Puntadas de populistas impreparados

El 1 de diciembre comenzará una nueva era para México, que ha tenido malas perspectivas desde hace 5 meses y que parece ser el inicio de algo malo


amlo 1 diciembre


La llamada IV transformación de AMLO inició al controlar Morena las cámaras del Congreso, y se consolidará al protestar Obrador como Presidente constitucional, quien buen cuidado tuvo en suprimir entre los personajes clave de nuestra historia a Francisco I. Madero, el apóstol de la democracia.

El 1 de diciembre culminarán los 5 largos meses de transición, en los que los mexicanos nos cansamos de escuchar planes y puntadas, acertadas unas, disparatadas otras, con que pretende Andrés gobernar a México, y hechos que cimbraron negativamente la economía, aunque que aún no asuma el poder.

Sus consultas populares, vil e ilegal remedo democrático, como si fuéramos minusválidos idiotas, en que se vota cuantas veces se desee y manipulan sus resultados, para justificar proyectos que ya decidió realizar.

Así desprestigia a México, pues en sí mismas son corrupción como remedo democrático. Si ya ordenó a Morena suprimir el fuero a los políticos, incluso al Presidente, que consulte si también a él se le enjuicia, pues se cansó de pisotear la ley con su campaña presidencial de 18 años y no pagar impuestos.

Aunque dijo estar “muy reconocido con Peña Nieto”, que hizo todo para heredarle la Presidencia, ya anunció que en marzo hará una consulta ciudadana para ver si les da callo a sus antecesores, de Salinas de Gortari para acá.

A éste por ser el ”jefe de la mafia del poder”; a Fox porque lo desaforó (aunque luego desistió, embaucado por Camacho Solís); a Calderón porque le ganó la Presidencia en 2006 con el 0.56% de los votos, y lo acusó de cometerle fraude.

A Peña Nieto, por toda su cauda de corrupción e impunidad, que colocó a México entre los países peores de la Tierra.

Exceptuará a su amigo Zedillo, quien lo hizo jefe de gobierno del DF, sin tener residencia local, como lo exige la Constitución.

Bueno sería saber qué compromiso tiene con José María Riobóo, su ingeniero predilecto desde que fue jefe del gobierno del DF y construyó los segundos pisos, sin rendir cuentas de ellos, pues decretó guardarlas en secreto.

Riobóo está contra el Nuevo Aeropuerto en Texcoco, tras concursar con dos proyectos para él, y fracasar; de ahí su repulsa a NAIM, que le inculcó a Andrés, y salió con que es mejor la Base Militar de Santa Lucía, de la que aún no tienen estudios técnicos y es rechazada por los organismos especializados en aeronáutica.

Y si la Administración Federal de Aviación de EU (FAA) prohíbe aterrizar allí los aviones gringos, seguirán el ejemplo todas las líneas internacionales.

¿Qué liga a Amlo con Riobóo a cuya esposa incluso planea proyectar a ministra de la Suprema Corte?

No parece sino que Obrador se deja llevar por sus filias y fobias: desaparece el Estado Mayor Presidencial porque varias veces le impidió interferir al Presidente y acceder a la residencia oficial de Los Pinos, cuando andaba de agitador social.

Por pretextos parecidas está contra las instituciones autónomas, INAI, INE y TRIFE (los dos últimos han emitido fallos para agradarle, como perdonar a Morena la multa por el fideicomiso ilegal para los damnificados del 11 de septiembre de 2017 y que no pesara en la calificación de su elección).

Ha habido también amagos contra el Banco de México, que al parecer se escapará porque varias renuncias le están dando oportunidad de filtrar a sus funcionarios predilectos en puestos clave.

La Suprema Corte no escapa a su afán de mandar “al diablo las instituciones”: la amenazó por rechazar reducir sueldos y prestaciones de ministros y magistrados, y hasta una juez revocó el primer amparo otorgado contra la baja de salarios a la alta burocracia federal.

A la Corte y demás organismos autónomos, como INAI, INE, TRIFE, INEGI y CNDH, Morena les recortará 28 mil millones en 2019.

No olvidar que Morena está cambiando leyes y la Constitución misma al gusto de Amlo para militarizar al país, crear los superdelegados estatales, que violan el pacto federal y convierten a los gobernadores, elegidos democráticamente, en simples convidados de piedra.Tales pasos traen tremenda concentración de poder en el Presidente.

Es más, Félix Salgado Macedonio, descalificado senador de Morena, amenazó a los gobernadores con desaparecer los poderes de sus estados, si no acatan esas disposiciones.

Eso concuerda con lo que respondió Andrés a los gobernadores panistas y priistas que objetaron a los superdelegados. En vez de invitarlos al diálogo, dijo “no seré rehén de nadie”; un claro rechazo autoritario.

Estamos, pues, ante un gobierno de puntadas de populistas impreparados (salvo excepciones) pues, por ejemplo, Amlo fue fósil 14 años en la UNAM, reprobó materias, no presentó examen de otras, pero el rector Juan Ramón de la Fuente (nombrado embajador de México en la ONU) le regaló el título de Lic. en Ciencias Políticas y Sociales, pues andaba de agitador social, cerrando pozos petroleros y acarreando barrenderos de Tabasco a protestar al DF.

¿La IV transformación beneficiará a México y podemos verla con optimismo?

Te puede interesar: Fracasó la partidocracia

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com