Biden será ortodoxo en la política comercial con México

La nueva administración estadounidense buscará que el comercio con nuestro país y la región sea más ordenado y orientado hacia el cumplimiento de las leyes, a diferencia de cómo se condujo el gobierno de Donald Trump.


Cumplir con el T-MEC


Los parámetros en materia de intercambio comercial entre México y Estados Unidos cambiarán con la llegada de Joe Biden a la presidencia de la Unión Americana, toda vez que es previsible que sea “ortodoxo” en el cumplimiento de lo establecido en el T-MEC, previó Juan Carlos Botello Osorio, director de la Facultad de Comercio y Estrategia Internacional de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

El especialista comentó que la nueva administración estadounidense buscará que el comercio con nuestro país y la región sea más ordenado y orientado hacia el cumplimiento de las leyes, a diferencia de cómo se condujo el gobierno de Donald Trump, quien en ocasiones generó una “especie de montaje” para sacar adelante negociaciones, como cuando amenazó a México con la imposición de aranceles para hacer cumplir ciertas condiciones en casos como la migración y situaciones que no favorecían al gobierno norteamericano.

Botello Osorio destacó que nuestro país también tendrá que comprometerse más con lo establecido en el T-MEC, ya que se espera que la administración de Biden será más estricta en cuanto al cumplimiento de este acuerdo comercial, por lo que señaló que el gobierno federal deberá ofrecer certidumbre jurídica para garantizar seguridad a los inversionistas extranjeros.

Entre otros de los puntos que México deberá mejorar y que están previstos en el tratado comercial tripartita es generar mejores condiciones salariales de los trabajadores en los próximos años, así como llevar a cabo buenas prácticas comerciales para evitar cualquier multa por incumplimiento en materia legal o laboral.

Refirió que si México y Estados Unidos trabajan de acuerdo a lo establecido en el T-MEC y con apego a los marcos jurídicos, no tendrán que presentarse ninguna desavenencia para trabajar con orden en el plano comercial.

Por otra parte, el académico dijo que con la llegada de Joe Biden al gobierno norteamericano se ven muchas oportunidades y un panorama alentador para nuestro país, “aun cuando México tiene que saldar dos deudas pendientes que tiene con el mandatario electo en particular y con los demócratas. Nuestro país tiene que llevar un proceso de reconciliación por parte del gobierno federal”.

La primera diferencia a subsanar es la invitación que aún siendo presidente Enrique Peña Nieto hizo su gobierno al entonces candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, un evento que en ese momento fue percibido por los demócratas como un apoyo de campaña por parte del gobierno mexicano a su rival político.

Y en segundo lugar, fue la visita que el presidente Andrés Manuel López Obrador realizó apenas en julio de este mismo año a Washington, que tuvo como objetivo respaldar a Donald Trump.

En opinión del académico, estas son las dos situaciones importantes que tienen que arreglarse de frente con el presidente electo Joe Biden y por lo tanto, se espera que se dé esta operación cicatriz para establecer y dejar en claro cuál será la postura del gobierno mexicano con relación al nuevo gobierno norteamericano.


Te puede interesar: Con Biden pondrán lupa para que México cumpla con el T-MEC

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.