A grandes males, grandes remedios

Ya basta de ocurrencias y mejor a reconocer errores y a rectificar. Sí le aplaudo el combate frontal al delito del robo de combustible pero con otras medidas y sobre todo con castigos.


AMLO era la solución


Es un refrán muy antiguo y conocido, pero se refiere a grandes remedios con inteligencia, a grandes remedios que pongan solución definitiva y no solo paliativos para que la gente me aplauda. Lo que es una realidad es que la ciudadanía creyó en un cambio de régimen, creyó que el pueblo se iba a empoderar, creyó que los gobernantes serían los que se bajarían a nivel de pueblo.

Esto lo comento porque el discurso incendiario contra la corrupción, contra la inseguridad, contra los privilegios que tuvo AMLO durante 12 años o más de campaña, el pueblo se lo compró, ya no más de “El que no tranza no avanza”, ya no más muertos y desaparecidos, ya no más ricos. Pero la realidad es otra. Hoy AMLO dice que él manda, que se hace lo que él quiere y su tonta frase de niño de primaria “Me canso ganso” y pues hace lo que quiere pero todo mal y sin resultados.

No se puede combatir el problema del robo de hidrocarburos cerrando ductos. Sr. Presidente ¿Qué no tiene un equipo de investigación e Inteligencia? Ah claro no lo tiene, si aún no tiene claro cómo dar seguridad, si la Guardia Nacional no ha sido aceptada, pues no pidamos de más. En esta estrategia tan mala y llena de errores para combatir el delito del huachicol los únicos que pierden son los ciudadanos, somos nosotros los que tenemos que aguantar, que sacrificarnos y usted descaradamente nos pide aguantar, porque usted aguantará. ¿Dónde quedó eso de que el pueblo ya no se sacrificará?

Todos sabemos dónde están los lugares de robo, pues vaya por ellos, vaya por los delincuentes. Ayer en Tercer Grados sus aplaudidores de Televisa le daban la razón y más López Dóriga diciendo que ex presidentes habían fallado; les pregunto a ustedes ¿Por qué no han puesto las denuncias penales contra ellos? Acusarlos de omisión, y cero impunidad a funcionarios, a los que están robando y a los gasolineros cómplices. Eso es actuar.
Por otro lado nos sigue ocultando el costo económico y presupuestal de su estrategia, y claro no lo dirá como no dice la verdad del costo a la Nación de la cancelación del NAICM. Es una pena ver que el domingo la flamante Secretaria de Energía estaba más preocupada mandando tuits en el medio tiempo del partido de foot ball entre Pumas y Veracruz que en informar al pueblo la estrategia de seguridad petrolera.

Y señalar los hechos de una conducta no es atacar, es demostrar que hay errores. ¿Por qué no escucha a los que saben? ¿Por qué la soberbia de creerse todopoderoso? No debió cambiar tan rápido a los funcionarios que sabían las cosas, no todos son corruptos y malos, usted tuvo tiempo suficiente para investigar que funcionarios eran buenos y dejarlos, usted pudo apoyarse en los que saben y no lo hizo, todo es malo y los altos mandos para fuera, además de adelgazar el gobierno sin medir las consecuencias de ese adelgazamiento.

Ya basta de ocurrencias y mejor a reconocer errores y a rectificar. Sí le aplaudo el combate frontal al delito del robo de combustible pero con otras medidas y sobre todo con castigos. No tenga miedo. Si con esta medida que toma nos entrega a los mexicanos a los delincuentes, los encarcela, los hace pagar nos callará la boca. Pero a casi un mes del inicio de su combate al robo de gasolinas no hemos visto un solo detenido, no hay un solo procesado. Eso es fallar.

Y mientras tanto en las entidades federativas y los municipios la vida siga viendo hacia el centralismo. Me da pena que los gobernadores y los Alcaldes no se fajen los pantalones en beneficio de sus habitantes. Por ejemplo en Veracruz el salario del gobernador será de $74,900.00 al mes seguramente dirán que se bajó el sueldo, pero para una persona que no da resultados y que vivía con mucho menos de ingresos es un mundo de dinero. El presupuesto de Veracruz mal distribuido y como el Federal sin acciones de crecimiento, solo asistencialismo. Y no hay bien presupuesto para Seguridad, incluso la violencia y la inseguridad va en aumento.

Lo anterior lo comento para demostrar como en acciones de seguridad no se toma en cuenta la coordinación entre los tres órdenes de gobierno. Somos una República Federal, con tres poderes y tres órdenes de gobierno y los ciudadanos queremos ver a todo ese aparato de Estado trabajando por el Bien Común de manera coordinada y pacífica, aprendan a hacer política.

Te puede interesar: Es el tiempo del ciudadano 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com