Mascada verde o mascada azul

Muchos recursos que reparte el FMI son orientados a programas educativos para hombres y mujeres que están enfocados en promover políticas proabortistas.


Defensa vida


Desde hace meses la publicidad que utilizan las mujeres proaborto está la mascada verde, en un principio porque se asemejaba a un partido político con el emblema del mismo color; sin embargo, al paso del tiempo lo que se ha visto es que lejos de tener algo de similitud con lo ecológico, se ha utilizado para confundir con ese concepto.

Gracias a que ellas mismas nos han ido dejando ver sus negras intenciones, de ser las principales activistas que quieren el aborto a como dé lugar, de ahí sus alianzas con personas afines a su ideología y lo que hacen es ir en contra de la vida.

Veremos que en esto está involucrada la ONU y ha organizado cuatro conferencias mundiales sobre la mujer, México en 1975; Copenhague, 1980; Nairobi, 1985 y Beijing, 1995. Esta última marcó un importante punto de partida en la cual se colocan las bases de una agenda de igualdad de género constituyendo así un empoderamiento de la mujer, se establecen objetivos para lograr esto a nivel mundial, siendo estos, la mujer y la pobreza, educación y capacitación, la salud, violencia, conflictos armados, economía, derechos humanos, medios de difusión, el medio ambiente, la niñez.

Si bien vemos que son aspectos válidos para estas mujeres, vemos como contradictorio que en lugar de que se formen programas y proyectos específicos que apoyen a la mujer, vemos que se les utiliza para lograr los fines oscuros e imponer su ideología, yendo así contra la misma libertad de la mujer, ahora so pretexto de derechos humanos se hacen pasar por víctimas y ahora dicen que es un derecho de ellas el recurrir al aborto, o sea un derecho para matar a sus hijos.

Todo esto requiere de recursos y estos provienen en gran parte del FMI, que otorga créditos a los países solicitando se implementen programas que van desde el control natal, hasta el mismo aborto.

Existen asociaciones que reciben millones de dólares y así abren clínicas abortivas en el mundo.

Estos recursos se pueden reorientar sin la imposición de programas educativos para hombres y mujeres, disminuyendo los embarazos no deseados o los abortos.

Hace unos días se llevó a cabo en la SCJN la presentación de una propuesta para legalizar el aborto en México, afortunadamente no fue aprobado, ahora debemos estar atentos, porque las damas de mascada verde seguirán trabajando para que se implemente el aborto. Y las damas de mascada azul, trabajaran para que esto no suceda.


Te puede interesar: El populismo, una pésima idea

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.