A una persona como López Obrador, que manda al diablo a las instituciones y que no sabe de democracia, no podemos darle la confianza de dirigir una Nación.
Para burlarse más de México, Trump ordenó acelerar la construcción del muro: ya lanzó la licitación, el 20 de marzo otorgará los contratos y en abril iniciará la obra.
Me recuerda que López Obrador arrancó su campaña presidencial en diciembre del 2000, cuando protestó como jefe de gobierno del DF. ¿Simple coincidencia?
La globalización sin reglas y los desequilibrios económicos provocan el fenómeno de la migración, que debe ser afrontada de un modo nuevo, equitativo y eficaz.
Un trabajador sólo perderá su puesto si comete alguna falta grave por la cual el patrón pueda despedirlo, o por causas ajenas a empresa y trabajador.
Una lección básica es la de formar a tus hijos en la verdad y el bien para que puedan volar en libertad y conquisten el amor, aquí y en la eternidad.
Esto no es ninguna gracia, pues desde hace 17 años está ilegalmente en campaña y porque nadie en su partido se le opone, lo que revela que sería un dictador.
Con la incorporación de algunos personajes a su proyecto de nación 2018-2024, López Obrador pretende hacer creer que magnates se inclinan en su favor.
La persona ya es varón o mujer desde lo biológico y en lo psico-espiritual se hace varón o mujer. Es vital que la persona se asuma libremente como mujer o varón.
No tomar las riendas de nuestra vida supone dejar que otros las tomen por nosotros. Forjar el carácter es marcarse un rumbo en la vida.
Doy las gracias a Dios que lo designó a una gran misión, como hombre de familia, empresario, luchador incansable por los derechos humanos y por México.
La persona humana nace varón o mujer por su dimensión biológica y se hace varón o mujer por su dimensión psico-espiritual en donde asume libremente ser varón o mujer.
Llevamos tanto tiempo sometidos a lavados de cerebro colectivos por parte de los medios, que hemos perdido incluso la capacidad de pensar por nosotros mismos.