Populismo y educación

Se es populista cuando se deja de hacer lo que se debe por hacer lo que le gusta al otro, o peor aún, lo que me evita lidiar con un berrinche.


 


Hoy fue el primer día en la primaria para el mayor de mis hijos. En la escuela a la que asiste, como parte de la oferta educativa, existe el famoso (o no tanto) Pre-First, que en principio fue pensado para alumnos que tuvieran alguna necesidad no cubierta antes de su ingreso a primero de primaria.

Algunas escuelas no dan opción, hay que tomarlo. En otras se hace una evaluación y se asigna un grado o el otro y en otras es completamente opcional, cada familia es libre de elegir a qué grado ¿Basado en qué? en el contundente argumento de que es popular. De eso, estimados amigos, es de lo que quiero hablar.

Para elegir si su retoño irá a Pre First o a Primero, la institución hace evaluaciones académicas y psicométricas, además de una entrevista con la familia para conocer el entorno del próximo educado. En una entrevista final el director de primaria sugiere el grado que le conviene al niño, pero al final cada familia decide y no hay vuelta atrás.

El problema son las razones por las que eligen entrar a Pre First: está de moda, ahí está fulano o fulana, es el profe de moda, todas mis amigas han tenido a sus hijos ahí. No importa que el peque tenga 7 años o que tenga todas las aptitudes para enfrentar primero de primaria. Escogen porque es lo popular, no porque fuera conveniente para su hijo, eligen bien o mal, por las razones… sin razón sustentable, para no meternos en juicios.

Y eso es precisamente el populismo. No es una corriente ni política ni ideológica, sino hacer las cosas porque es lo popular, lo que le gusta a la gente, lo que me hace quedar bien con cierto demográfico y entonces me quieren, me aceptan. En política esto es entendible.

Pero ¿es válido serlo en el contexto de la educación? educación de verdad, la que los padres debemos dar a nuestros hijos, en casa. La respuesta es: rotundamente no.

Se es populista cuando se deja de hacer lo que se debe por hacer lo que le gusta al otro, o peor aún, lo que me evita lidiar con un berrinche. Los padres nos estamos convirtiendo en “amigos” de nuestros hijos por las maneras y razones equivocadas, por ser el papá o la mamá “cool” y no lo que debemos ser. Formar en valores y virtudes, corregir, educar y exigir no es cómodo… no es popular.

Pero no estamos en campaña para el premio de papá del año, tenemos una labor que cumplir. La familia es la célula de la sociedad (si, una frase trillada), por lo tanto, tenemos que enviar ciudadanos formados, no voluntades blandengues e inteligencias perezosas y manipulables; hombres y mujeres que se esfuercen por conseguir lo que quieren respetando la dignidad del otro, no señoritas y señoritos con la convicción errónea de que el mundo les pertenece por decreto.

Al hablar de educación no hay nada neutro, toda acción hecha por los padres, forma o deforma a los hijos. Si como padres nos cuesta corregir o mantener un castigo (claro, hay que saber ser prudentes al castigar), si somos los primeros en romper las normas, si los hijos tienen todo porque sí, si les dejamos decidir todo en lo que no son capaces de decidir, si no tienen límites, responsabilidades adecuadas a su edad y hacemos todo eso solo por agradarle a mi hijo, estamos siendo populistas, nos estamos alejando de nuestro deber como padres.

Cuesta decir que no a los hijos, corregirlos y castigarlos, pero no somos sus dueños, Tenemos que armarlos de herramientas para enfrentar la vida, porque los tenemos prestados y además -querido papá, querida mamá- es tu hijo, es tu hija y jamás va a dejar de amarte. Siempre serás su primer amor, así que no tengas miedo a formarlos, a exigirles, siempre con cariño.

Y el que siga de populista con sus hijos…. ¡Dos puntos menos!

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com