Las adicciones del sexenio

Todas las mamás están desesperadas porque inicien las clases presenciales, pero da terror pensar en la ausencia de políticas claras de cómo será el regreso ya en agosto.


 


La Suprema Corte decidió que darle vuelo a la hilacha con la marihuana es legal porque desarrolla tu personalidad, aunque lo pusieron con un lenguaje muy bonito: “El derecho al libre desarrollo de la personalidad para el uso lúdico, recreativo de la marihuana”. A raíz de esto, la ñora se puso a pensar en las diferentes adicciones que desarrollan la personalidad de algunos personajes actuales.

El carnal Marcelo ha desarrollado una adicción a los regalos, sobre todo a regalar vacunas a Centroamérica. Esta ñora no es tacaña ni quiere que los vecinos se mueran de COVID, pero sospecha que la descripción del puesto que Marce leyó no es la misma que le dieron a los anteriores secretarios de Relaciones Exteriores, al parecer Marcelo se la pasa haciendo relaciones en el exterior, quizá para tener a donde exiliarse… porque no se entiende tanto regalo cuando apenas el 23 por ciento de la población nacional está totalmente vacunada.

Aunque quizá es sólo una adicción nomás por salir en la foto junto a aviones, porque si el padrino Slim ya dijo que se ocupa del desastre de la Línea 12, pues ya no habrá investigación, ni culpables ni nada que se le parezca. Esta ñora no sabe tanto de historia, pero le parece que en ninguna situación parecida se ha dado algo igual de aflojar un particular la cartera así de fácil. A esta ñora le queda claro que el padrino Slim sigue siendo adicto a los tratos oscuritos y seguro ocultamente ventajosos con el dime-de-lo-que-presumes-y-yo-te-diré-que-eres-aspiracionista-egoísta-y-golpista.

Esta ñora nota a leguas que a Gatell la adicción a las cámaras le ha hecho estragos en las neuronas. Ya desde el inicio de su “estrellato” se lanzaba a leer poemas el diez de mayo, a dar brinquitos como atleta al entrar a Palacio Nacional y declarar que no había “fuerza de contagio sino moral”; pero con una sola semana sin su dosis de cámaras, el pobre fue a regar el tepache acusando que la falta de medicamentos es ficticia y sólo un discurso para tirar al gobierno. Y en esas cosas raras que le pasan a esta ñora por la cabeza, ahora se pregunta si al tepache le pondrían los octagonitos negros de advertencia que ahora salen hasta en la sopa. Porque su verdadero triunfo son los octagonitos que fregaron en muchas cosas a muchos industriales y que no van a bajar la obesidad porque son confusos y pierden su efecto con el tiempo. No se difunde mucho, pero esta ñora sabe bien que al exrockstar antes de ser subsecretario le pagaron muchísima lana por posicionar esa campaña, tal vez también pagaron ya siendo subsecretario también.

La adicción que siente la secretaria de Educación Pública por complacer ciegamente al voy-a-romper-récords-de-informes-a-la-nación-para-pasar-a-la-historia-siquiera-por-eso llevó a abrir las escuelas en muchos lugares sin ton ni son. Y aquí la ñora quiere dejar claro que todas las ñoras, todas, las que tenemos escuincles, perdón bendiciones, estamos más que ansiosas, incluso desesperadas porque regresen las clases presenciales, pero da terror pensar en la ausencia de políticas claras de cómo será el regreso ya en agosto.

El larguísimo calendario para el próximo año escolar es lo único que se sabe con certeza y que no habrá vacaciones en julio de 2022, esta ñora supone que es porque las vacaciones son aspiración clasemediera. Esta ñora sabe que más días de clase a lo loco no son garantía de más aprendizaje. Ojalá la secretaria dé color pronto y más allá de decir cuántos días se irá a la escuela explique por fin cuáles serán los protocolos claros para el regreso. Esta ñora leyó por ahí que se decía que esto nos había retrasado 50 años, pero esta ñora sospecha que son muchos más.

Entre las recaídas a las adicciones que esta ñora ha notado es la de los grupos criminales por volver a hacer masacres, al parecer las felicitaciones luego de las elecciones por su “buen comportamiento” lo tomaron como un reto a hacer lo contrario. Esta ñora ya ha comentado que lo peor que trajeron las elecciones no fue el triunfo de Morena en muchos estados, sino que ese triunfo no es de Morena sino del crimen organizado. Lo más grave para esta ñora es no saber si fue un asunto pactado, pues como cualquiera sabe pactar con la mafia nunca sale bien; pero ni siquiera haber pactado, simplemente haber dejado caer los brazos de manera unilateral para que hagan lo que quieran es igual de malo o quizá peor para el país.

Pero la adicción que más le llama la atención a esta ñora, y ya la he comentado antes, es la adicción a la mañanera que tienen tantos y tantos opositores. Y para complacerlos, su dealer Jesús Cuevas (el encargado del show), ahora les abrió una nueva sección para sigan ahí atados: el quién es quién en las fake news. Esta ñora no la vio, pero según supo el miércoles apareció una aspirante a standopera para encabezar la sección. Su currículum es fantástico: trabaja en La Jornada, fue candidata suplente a diputada (perdieron), se ostenta como licenciada en antropología, pero no tiene cédula y es esposa de un operador de Morena (¡fundador del partido dice!) en Puebla.

Según lo que esta ñora leyó en las crónicas, le escribieron unos buenos chistes y le armaron su scketch, pero no estuvo a la altura, le ganaron los nervios y fue un desastre. Pero en realidad no lo fue, al contrario gracias a la adicción que genera el show, pues hubo muchos ríos de tinta apuntando a las mentiras que dijo para denunciar a los mentirosos periodistas (como en las casas de espejos de las ferias). Además, incluyó a algunos tuiteros que llevan dos días presumiendo que los incluyeron en la sección.

Esa es la adicción más grave que esta ñora ve, porque es esa la que ha impedido armar un discurso opositor o mejor aún “propositor”, es la que ha impedido que se realicen protestas en las calles o que se llenen los correos de los diputados y senadores con peticiones sobre lo que sí se quiere para este país. Muchos creen que con “exhibir” o contabilizar que dice un promedio de 88 mentiras diarias se está dando la batalla. Tal vez esta ñora padece esa adicción también, promete meditarlo mientras consigue los datos de la próxima diputada que la representará en la Cámara y la de su diputada local, es un primer paso para dejar la adicción, ¿no?


Te puede interesar: El Departamento del Distrito Federal reloaded

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.