Medir la pobreza ayuda a combatirla

"Lo que se mide se puede mejorar", éste es el lema del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y que da su razón de ser: analizar los resultados de políticas y programas sociales gubernamentales y medir la pobreza en México.


Programas sociales


Los ciudadanos desean que sus gobernantes sean capaces de construir un país con mejores condiciones de vida y progreso para todos, lo que evidentemente no se logra únicamente con promesas, buenas intenciones ni por el esfuerzo de una sola persona, para ello es necesario que instituciones externas al gobierno tomen el pulso a las tareas de la administración pública a fin de ofrecer la mayor objetividad y evitar perder el rumbo crear mayor bienestar a la sociedad.

Para lograr que la democracia y la justicia sean una realidad en nuestro país, en las últimas décadas se ha conformado un andamiaje institucional en el que los organismos autónomos son importantes para sacar adelante al país. Uno de éstos es el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) cuyo trabajo es fundamental para conocer de manera objetiva y tangible si los programas y las políticas públicas están siendo eficientes o no, lo que sirve de guía a las autoridades para decidir seguir por el mismo camino o redireccionar sus esfuerzos.

Fue en 2004 que en la Ley General de Desarrollo Social se contempló la creación del Sistema de Monitoreo y Evaluación en México y el Coneval como la instancia con autonomía técnica y de gestión con las atribuciones de medir la pobreza y evaluar la política de desarrollo social. Esta institución está formada por el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (hoy Secretaría de Bienestar), seis investigadores académicos y representantes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Las investigaciones, análisis y estudios que elabora el Coneval pueden ser consultados por cualquier persona, este es uno de los grandes beneficios que abonan a la transparencia del trabajo del gobierno y sus programas, información que durante décadas no se tenía o no se hacía pública en México y, por tanto, cada administración podía hacer uso discrecional de la misma.

Información es poder

Gracias a los análisis elaborados por este organismo autónomo se puede conocer la situación de las personas en el ejercicio de sus derechos sociales como: a la salud, a la educación, a la alimentación nutritiva y de calidad, al medio ambiente, a la vivienda digna y decorosa, así como al trabajo y productividad.

El Coneval evalúa cuántos programas sociales por entidad existen, el alcance que tienen, en qué consisten y cómo se beneficia a cada población, además este organismo presenta al Congreso de la Unión, desde 2010, información que le es útil a los legisladores para el proceso presupuestario de los programas gubernamentales sobre los que destinan los recursos económicos anuales para su funcionamiento.

En el documento elaborado por el Coneval y que es público, se presenta un análisis sobre las prioridades, hallazgos y recomendaciones en materia de desarrollo social desde una perspectiva de derechos, con énfasis en la reducción de brechas en el acceso efectivo a éstos, así como similitudes entre programas e información de los programas y acciones federales de desarrollo social prioritarios.

Golpe presupuestal

Este año al Coneval se le otorgó un presupuesto de 443 millones 145 mil pesos, de acuerdo con el Análisis Administrativo Económico del Presupuesto de Egresos 2019 publicado por la Secretaría de Hacienda, lo que representa 35 millones de pesos menos (7 por ciento) que en 2018.

Esta situación se auna al recorte que sufrió el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de 5 mil millones de pesos y debido a lo cual dejará de realizar diversas encuestas, como la cancelación de la Encuesta Nacional de Gasto de los Hogares (Engasto) lo que afectará a los análisis que realiza el Coneval; toda vez que dicha encuesta de manera trimestral mide la seguridad alimentaria, la calidad de vivienda, los servicios de las vivienda, así como los servicios de salud, seguridad social y escolaridad entre la población, variables necesarias para medir la pobreza en país.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha sembrado desconfianza sobre la labor de los organismos autónomos argumentando que no responden a los intereses ciudadanos, por lo que además de la reducción de presupuesto a los mismos ha implementado medidas paralelas como la realización del Censo de Bienestar que personal de su administración está realizando casa por casa para otorgar programas sociales.

De esta manera se mantiene opacidad en muchos datos, como si efectivamente los programas que se están otorgando obedecen a las necesidades de la población o a cuestiones de apoyos electorales, además de que se pretende que dicha información no se compartirá ni transparentará, lo que entre otras cosas repercutirá en la medición de la efectividad de los programas sociales, los recursos destinados a los mismos, así como una medición de la pobreza menos efectiva.

En el portal del Ceneval puedes conocer diversos datos históricos y actualizados en relación con políticas y programas sociales gubernamentales https://www.coneval.org.mx/Paginas/principal.aspx

 Te puede interesar: INAI, el primer eslabón en contra de la corrupción

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.