Le encanta vivir en el futuro

Cuando el PRI dominaba todo, gobernaba todo, controlaba a los medios, mataba estudiantes y otras cosas lindas que le inspiraron a escribir el himno del PRI en Tabasco.



Esta ñora que ya debía haber aprendido, pero que nomás no lo hace sigue asombrándose de la “inventiva” del gobierno del no-recibo-al-gobernador-de-Michoacán-porque-me-trae-chismes-de-mis-narcoprotegidos-y-prefiero-ni-saber. El miércoles así casual se anuncia que Pemex va a ahora a entrarle al gas porque está muy caro… luego de que hace un año estaba más o menos barato. Eso que llaman fluctuaciones del mercado.

Pero la solución es el típico caso de que saldrá más caro el caldo que las albóndigas (¡y eso que el precio de la carne molida está por las nubes!) porque primero hay que crear la empresa y los canales de distribución y además poner dinero de todos los mexicanos incluyendo los “afortunados” que compren cilindros “más baratos”. Lo curiosos es que la gasolina también ha subido mucho, pero ahí esta ñora no ve ningún anuncio de que bajarán los impuestos y otros cobros raros que se hacen y que ahora a lo mejor hasta los suben para que alcance para el subsidio de la nueva gasera del Bienestar. De la seguridad de esa nueva gasera esta ñora ni quiere ni pensar porque entre la Línea 12, el estado acuoso del Metro, y esa situación tan rara que sólo pasa aquí que “explota el nitrógeno por culpa de los rayos en medio del mar” le daría mucho agobio.

En cierto modo, a esta ñora no le preocupa mucho esto de la nueva compañía de gas que se dijo estará lista en tres meses porque no sucederá. Pues se ha dicho mucho que el-mientras-mi-sueño-de-volver-a-Pemex-en-los-70-se-cumple-con-un-nuevo-Ixtoc se la vive culpando al pasado, pero añorándolo en realidad. Cuando el PRI dominaba todo, gobernaba todo, controlaba a los medios, mataba estudiantes y otras cosas lindas que le inspiraron a escribir el himno del PRI en Tabasco. Sin embargo, esta ñora ha notado que más bien vive en el futuro: “En 10 días daré los nombres de los que hicieron malos usos de los fideicomisos” (8 de octubre 20), “en una semana todos los niños con cáncer tendrán todos sus medicamentos” (16 de junio 21 y casi 1000 días desde que empezó el desabasto), “en un año tendremos un sistema de salud como en Dinamarca” (1 de diciembre de 2019), “en siete meses, o sea en junio de 21 operarán mil sucursales del Banco de Bienestar (4 diciembre de 2020). Y la lista de plazos que ha dado sigue y sigue… y hasta ahora la ñora no recuerda ni uno solo que se haya cumplido.

Ahora que hablando de los fideicomisos, entre ellos el más querido y que más se criticó su gansoporización fue el Fonden. Pero parece que esta ñora y los demás críticos no tendrán que preocuparse más sobre el tema, ya viene la solución futura de ese esquema según anuncian entre las medidas que se aprobarán en el nuevo presupuesto. ¿Adivine, querido lector, cómo funcionará? Le atinó habrá dinero en efectivo y soldados. No es broma, la propuesta es que el Ejército reparta directamente dinero a los afectados cada que haya un desastre natural, ya no se dará dinero a los estados y municipios para que hagan las reparaciones o den los apoyos requeridos en las zonas que gobiernan.

Esta ñora está maravillada de que se adopte nuevamente el modelo de dar dinero directo ha probado su éxito de manera contundente los últimos dos años y medio: nadie extraña las Estancias Infantiles porque las mamás reciben una lanita que no les alcanza para una guardería, nadie extraña que hubiera un organismo que daba mantenimiento a las escuelas y menos ahora que fueron abandonadas y vandalizadas y que se dé el dinero a los padres de familia para que ellos echen los adobes, nadie extraña que para recibir dinero de Prospera y demás se exigieran controles médicos de crecimiento y nutrición con asesorías en el tema…

El nuevo Fonden será una maravilla de cooperación porque esta ñora supone que una vez que cada familia reciba la lanita que le toca, pues va a separar un monto para que se repare la escuela de la comunidad o las calles o el drenaje o se haga remoción de escombros, ¿no? Esta ñora tiene una visión feliz de cómo pasan entre los daminificados sonrientes una alcancía con forma de ganso (lo de los cochinitos es muy liberal y malo para la salud) para juntar el “recurso”. Luego se tomarán de las manos (la pandemia la domamos desde abril del 20, las olas posteriores son imaginaciones de los conservadores), se darán muchos abrazos (nunca balazos) y bailarán dando gracias por tanto beneficio.

Esta ñora está tan emocionada con esta solución tan mágica que está segura de que el no-voy-a-Aguililla-aunque-dije-que-iría-porque-ahí-sí-andan-a-puro-balazo-y-no-es-mi-estilo está por implementarla como solución al desabasto de medicinas. A cada niño o paciente de cáncer, diabetes, hipertensión, VIH positivos, epilépticos, etc. le darán un sobrecito con dinero en efectivo (o puede ser una tarjeta del bienestar) para que cada uno compre sus medicamentos (y ya no gasten su dinero como hacen para suplir el desabasto y no morirse). Así se ahorra la fatiga de hacer las compras consolidadas porque son muchos medicamentos, andar pagando millones a la ONU que ni pudo con el paquete, y hasta eso de andar distribuyendo por todas partes los medicamentos.

La ñora está esperanzada que ese nuevo mecanismo también venga con lo del Fonden Bienestar y el Gas Bienestar y el sistema Bienestar Dinamarca. Porque si no es así, hoy ya se está fraguando el desabasto de 2022, pues el día de hoy ya se tendrían que estar haciendo los primeros trámites y análisis para las licitaciones que se lanzarían a finales de agosto para que las farmacéuticas tengan tiempo de producir y surtir lo que se usará en 2022… Pero seguro que el amo-tanto-el-futuro-que-no-sólo-no-gobierno-hoy-sino-que-me-la-paso-hablando-de-mi-sucesión ya lo tiene todo bajo control en el futuro.


Te puede interesar: Las adicciones del sexenio

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.