Estado civil de los padres podría no aparecer en actas de nacimiento

Con este dictamen se garantiza una vida digna a las niñas y a los niños eliminando las expresiones discriminatorias de la ley, además que certifica el derecho de los menores a contar con una identidad oficial y a conocer la de sus padres.



Bajo el argumento de evitar actos de discriminación contra menores de edad, la Cámara de Diputados avaló reformar el Código Civil Federal para que en las actas de nacimiento no se especifique el estado civil de los padres, salvo que así sea requerido por los interesados, además que elimina el término “adulterino” que aún se contempla en la legislación.

El dictamen, que ya fue enviado a la Cámara de Senadores para su validación, plantea que el marido no podrá desconocer al menor nacido dentro de los 300 días siguientes a la disolución del matrimonio, a no ser que exista sentencia ejecutoria que declare que no es su hijo.

Al respecto la diputada María del Pilar Ortega Martínez, presidenta de la Comisión de Justicia de la Cámara baja señaló que: “llamarle a un niño o niña adulterino, o negarle el nombre de sus padres biológicos porque una norma lo prohíbe es una forma de infringir sus derechos humanos, reconocidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en los tratados internacionales. Con esta reforma daremos certeza y daremos identidad a muchos niños y niñas”.

Dicha reforma también contempla que la madre del menor asiente o registre a otra persona diferente al marido, siempre y cuando ambos se presenten a la declaración del nacimiento.

“Si los padres del menor de edad tuvieran impedimento para contraer matrimonio entre sí, por estar uno de ellos casado o ambos con personas distintas y la madre no hubiera vivido con su marido por más de 300 días anteriores al nacimiento del hijo, el oficial del Registro Civil podrá asentar como padre a otro distinto al marido”, señala la reforma.

Durante su intervención la diputada de Movimiento Ciudadano, Adriana Medina Ortiz, quien también fue impulsora de la iniciativa, explicó: “Todos los niños nacidos de matrimonio o fuera de matrimonio tienen derecho a igual protección social. Con esta reforma deja de ser obligatorio inscribir el estado civil de los padres y se faculta al juez de Registro para que actúe tomando en cuenta el interés superior del menor”.

Por su parte, la diputada panista María del Rosario Guzmán aseguró que con este dictamen se garantiza una vida digna a las niñas y a los niños eliminando las expresiones discriminatorias de la ley, además que certifica el derecho de los menores a contar con una identidad oficial y a conocer la de sus padres.

En su exposición, la diputada del PRI Ximena Puente de la Mora calificó como una obligación el que los legisladores asegure que la normatividad refleje las condiciones actuales del siglo XXI eliminando cualquier tipo de discriminación hacia los niños.

Las modificaciones al Código Civil Federal, que implican cambios en los artículos 62 y 63, fueron avaladas por unanimidad y contaron con 419 votos, por lo que ahora sólo falta la validación por parte del Senado de la República.

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.