La inclusión de temas como la homosexualidad y la masturbación en los libros obligatorios, ignorando a los papás y sin previo conocimiento de los Consejos de Participación, deja un amargo sabor a traición.
Con gran expectativa millones de mexicanos dimos seguimiento al tercer debate entre los candidatos a la presidencia de México, y creo sin temor a equivocarme, que la gran mayoría nuevamente quedamos decepcionados…
A 18 días de la elección, mientras el diario “Reforma” dio por ganador del tercer debate a Anaya, y como perdedor a López Obrador, hubo opiniones caprichosas...
El nuevo ataque oficial a Anaya revela que Peña Nieto ya entendió que su candidato Meade no pegó y la única oportunidad para no ser enjuiciado es aliándose al Peje.
Este concepto es un estilo de vida que lleva mucho tiempo buscándose implementar en México, porque en los países más avanzados y democráticos es ya casi un hecho.
AMLO exhibe todos los días varias caras: Mientras tiene tomada la CDMX mediante la CNTE, con grandes molestias y perjuicios para los chilangos.
Por algo se dice que una mujer es capaz de llevar las riendas de un país, pues las han llevado con profesionalidad desde tiempos inmemoriales con independencia de su condición socioeconómica.
“Los católicos y la política en México” es un libro para leer sin sectarismos, por los mexicanos a quienes interese el futuro del país y el avance de la democracia.
El parlamento español es quien puede echar al presidente antes de que acabe la legislatura mediante un procedimiento reglado llamado ‘moción de censura’.
¿Puede haber felicidad auténtica prescindiendo de Dios?
Los católicos de la ciudad de México son la “Guardia de Honor y Personal” de la Virgen de Guadalupe, Reina de México y Emperatriz de América.
Ahora el Peje ataca a Anaya con cualquier pretexto, como por respaldar la petición panista de reimprimir las boletas de la elección presidencial para borrar el nombre de Margarita Zavala.
López Obrador estuvo en Peje: elusivo, mentiroso, lento, violento, enojón, como siempre, parecía dopado.