La oposición se impone en el primer round: reforma educativa

De acuerdo con la Constitución, si la Cámara revisora, en este caso los senadores, regresa la minuta rechazada, la Cámara de origen, es decir, los diputados puede aceptar o rechazar la decisión del Senado; o proponer otras modificaciones.


Reforma educativa


A pesar de haberse aprobado en lo general, finalmente la Reforma Educativa fue rechazada en la Cámara de Senadores al no alcanzar las dos terceras partes al momento de la votación en lo particular.

La reforma fue rechazada por un solo voto, ya que se requerían 82 votos, pero sólo se obtuvieron 81 a favor, 39 en contra y dos abstenciones. Al no lograrse la mayoría calificada ésta tuvo que ser devuelta a la Cámara de Diputados.

La tarde del 30 de abril el Senado de la República había aprobado en lo general el dictamen de la Reforma Educativa impulsada por el presidente López Obrador, al obtener 95 votos a favor, 25 en contra y dos abstenciones. No obstante, tras discutir las reservas de la ley, no se alcanzó los votos requeridos. .

Esto se debió a que, tanto senadores del PRI y el PRD al momento de la votación en lo particular de la Reforma cambiaron su sentido del voto, además de que el senador por Morena, Salomón Jara se retiró del pleno.

Este fue una situación inédita para una reforma constitucional al frenarse en lo particular lo que ya había sido aprobado en lo general, principalmente porque se rechazó la mayor parte del contenido de la Reforma, incluido lo referente a la eliminación de la evaluación como condicionante de la permanencia de los maestros frente a grupo y su sustitución por un proceso de selección.

De igual manera el Senado finalmente rechazó la sustitución del actual Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación por un nuevo organismo.

Además con la nueva votación senatorial quedaron invalidadas todas las disposiciones referentes a la gratuidad y obligatoriedad de la educación desde el nivel preescolar hasta la licenciatura, lo que generaba una nueva disposición para que las universidades públicas dejen de cobrar las cuotas escolares y de servicio que actualmente aplican.

Al momento de la votación en lo general, quienes apoyaron la Reforma fueron Morena, PRI, Movimiento Ciudadano, PRD, Partido Verde, Encuentro Social y Partido del Trabajo. En contra estuvo el PAN y el senador Emilio Álvarez Icaza. La priista Vanesa Rubio y Alejandra Lagunes, del Verde, se abstuvieron en la votación.

Posterior a ello todas las bancadas, incluida Morena presentaron 60 reservas provenientes de 24 legisladores mismas que fueron rechazadas por la mayoría morenista y sus aliados del PT, PES y Verde, por lo que la Mesa Directiva procedió a la votación en lo particular de los artículos reservados.

Fue ahí cuando los senadores priistas y los perredistas cambiaron el sentido de su voto y la rechazaron en lo particular.

A ello se agrega que el senador morenista Salomón Jara se ausentó del pleno por lo que no emitió su voto, lo cual resultó decisivo, ya que fue precisamente el voto que le faltó a Morena para alcanzar los 82 votos requeridos para que pasara la Reforma Educativa.

Una vez concluida la votación en lo particular en contra de la mayoría de la Reforma, la minuta fue regresada a la Cámara de Diputados.

De acuerdo con la Constitución, si la Cámara revisora, en este caso los senadores, regresa la minuta rechazada, la Cámara de origen, es decir los diputados, que puede aceptar o rechazar la decisión del Senado.

Te puede interesar: De madrugada diputados aprueban reforma educativa 


@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.