Personas migrantes, ¿bienvenidas?

Entre los rumores que el Gobierno de la República garantiza protección a las personas migrantes sobre los nacionales, lo cierto es que ya hay acciones concretas.


Migración


Según el portal de noticias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Pacto Mundial sobre Migración (Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular), se trata del “primer acuerdo global para ayudar a aprovechar los beneficios de la migración y proteger a los inmigrantes indocumentados”.

México fue uno de los 184, de 193, países que firmó dicho acuerdo en la ciudad de Marrakech, Marruecos, el pasado 10 de diciembre de 2018.

Cabe señalar que el pacto es de carácter no vinculante, es decir, cada país firmante es soberano a la hora de determinar sus propias políticas respecto al tema, y se basa en 23 objetivos, entre los que ha llamado la atención y el descontento por parte de los mexicanos –como país signatario–, algunos de los puntos donde el gobierno federal se compromete a brindar beneficios a los migrantes que, en muchas ocasiones, ni los mismos ciudadanos gozan.

El pacto de Migración contempla medidas contra la trata y el tráfico de personas, evitar la separación de familias, brindar salud y educación; así como garantizar un regreso seguro y digno a las personas inmigrantes deportadas, y en su caso, no expulsar a aquellos que pudiesen presentar un riesgo de muerte a su país de origen.

A través de las redes sociales, diversos usuarios de la zona fronteriza norte, principalmente, se han pronunciado en contra de las acciones que ha emprendido el gobierno federal en favor de la gran oleada de migrantes que se ha visto desde semanas antes de que iniciará el nuevo gobierno.

Una de las figuras políticas que se pronunció con respecto al tema fue el alcalde de Tijuana, Baja California, Juan Manuel Gastélum, quien en una entrevista televisiva, calificó a los migrantes como “gentes non gratas” en aquella localidad y señaló al gobierno federal por no hacer su trabajo.

Por su parte, los migrantes que se mantuvieron atentos a las promesas de campaña del actual mandatario, con semanas de anticipación a la toma de posesión emprendieron su peregrinación a nuestro país a la espera del nuevo régimen y con ello el cumplimiento de dichas propuestas.

En la red han circulado comentarios de mexicanos que se quejan del hecho de que la actual administración vele por los derechos de las personas migrantes por encima de sus nacionales.

Y es que, el gobierno mexicano ha facilitado el trámite de tarjetas de visitante por razones humanitarias y permisos de trabajo, lo que ha desatado que varios migrantes expresen su voluntad de quedarse a residir en México y ya no continuar su camino hacia el sueño americano.

A través de un comunicado el Instituto Nacional de Migrantes, informó que con este tipo de acciones ratificaba “su compromiso de respetar los derechos humanos de todos los extranjeros que ingresan al país, independientemente de su condición migratoria”.

Tras la noticia de la firma del pacto de Migración, hace cinco meses, en la página change.org se publicó una petición dirigida al jefe del ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, titulada ‘México rechaza el Pacto Global de Migración ONU’. La meta es conseguir 25 000 firmas; al momento de la publicación de la nota, casi llegaban a los 18 000 apoyos.

La solicitud emitida por la usuaria Argelia Martínez indica en las razones de la petición que la inmigración masiva ha demostrado ser peligrosa, “resulta ser una pesada carga económica y genera conflicto social”. Además, expone que es blanco de la delincuencia y el narcotráfico.

A decir de la ONU, se trata de “adoptar formalmente un pacto que busca hacer la migración más segura y digna para todos”.

Lo cierto de todo esto es que las declaraciones de López Obrador han sido un imán para la creación de nuevas caravanas, cuyos integrantes sienten que las autoridades mexicanas, como parte de su compromiso de proteger los derechos humanos, no los reprimirán, haciendo de México un sendero libre.

A pesar de que no hay cifras oficiales sobre la cantidad de migrantes que ingresan al territorio nacional, el fenómeno se puede visualizar por medio de la cantidad de caravanas que se incrementaron en octubre de 2018 y que a la fecha no ha parado. Al respecto el diario The New York Times, en su versión en español, indicó que las autoridades migratorias estadounidenses reportaron en los primeros meses del 2019 un crecimiento del 31% de migrantes sin documentos, con respecto a diciembre del 2018, lo que se tradujo en 76 000 personas migrantes interceptadas en su intento por cruzar la frontera.

El pasado 22 de abril, por primera vez, la Policia Federal y agentes del Instituto Nacional Migración actuaron en un operativo sorpresa donde detuvieron a más de 300 personas migrantes en su paso por el estado de Chiapas.

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.