Educación, ¿de calidad?

Grandes retos por superar en materia educativa en México. La desigualdad persiste. La garantía de educación que enuncia el artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos no se cumple en todos los sectores de la población.


Escuela rural en condiciones de precariedad


Ni niños ni jóvenes tienen asegurado el derecho a la educación de calidad. Hay varios problemas sociales que impactan en el desarrollo del sistema educativo y de la educación, entre ellos la pobreza, la inequidad y la falta de inclusión.

En el documento “La educación obligatoria en México. Informe 2018” que realizó el recién extinto Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), da cuenta de ello en ocho capítulos. Los datos corresponden al último año de la administración del expresidente Enrique Peña Nieto.

En el informe institucional identifica a los grupos de la población que enfrentan mayores dificultades para asistir a la escuela, entre los que destaca la falta de oportunidades en cada uno de ellos.

Entre los grupos están aquellos que viven en localidades pequeñas o con alto grado de marginalidad; los niños provenientes de familias con bajo nivel educativo o con bajos recursos.

También incluye a los niños que tienen que trabajar, aquellos con algún tipo de discapacidad, así como los hijos de jornaleros agrícolas migrantes; y los hablantes de lengua indígena.

Por lo que el informe atribuye que “las condiciones sociales y educativas del país se traducen en niveles insatisfactorios de aprendizaje y en una oferta escolar muy inequitativa, lo que impide romper el círculo de la pobreza de la población más desprotegida”.

Carencia de escuelas y maestros de calidad

En el informe “La educación obligatoria en México 2018”, como parte de los aspectos de la calidad de la educación considera factores como el estado de la infraestructura y el equipamiento de las escuelas; los directivos y docentes.

En ese sentido, señala que hay escuelas que no disponen de ciertos espacios básicos para la enseñanza y el aprendizaje, tales como aulas, biblioteca escolar, salas de cómputo, canchas deportivas o áreas de juegos infantiles e inclusive sanitarios.

Las escuelas que más deficiencias sufren son preescolares, primarias y secundarias indígenas y comunitarias; así como telesecundarias y telebachilleratos. La mayoría de ellas ubicadas en comunidades rurales.

Asimismo, hace notar que dentro de las carencias de las instalaciones, comprenden las que no son adecuadas para las personas con discapacidad motriz.

Por ejemplo, en existencia de rampas para el acceso y circulación, para un niño o joven en silla de ruedas, en el 63.8% de preescolares cuentan con ellas; el 59.8% en primarias; 61.1% en secundarias; y 55.8% en escuelas de educación media superior.

Además, el acceso a la tecnologías de la información y la comunicación no está garantizado: ni computadoras ni acceso al internet, una vez más, la escasez prevalece en los planteles rurales y de comunidad indígena.

El 43.6% de las primarias públicas generales cuentan con al menos una computadora para uso educativo, de ese total, 46.5% no tienen internet; las primarias públicas indígenas sólo el 15.8% tiene al menos un equipo de cómputo, y de esas, poco más de la mitad no cuentan con acceso a la red 55.4%.

Con respecto a la calidad de los docentes, que son encargados de conducir al aprendizaje, recomienda resolver los obstáculos que enfrenta la implantación del Servicio Profesional Docente, ya que existen grupos magisteriales que se oponen a ingresar a los planteles educativos a través de los concursos. Asimismo, hace notar la resistencia a realizar la Evaluación del Desempeño Docente.

Sin bullying, por favor

En el informe “La educación obligatoria en México 2018”, además, evalúa dos aspectos relativos a procesos educativos ya que se considera como una influencia negativa sobre los resultados educativos: los ambientes de aprendizaje y la convivencia escolar.

En este rubro, valora la relación que tienen los alumnos con sus compañeros y con sus maestros, como cuestiones clave que generan o no a un ambiente propicio. El documento refiere que si bien, en las escuelas ocurren actos violentos, están lejos de ser generalizados.

De acuerdo con el estudio del INEE “Disciplina, violencia y consumo de sustancias nocivas a la salud en escuelas primarias y secundarias de México” realizado en el ciclo escolar 2004-2005, un 24.2% de los niños de primaria encuestados dijeron sufrir constantemente burlas; un 46.4% señalaron que les habían robado algún objeto o dinero en la escuela; y 22.1% que habrían sido lastimado físicamente por algún compañero.

Con respecto a la relación con los maestros, el resultado es que en la mayoría de los casos es positiva, caracterizada por el respeto, la cordialidad y la confianza; pero que aún así se puede mejorar.

Y es que, por ejemplo, en la Evaluación de Condiciones Básicas para la Enseñanza y el Aprendizaje 2014 (ECEA), el 81.2% de los niños de primaria encuestados consideraron que su profesor “siempre los respetaba”; el 11.1%, “muchas veces”; un 5.4%, “pocas veces”; y 2.2% “nunca”.

Sin embargo, un 52.4% de los infantes reportaron que su maestro “siempre” les tiene paciencia; en 22.4%, “muchas veces”; un 20.2% “pocas veces”; y un 5.0% “nunca”.

Educación sin evaluación

En el marco del Día del Maestro, al promulgarse la nueva reforma de la actual administración que buscaba desechar la del anterior sexenio, entre otras cosas, se dio fin a dicho al organismo autónomo que se dedicaba a evaluar la calidad, el desempeño y los resultados del Sistema Educativo Nacional en educación preescolar, primaria, secundaria y media superior, el Instituto Nacional para la evaluación de la Educación (INEE).

Informes como “La educación obligatoria en México 2018” eran generados por el INEE, como parte de un ejercicio para identificar las prácticas que funcionaban y las que no. Eran evaluaciones que enriquecían la educación, pues una vez identificada la problemática, se realizaban una serie de recomendaciones que las autoridades educativas debían tomar en cuenta con miras de brindar una educación de calidad para los niños y jóvenes.

Al ingresar a la página electrónica del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación se aprecia la leyenda “Este portal se conserva como un archivo histórico de las actividades del INEE difundidas del 12 de agosto de 2009 al 15 de mayo de 2019”.

Y es que, explica que “con la entrada en vigor de la reforma constitucional en materia educativa publicada en el Diario Oficial de la Federación el 15 de mayo de 2019, que deroga diversas disposiciones de los artículos 3°, 31 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la publicación y actualización de contenidos en la página web se encuentra suspendida”.

El INEE será sustituido por el Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación, que se encuentra en espera del proceso de selección de los integrantes que lo conformarán.

 

Te puede interesar: Piden organizaciones sociales “no quitar ni una coma” de la Reforma Educativa

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.