El futuro de México está en el empleo digno

El remedio básico para la mayoría de los problemas que tenemos como sociedad es crear fuentes de empleo digno.



El COVID-19 no acaba de ceder y, aunque sigue recuperándose la economía, no resulta suficiente para los retos económicos y sociales que enfrentamos tanto a nivel global como en nuestro país.

La recuperación del sector turístico parece espectacular, con aumento de 178% respecto al 2020, aunque en realidad representa el 32.2% de la ocupación hotelera respecto al 26.2% del año pasado.

Aún no tenemos los datos de la pobreza laboral del segundo trimestre que emite el Coneval, quiero suponer que habrá una recuperación, pero, como en el sector turístico, no de forma importante, pues en el primer trimestre hubo una disminución del 4.8% en el ingreso laboral real y, como consecuencia, un aumento en las líneas de pobreza extrema.

El Ejecutivo no acaba de entender que la riqueza no se genera de manera espontánea y que la burocracia es la menos apta para poder generarla. La única forma es el desarrollo de empresas que a su vez crean oportunidades de empleo.

Por supuesto que necesitamos empresas, emprendedores creando fuentes de empleo digno y con una sensibilidad sobre el impacto de sus acciones dentro y fuera de las organizaciones. En Coparmex, hemos reiterado constantemente sobre la necesidad de ser empresarios socialmente responsables y constantemente buscamos estar atentos a las implicaciones de nuestro actuar a través de nuestras acciones y decisiones.

No hay duda, el remedio básico para la mayoría de los problemas que tenemos como sociedad es crear fuentes de empleo digno. Nuestros connacionales de forma fantásticamente solidaria se la rifan todos los días fuera de casa en los EEUU y, ante las necesidades de sus familias, han incrementado consistentemente el envío de dinero, las llamadas remesas, que en los primeros cinco meses de este 2021 subieron 21.75% y que no han dejado de seguir al alza.

¿Qué es lo que les permite enviar dinero? El que cuenten con un empleo, no tiene ciencia. La recuperación económica pasa por la creación de empleo, es una premisa básica, pero para que esto suceda debe haber proyectos de inversión, desarrollo de nuevos mercados tanto nacionales como búsqueda de mercados en el exterior. Además, necesitamos en conjunto con las universidades impulsar proyectos de emprendimiento, no con el único objetivo de levantar capital o de obtener rendimientos financieros, sino con ese principal objetivo de crear fuentes de trabajo.

Sin embargo, necesitamos certidumbre y que por parte del gobierno federal no se nos vea ni se nos trate como “adversarios” políticos ni como delincuentes de cuello blanco, ni como personas, que también lo somos, que todo el tiempo estamos buscando sacar raja a través de la corrupción y la evasión.

Invito a todos esos políticos que reciben una renta fija mensual gracias al pago de impuestos que realizamos a que vean cómo nos la rifamos para pagar los sueldos de nuestros empleados. Somos la mayoría los que creemos y queremos un México con un futuro grande, de oportunidades, de riqueza bien repartida y de fuentes de empleo digno.


Te puede interesar: Indispensable votar este 6 de junio

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.