La UNAM por la educación superior de calidad

Hablar de autonomía universitaria es tocar tres partes esenciales de la Universidad: su autonomía académica, la autonomía de gobierno y la autonomía administrativa.


Luchar para defender los ideales y derechos de la UNAM


La Universidad Nacional Autónoma de México es una parte delicada del Estado mexicano que debemos robustecer y defender a toda costa, como lo hace nuestro rector Enrique Graue y lo queremos hacer quienes somos parte del cuerpo académico, los alumnos y los trabajadores administrativos.

Se le quiso arrancar a la UNAM uno de sus valores más importantes: la autonomía, consagrada en la Constitución. Se dijo que fue un error de dedo por el que se extirpó la fracción VII del artículo 3º constitucional.

Se corrigió el gazapo y en el proyecto de reformas aparece la fracción VII que incorpora la autonomía universitaria al texto constitucional, y determina que los trabajadores académicos y administrativos se rigen por el apartado A del artículo 123 constitucional.

Hablar de autonomía universitaria es tocar tres partes esenciales de la Universidad: 1) Su autonomía académica, que comprende la libertad de cátedra e investigación, que la ubica entre las mejores del mundo; 2) La autonomía de gobierno, gran conquista de la batalla de los universitarios en 1929, plasmada en la Ley Orgánica de 1945; y 3) La autonomía administrativa.

Hace días amanecimos con la novedad de que el proyecto de presupuesto de egresos de 2019, elaborado por la Secretaría de Hacienda, planteaba recortar a la institución de 6.2 puntos porcentuales, de 38 mil 300 millones de pesos en 2018 a 37 mil 277 millones en 2019.

De haberse aprobado el proyecto del presidente de la República, el Politécnico recibiría 4.7 % menos recursos que en 2018, al pasar de 16 mil 348 millones a 16 mil 181 millones para 2019. La UAM sufriría un recorte de 7.6 puntos, al pasar de 7 mil 28 millones a 6 mil 738 millones en 2019.

El rector Enrique Graue expresó su preocupación y desacuerdo con el proyecto de presupuesto de egresos para 2019. Reclamó que el recorte ponía en riego sus labores de docencia, investigación y difusión de la cultura.

El presidente de la República reconoció el error en el proyecto con el recorte presupuestal a la UNAM y demás instituciones de educación superior. Dijo que las universidades recibirían lo mismo que en 2018, más el aumento de la inflación.

Ahora importa saber cuál va a ser en adelante la actitud del Poder Ejecutivo con las universidades públicas y autónomas, que tanto han aportado y seguirán haciéndolo para solucionar los grandes problemas de México.

Te puede interesar: Pago del aguinaldo sin contrato

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com