Cuando el silencio dice más

La diputada reelecta de Morena, Merary Villegas de Sinaloa, le dio la espalda a una mamá que se hincó para que apoyara al PAN para tratar de destrabar el abasto de medicinas.



Esta ñora considera que ser mamá de varios es la mejor preparación para andar en esto de observar y comentar las cuestiones políticas, porque una ha desarrollado las habilidades para ver hacia varios lugares a la vez, entre otras muy útiles para evitar que las cosas se pongan peor en la casa, por lo menos.

Por eso, ante lo de la violencia en Dos Bocas y una vez que más o menos quedó claro que el asunto es un pleito por las condiciones de trabajo en la que los sindicatos en lugar de ayudar están empeorando, le dio por voltear a ver a la Secretaría del Trabajo. Y por lo menos en Twitter la secretaría no había puesto ningún mensaje desde el 11 de octubre hasta el jueves en la mañana (en cambio sí se encontró un chisme de que a la joven y bella Luisa María Alcalde le gusta mucho la bebida porque sus papás la presionan mucho, porque ellos dos sí le saben a los sindicatos y a cómo complacer al poder y esas cosas).

Por su parte, la cuenta en Twitter de la Secretaría del Trabajo trae más efemérides históricas que cosas actuales. A lo mejor andan diseñando una que recuerde las huelgas de Río Frío y Cananea donde el gobierno de don Porfirio interviene en cuestiones laborales… porque eso fue exactamente lo que pasó en Dos Bocas. Se vulnera el derecho a huelga de los trabajadores con la intervención de ¿la Guardia Nacional? ¿la policía estatal? Nadie sabe bien cuál de las dos, pero alguna autoridad que tiene petardos y gases lacrimógenos que lastimaron a varios trabajadores.

Esta ñora, como buena mamá cuando hay mucho silencio en su casa, también se fue al cuarto de la niña Rosario Piedra. Aunque en este caso lo sospechoso sería que hiciera ruido. Es que ella sí en el apellido lleva la penitencia… porque siguió de piedra ante los guamazos en Dos Bocas. En la cuenta de la CNDH tampoco existe el conflicto.

El secretario de Gobernación, que esta ñora hubiera pensado que tenía algo que decir, no sólo porque es el encargado de la política interna sino que se trata de su estado (es gobernador con licencia) pues no aparece. A lo mejor, es de los que creer que las acciones hablan más que las palabras y cuando era gobernador en funciones buscó una ley ¡prohibiendo las manifestaciones!, ley que la Suprema Corte echó para atrás.

Pues don Adán, que parecía que no sería florero, pero quién sabe si a la mera hora sea mejor serlo, resulta que no usa su cuenta de TW ¡desde el 7 de septiembre! Debe ser porque anda de vacaciones, porque en la cuenta de TW de la Secretaría reportan puras actividades de los subsecretarios en su representación. Seguro eso de aguantar al me-ardió-gacho-que-se-reúna-el-PRI-con-los-de-la-Alianza-gracias-a-la-cual-ganó-las-curules-que-ahora-quiero-yo requiere periodos de descanso y eso que este es de los secretarios más jóvenes del gabinete, es un jovenzuelo, pues.

A la que esta ñora sí oyó y deseó no haberlo hecho, fue a la secretaria Chío, quien se puede decir que no tuvo sus días más brillantes. Primero demostró que tiene graves lagunas en su formación científica porque eso de andar diciendo que en invierno no se puede producir energía eléctrica ni con el sol ni con el aire no es precisamente de diez de calificación; pero luego demostró que no sabía contar pues dijo que los obreros que estaban protestando en Dos Bocas eran ¡diez! Y todo el mundo pudo ver en las imágenes eran un montón.

Por supuesto, el Lozoya-me-da-más-problemas-que-comentar-los-tuits-sobre-Betty, no sólo comentó sino hasta se ofreció a ser su líder sindical, aunque en la misma frase agregó, —y la ñora tomó nota palabra por palabra—: “Pero ya les pagan lo justo y con prestaciones…” O sea, sería un líder sindical bien chafón (como todo lo que hace). La verdad es que sólo le interesa que su elefante blanco con dos bocas esté “operando” en julio del 22. Esta ñora no entiende de qué se preocupa, si puede inaugurar lo que haya y luego en unos meses organizar otra inauguración…

A esta ñora memoriosa no se le olvida que las denuncias por malas condiciones laborales no se han dado nada más en Dos Bocas, también se supo que el Ejército, en el elefante blanco de Santa Lucía, subcontrataba a albañiles y demás personal y se quedaba con mochecito; pero el tema se ocultó muy pronto. O a lo mejor no era mochecito, se los quitan para guardárselos y dárselos más tarde para que se motiven a trabajar más rápido y todo quede listo para marzo del próximo año cuando debería ser la inauguración número dos (ya se hizo una hace meses).

Y ya nomás por no dejar, esta ñora sí notó que los fieles morenistas lo que les indignó de Dos Bocas no fue que se reprimiera a los trabajadores, sino que Calderón comentara sobre eso o que el Reforma cubriera la noticia. Que ahora ya no se vale usar los errores del gobierno para mostrar que trabajan mal… que sí se valía cuando era lo de Ayotzinapa o lo de la Guardería del ABC o la barda de la refinería de Tula o la Estafa Maestra; pero que ya no. Esta ñora sí se echó unas buenas carcajadas que agradece mucho porque andaba muy estresada y reírse la relajó mucho.

PS. Esta ñora como madre se indignó de verdad al ver a la diputada reelecta (subrayen en reelecta) de Morena, Merary Villegas de Sinaloa darle la espalda a una mamá que se hincó para que apoyara al PAN para tratar de destrabar el abasto de medicinas. ¡Y eso que dice que es enfermera!

 

Te puede interesar: Los grandes éxitos de los ochenta

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.