su dichosa ley de 10 años sin empleos en la Iniciativa Privada) y que además fue el último en enterarse. Aunque pensándolo mejor, Arturo Herrera viene siendo más bien como el pan tostado porque ya lo chupó el diablo… y ahora no sirve para gran cosa. Esta ñora leyó por ahí haber sido desechado del puesto se debe a que usó algunas estratagemas para que los gobiernos de los estados sí recibieran, como les corresponde, fondos públicos y así burló al distraigo-a-todos-con-un-video-de-mi-esposa-manejando. Ojalá por lo menos sea por haber servido a los ciudadanos, porque si fue completamente sumiso y así lo trataron… pues que Clau, Gatell, de la O, Alcocer y varios más que tomen nota. Santiago Nieto ya está haciendo varias planas al respecto en su casa.

La chupada del diablo, más bien cobertura de babas, que el digo-que-me-fue-bien-en-EU-pero-desde-que-regresé-ando-más-agresivo-que-de-costumbre le está dando a una institución tan importante como el Ejército es muy peligrosa. Las babas se le metieron al cerebro a Sandoval, el titular de Sedena, y lo llevaron a decir públicamente “vamos todos a tirarnos por el barranco”. En realidad, dijo que todos nos uniéramos al proyecto político del soy-tan-eficiente-que-en-lugar-de-que-mis-proyectos-obtengan-todas-las-aprobaciones-anulo-las-aprobaciones-para-que-no-estorben, pero al final es lo mismo que tirarnos a un barranco.

En lugar de que las Fuerzas Armadas sean la institución que muchos mexicanos consideran eficiente y confiable (aunque un poco ruda en eso de los derechos humanos) con las chupadas del diablo que le están cayendo se les pone en un grave riesgo. Últimamente las FA se ven como corruptas (usan los mismos trucos de empresas fantasma y oculta información), ineficientes (no van a acabar el Felipe Ángeles a tiempo y no será un aeropuerto funcional) y fracasadas (el combate al crimen organizado está en su peor momento).

Esta ñora tiene la esperanza que el entreguismo y deshonestidad sea nada más de ciertos personajes del Ejército como Sandoval y la chupada del diablo no haya llegado a tooooodos los integrantes porque al final México necesita que las Fuerzas Armadas sean una gran institución para todos porque sí tienen en corazón y el cerebro el servicio al país. Por cierto, la ñora notó que la Marina sí la han metido en temas civiles, pero la mantienen muy por debajo… ¿será porque los de la Marina son como muy cercanos a los marines and soldiers del otro lado? ¿O será el sistema favorito de “divide y vencerás”?

Por otra parte, parece que el poder de las chupadas del diablo del me-burlo-de-Denisse-Dresser-en-plena-mañanera-y-en-el-día-en-contra-de-la-violencia-a-las-mujeres es internacional no se salva ni la ONU. ¡Así son las chupadas babosas mexicanas se extienden sin fronteras! Y esta ñora no se refiere al discurso en el Consejo de Seguridad, sino a la compra de medicinas por la UNOPS. La UNOPS es un organismo de la ONU para ayudar a países con pocos recursos a hacer compras complicadas o dar seguimiento a inversiones en infraestructura. O sea, es para ayudar a los alumnos atrasados del salón, no a los que sacan 7 u 8. Pero como el anulo-todas-las-leyes-que-me-impidan-sacar-adelante-mis-elefantes-blancos decidió que todos los mexicanos que sabían comprar medicinas o hacían medicinas son corruptos, entonces el INSABI debía trabajar con la UNOPS para adquirir todas las medicinas y le dio 125 millones de dólares en pago por sus servicios (ni todos los burócratas mexicanos que antes hacían esas compras nos costaban tanto incluso si se quedaban con su mochada, cree esta ñora) y soltó 6 mil millones de dólares las medicinas sin incluir la distribución. Nadie sabe dónde quedaron los embarques ni por qué no han llegado todo lo que dicen que compraron. El INSABI alega que no tiene la información de nada que ni lo miren que todo lo hacía la UNOPS. Y la UNOPS es la que no está obligada a informar a los mexicanos naaaaada porque tiene “inmunidad diplomática”. O sea, no tenemos medicinas, no sabemos qué hicieron con la lana y podría ser que la corrupción la hayamos logrado colar hasta la misma ONU.

Esta ñora supo eso cuando leyó que María Elena Pérez Jaén se fue a Nueva York a poner una demanda a las oficinas de la ONU que deben fiscalizar a la UNOPS. Ella trae un pleito viejo con el he-logrado-que-todo-sea-seguridad-nacional-por-tanto-nada-es-seguridad-nacional desde que le tocó lidiar en los temas de la transparencia en el exDF y siempre ha peleado por ese acceso a la información que es una de las claves para combatir la corrupción.

En la nota optimista de esta columna, esta ñora debe reconocer que algunas personas que parecían chupadas por el diablo no han resultado tan favorables aunque hayan sido propuestos a sus cargos por el me-gustaba-burlarme-de-Fox-por-el-toallagate-pero-a-mí-que-no-me-pidan-transparencia-ni-rendición-de-cuentas. A la hora de los trancazos han votado conforme a la Ley y a lo que se espera del puesto, y han sido otros como Vargas en el Electoral o Zaldívar en la Suprema Corte los que se han actuado claramente en favor de los planes del creo-que-gobernar-es-dar-órdenes-al-Ejército-para-que-hagan-todo-lo-que-yo-quiero. Por eso, esta ñora guarda una pequeña esperanza de que si Victoria Rodríguez Ceja, que fue propuesta para el Banco de México, actúe como Esquivel y Heath que también llegaron con esta administración y se han comportado conforme a su puesto y no se han doblegado. ¡Ojalá que no la haya chupado el diablo!


Te puede interesar: Las ofertas del Buen Fin de las que nadie habló

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.