Imprimir esta página

Los Jinetes del apocalipsis asuelan Siria

Actualmente tropas sirias y rusas llevan a cabo una ofensiva aérea y terrestre en la provincia de Idlib, considerado último bastión opositor en Siria.


Sufren sirios


Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis: la guerra, la peste, el hambre y la muerte tienen su hogar en Siria, al menos así parece tras nueve años de conflictos que parecen no tener fin y de los que las víctimas son los más débiles.

Mark Cutts, coordinador regional adjunto de Asuntos Humanitarios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la crisis en Siria, expresó "su máxima preocupación por la situación humanitaria en Idlib", una provincia de esta nación de Medio Oriente, "donde más de tres millones de personas han sido víctimas de la violencia, la gran mayoría de ellos mujeres y niños".

El funcionario de la ONU aseguró que la población civil de esa región "diariamente vive una pesadilla", y se mostró alarmado porque desde mediados de diciembre al menos 300 mil civiles abandonaron sus hogares, tras una escalada de las hostilidades, lo que se agrava con el descenso de la temperatura, lo que supone un riesgo adicional para la gente que huyó con poco más que la ropa que llevaba puesta.

“Muchos de los desplazados viven ahora en tiendas y refugios improvisados en lugares inhóspitos, expuestos a la intemperie”, dijo.

Según cálculos del funcionario entre mayo y agosto del año pasado otras 400 mil personas se desplazaron en el sur de Idlib y que al menos 1 300 civiles murieron por ataques aéreos y bombardeos. De esta manera, el número total de personas desplazadas por los combates en Idlib durante los últimos ocho meses asciende a más de 700 mil.

Agregó que "en todo Idlib hay una escasez crítica de alimentos, vivienda, servicios de salud y asistencia para los meses de invierno, así como de otros servicios básicos necesarios para la supervivencia".

Informó que al menos 13 centros sanitarios se vieron obligados a suspender recientemente sus operaciones debido a la situación de seguridad, lo que ha exacerbado el sufrimiento de la población local y el aumento de los niveles de vulnerabilidad.

 

Putin visita Siria

El presidente ruso Vladimir Putin viajó a Damasco, donde se reunió con su homólogo sirio Bashar al-Assad, en la sede de las fuerzas rusas. Ambos mandatarios sostuvieron dos reuniones, una de ellas a puerta cerrada, en las que abordaron los planes para eliminar el terrorismo que amenaza la seguridad de los ciudadanos sirios en Idlib.

De acuerdo con información de la Agencia Árabe Siria de Noticias (SANA), Putin y al-Assad hablaron también sobre la situación en el norte sirio y las medidas llevadas a cabo por Turquía, además de apoyar el trayecto político y garantizar las condiciones propicias para el mismo.

Enfatizaron que el objetivo principal del curso político consiste en restaurar la estabilidad y la seguridad en todas las áreas sirias y lograr los intereses del pueblo sirio plasmados en preservar la unidad, la independencia y la integridad territorial de Siria, lo que contribuye a proporcionar un mejor ambiente económico para el arranque del proceso de reconstrucción.

La guerra civil siria inició tras protestas antigubernamentales en 2011 que derivaron en enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas del país y la denominada oposición siria, entre ellos las organizaciones terroristas del Frente Al Nusra (la rama local de Al Qaeda) y del Estado Islámico (que llegaron desde Irak) lo que dio paso a un conflicto internacional con varios países involucrados.

 

Te puede interesar: La guerra en imágenes

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.