Aspiracionistas versus respiracionistas

Ahora la “resistencia” para no ser respiracionista es no mandarlos a la escuela, pues la SEP no ha puesto ni protocolos ni formas claras para evitar contagios.



Esta ñora como digna clasemedieraluchona se ha sentido muy ofendida por la obsesión del mis-hijos-no-son-aspiracionistas-porque-ya-son-los-tres-millonarios-instantáneos por sus cinco o seis días, o quién sabe cuántos más, de ataques. Ahora resulta que todos lo que no votamos por Morena somos aspiracionistas. En otras palabras, es lo contrario a ser respiracionistas, es decir, esos que le agradecen al comí-garnachas-en-la-fonda-de-un-señor-en-2019-y-en-2021-al-señor-lo-mató-el-crime-organizado hasta el aire que respiran y que sólo respiren el aire que les ofrece desde el elevado lugar donde dispersa su sabiduría cada mañana. Obvio, “aspira” a que todos en el país sean respiracionistas.

En contraste, los aspiracionistas son los que agradecían a sus vecinos y compañeros de trabajo por pagar impuestos para tener vacunas y no al gobierno como instaban algunos siervos de la nación. Aunque para como va la cosa, ni respiracionistas ni aspiracionistas recibirán vacunas, porque casualmente, luego de un récord antes de la elección, la vacunación ha ido bajando hasta en 26%. Qué bueno que no era un uso electoral poner vacunas que si no ni los viejitos tendrían su dosis.

En el tema de la salud, los aspiracionistas a que los niños y las mujeres con cáncer, las personas con diabetes o presión alta o cualquier hijo de vecino tengan medicinas, pues esperaran todavía más. ¡Ni la ONU (con todo y su 4% de comisión) pudo hacer las compras de medicinas! Ahora que el problema es más grande que el socavón en Puebla, entonces sale un “decreto” por el cual esas compras se podrán hacer por ASIGNACIÓN DIRECTA, es decir, se resucita la práctica que por depender de la voluntad del “seleccionador” facilitaba la corrupción… ¡el (supuesto) origen del problema se vuelve la solución! Obvio, los respiracionistas que resulten los ganones de los contratos estarán más que felices de haber vuelto a los negocios cómodos y sin competencia de licitaciones. Si este lío, que seguirá todavía por varios meses (¡llevan más de ocho de retraso!), sigue causando agravamiento de enfermedades y muertes, pues qué penita.

Esta ñora ha notado que las muertes es uno de los temas que los respiracionistas más tratan de evitar, quizá porque resultan mortales para ciertas carreras políticas como Marce puede testimoniar. Esta ñora tiene muy claro que la respuesta de cajón cuando un funcionario tiene un cargo y le preguntan si va a andar de aspiracionista a ocupar otro más elevado, era decir “a mí denme por muerto”. Pobre Marce (y quizá Mario por aquello de que el hilo se rompe por lo más Delgado), qué curva tan insospechada le mandó la vida.

Hablando de curvas insospechadas, esta ñora se encontró en internet varias veces la sección de la mañanera donde el me-dejaron-un-tiradero-y-yo-nomás-lo-ando-haciendo-más-enmarañado exhibe un video de una conversación privada donde Héctor Aguilar Camín le llama “pendejo y petulante” y que luego pida que le repitan.

A esta ñora le pareció asombroso, no que pida que repitan el video en la mañanera sino que la mayoría se enganchan en el insulto, pero no en lo gravísimo de que una conversación privada sea exhibida públicamente por la autoridad máxima de este país. Es decir, que cualquier aspiracionista está expuesto a que su vida privada, repitan conmigo, privada, llegue a cadena nacional y en un momento sea razón para ataques. Como que esta ñora nota que andamos aspirando a dictadura, de cuarta, pero dictadura, ¿no?

Sin embargo, esta ñora está convencida de que la principal razón por la que existe la mañanera es por la reproducción de sus contenidos que hacen los que odian la mañanera. Si esta ñora pudiera, les propondría a todos los opositores que dejaran de comentarla por más tentador que resulte reírse de alguien que pide dos veces que le digan “pendejo”. Si la oposición hiciera 15 días de silencio absoluto frente a la mañanera, esta ñora apuesta a que se cancela. Lástima que esta ñora nomás es aspiracionista a influencer.

Esta ñora vio también por ahí otro video del mismo Aguilar donde señalaba que él ni-hice-ni-haré-una-gira-por-la-Ciudad-de-México-porque-me-da-ñáñaras se tardó en darse cuenta de que la clase malvada y egoísta clase aspiracionista lo había abandonado. Pero los mismos de esa clase también nos tardamos en percatar de la profundidad de la intervención del crimen organizado en Sonora y Sinaloa, por decir dos estados que sorprendieron por el margen con el que ganó Morena. Ya era sospechoso para esta ñora que al día siguiente de la elección se hubiera felicitado al crimen organizado, pero a medida que corren los días se escuchan y se ven más testimonios de cómo amenazaron, robaron, callaron, pagaron y cometieron toda suerte de mapachadas (o sea delitos electorales de la época priista).

Esta ñora se da cuenta de que es muy fácil confiarse en que las elecciones fueron limpias, aunque el resultado no sea de su agrado, cuando la mayor molestia fue hacer tres cuartos de hora de fila… Esta ñora tampoco tiene muy claro si lo ocurrido fue fruto de una negociación donde el gobierno “ganó” algo o si fue simplemente un bajar los brazos porque están completamente coludidos y ni pa’disimular sirven. Lo que sí ve esta ñora es que esos sucesos han despertado un nuevo turismo de parte de EU, el “turismo de los grandes perfiles de seguridad”, pues en tres semanas vino un alto mando de la CIA, la vicepresidente y el secretario del interior y sabrá Dios si la próxima viene alguien más…

En fin, pues esta ñora aspiracionista se va a vigilar las últimas clases en línea de los escuincles, perdón, las bendiciones, porque ahora la “resistencia” para no ser respiracionista es no mandarlos a la escuela, pues la SEP no ha puesto ni protocolos ni formas claras para evitar contagios. Qué cosas vemos.


Te puede interesar: Verde de envidia

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.