Gobierno desampara a los esfuerzos de la sociedad civil

Las Organizaciones de la Sociedad Civil voltean las necesidades de los grupos vulnerables. Ante el anuncio de AMLO de retirar el financiamiento público a las OSC, éstas se pronunciaron. Si bien, según un estudio del Consejo Mexicano de Ciencias Sociales revela que el apoyo económico del gobierno no es grande, en términos políticos refiriere a una mala relación con estos organismos.


 Trabajadora social ayudando en comunidad rural


Como parte de las medidas contra la corrupción, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en febrero pasado informó que todo apoyo económico del gobierno se entregaría de manera directa a los beneficiarios, es decir, no habría alguna instancia intermediaria.

En ese sentido, señaló que no se transferirá recursos públicos ni a organizaciones sociales, sindicatos, organizaciones de la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales, ni a asociaciones filantrópicas. “Ya nada de eso se va a permitir”, expresó el mandatario el 18 de febrero.

Su declaración provocó varias reacciones, entre ellas las de diferentes Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC).

¿Tú crees que es importante nuestra labor?

En redes sociales, con el hashtag #SíConLasOSC, que posteriormente se transformó en un movimiento, las Organizaciones de la Sociedad Civil defendieron su labor que había sido descalificada por el jefe del ejecutivo, en especial, al declarar que “todo lo que es sociedad civil tiene que ver con el conservadurismo”, que no conoce sociedad civil de izquierda, dijo.

Con videos colgados en las redes sociales, diferentes organizaciones mostraron las problemáticas que atienden, los logros que han alcanzado y la importancia de su papel en la sociedad.

Por ejemplo, Corazonar A.C., una institución dedicada a brindar atención psicológica a hombres. Su director, Francisco Cervantes, señaló que con su labor han contribuido a que la violencia salga del hogar y reine la cordialidad.

“¿Tú crees que es importante nuestra labor? ¿Tú crees que esto no contribuye a un México más democrático y más justo?, es lo que hacemos las organizaciones de la sociedad civil como la nuestra”, expresó.

 

 

En Cántaro Azul se dedican a garantizar el derecho y saneamiento de agua en comunidades rurales. Reportan que tan sólo en los últimos tres años han trabajado en 140 espacios educativos, en seis estados, beneficiando a 20 000 niños.

“Nuestras acciones como OSC son necesarias, son útiles y son complementarias a la que ya se realizan desde otros espacios. Somos parte de una ciudadanía organizada, activa, sensible, organizada”, apunta Ian Balam García Navarrete, cofundador y presidente de Cántaro azul.

 

 

Por su parte, en Causa Común se realizan investigaciones y propuestas de programas con el fin del construir relaciones de confianza entre ciudadanos e instituciones de seguridad y procuración de justicia.

En el video publicado en su cuenta de Twitter, @causaencomun, asegura que ha logrado que, “a pesar de sus deficiencias, no se deje de valorar a las instituciones y a la ley pues sólo con ellas alcanzaremos la seguridad y la justicia que nuestro país merece”.

 

 

Prosperidad, Salud y Bienestar para la Familia A.C. (Prosabif), que se dedica a la promoción informativa de los derechos humanos, la salud sexual y reproductiva y el VIH/sida e ITS, señaló que ellos se financian, principalmente de los recursos proporcionados por instituciones federales como el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y Sida (Censida) y el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones (IAPA).

Por lo que manifestó que “es importante que sigamos recibiendo el financiamiento por parte del gobierno federal para poder seguir trabajando esta labor y poder seguir estos temas de vital importancia”.

 

 

En Fondo Guadalupe Musalem A.C. contribuyen para que las mujeres oaxaqueñas garanticen su derecho a la educación. Han logrado otorgar 145 becas y 38 para el nivel superior.

Marta Aparicio Rojas, parte del Consejo Directivo de dicha asociación apunta que “el quehacer de la sociedad civil es importante, comprometido y serio”.

 

 

Otro caso fue el de la fundación Dibujando un Mañana, asesora a donantes sobre las organizaciones que deben invertir para generar un verdadero impacto en la sociedad: el apoyar a niños y adolescentes en situaciones críticas a través de las mejores instituciones.

“Hoy a 21 años de nuestra labor, hemos impactado en la vida de más de 580 mil niñas adolescentes, profesionalizando a más de 900 organizaciones y asesorando a nuestros donantes. Esto no es suficiente, necesitamos seguir dibujando un mejor presente y futuro para los niños y adolescentes. Nuestra labor es muy importante. Sí con las OSC”, expusieron en un video vía Twitter.

 

 

¿Qué hace una OSC?

Las OSC son organizaciones en las que ciudadanos y movimientos sociales se organizan en torno a ciertos objetivos o temas de interés que aquejan a una comunidad o sector de la población. Suelen ser denominadas como el tercer sector, ya que se ubican entre el sector gubernamental y el sector privado.

Entre los diferentes fines de las OSC destacan las que buscan el desarrollo integral comunitario; sociedad incluyente y cohesión social; promoción de actividades culturales, científicas y deportivas; asistencia social; participación social y ciudadanía; equidad de género; y protección civil.

Numeralia de las OSC en México

En Las organizaciones de la sociedad civil en México una publicación del Consejo Mexicano de Ciencias Sociales, indican que en nuestro país existen más de 39 000 organizaciones de la sociedad civil que cumplen con las siete características de una OSC (institucionalizada, sin fines de lucro, privada, autónoma, de beneficio a terceros, no religiosa, no política).

La función de las OSC es desarrollar “diversas actividades de producción y distribución de bienes y servicios, excluyendo el auto beneficio y el beneficio mutuo”.

En el libro que realiza una recopilación de diferentes estudios, se consignan algunos datos interesantes, pues se indica que del total de sus fondos de las OSC en México, el financiamiento público es el menos representativo ya que apenas representa el 9% del financiamiento total de la OSC; mientras que el 38% proviene de recursos privados externos; y el 53% de ingresos autogenerados.

También apuntan que en 2016, el valor de producción de las OSC y sus voluntarios fue equivalente al 3% del PIB, es decir, 559 490 millones de pesos. En ese sentido, también agrega que en las OSC mexicanas laboran 1 501 000 personas con retribución económica; y otras 2 101 000 colaboran como voluntarios (no recibe salarios).

 

Te puede interesar: Educación, ¿de calidad?

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.