Imprimir esta página

Está preso por salvar dos vidas

Contra toda lógica y lejos, muy lejos del mínimo respeto a la vida y a la ética profesional, en Argentina, un juez envió a la cárcel a un médico que salvó la vida del niño y la de la madre, en vez de practicarle un aborto.


Leonardo Rodríguez


La función de todo médico es el cuidado y bienestar de la vida. Sin embargo, los actuales debates de género, derecho de la vida, eutanasia y aborto han creado una serie de opiniones y pensamientos que atentan y rebasan en ocasiones a la misma ley.

En Argentina, en mayo pasado, Leonardo Rodríguez Lastra, ginecólogo de Río Negro, se colocó en el centro del debate, al no practicar un aborto no punible.

En la legislación argentina, el aborto no punible se autoriza en el Artículo 86 inciso 2 del Código Penal de la Nación: “…si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al producto cometido sobre una mujer idiota o demente”.

En ese sentido, la joven a la que tenía que practicarle un aborto, había sido víctima de violación en 2017, justo cuando se gestaba el debate central sobre la aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Fue entonces cuando la joven decidió acudir a una ONG de corte feminista que lleva por nombre La Revuelta, la cual le proporcionó ilegalmente nueve pastillas abortivas llamadas Oxaprost, con las que la joven puso en riesgo su vida.

Según el relato del médico, la mujer llegó al hospital Moguillansky, donde él se desempeñaba como jefe de Ginecología, con 39 grados de temperatura y una infección provocada por el intento fallido de aborto a causa del medicamento. El jefe de ginecología estabilizó a la joven de 19 años y le aconsejó tener al bebé. Pues eso era, a su juicio, lo mejor para su salud en esas condiciones. La paciente accedió.

Te podría interesar: Preparan en Hidalgo una ley proaborto 

Pero dos años después, en mayo de 2019, Marta Milesi, diputada y activista a favor del aborto, utilizó la información proporcionada por La Revuelta para demandar al médico por “incumplimiento de deberes” al no haber practicado el aborto, pese a que esa decisión, consensuada con la madre, le permitió al médico salvar la vida de ella y del niño, que ahora tiene 2 años.

Dos semanas después de la demanda interpuesta por la diputada Milesi, Leonardo Rodríguez Lastra fue encontrado culpable por el juez Álvaro Meynet y sentenciado a 2 años de prisión en suspenso.

El debate se ha dado entorno a que, si bien legalmente no se le practicó el aborto no punible a la joven, sí se le salvó la vida a ella y al producto, pues se aplicó la solución más favorable para la vida de ambos.

Ante ello Cynthia Hotton, exdiputada nacional y actual ministro permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), se ha manifestado en favor del ginecólogo; la legisladora asegura que “salvar dos vidas no es un delito”, y anticipó que llevará el caso a debate en la OEA.

Martín Ceballos, abogado por la vida de Argentina, acudió a Medellín, Colombia, en el marco de la Asamblea General de la OEA, para interponer una queja directa en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y una vez ahí, aseveró que los jueces que condenan a Leonardo Rodríguez Lastra desconocen el derecho positivo argentino y el derecho constitucional que protege la vida por nacer, además de los tratados internacionales, y acusó que “los jueces están impregnados de una ideología de muerte que amenaza a toda Latinoamérica”.

Hay que recordar que la OEA ha tomado posturas proabortistas que no a todos los países miembros les complacen. En marzo, el gobierno norteamericano recortó 200 mil dólares por el activismo proaborto de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dependiente de ese organismo internacional.

 

Te podría interesar: En Hidalgo, ciudadanos piden respeto a la vida 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.