Morena plancha a la oposición y aprueba reformas a modo del presidente electo

Los partidos PAN, Movimiento Ciudadano, PRD y PRI calificaron esta reforma como un capricho impuesto por el presidente electo, el cual es una muestra de autoritarismo, centralismo, ignorancia y soberbia, por lo que se podrá llevar al país a un proceso de recesión.


mayoriteo morena


La madrugada de este miércoles 14 de noviembre, el grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, junto con partidos aliados, aprobaron en lo general y particular, la adición, reforma y derogación de diversas disposiciones a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

En una primera sesión, que fuera “reventada” por el Partido Acción Nacional, el dictamen se avaló con 305 votos a favor, 97 en contra y 62 abstenciones. Con dicha reforma se crea la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana y se modifica la estructura de otras dependencias federales al crear la figura de los 32 delegados estatales.

Al respecto, los partidos de oposición, PAN, Movimiento Ciudadano, PRD y PRI, calificaron este acto como un capricho impuesto por el presidente electo, el cual es una muestra de autoritarismo, centralismo, ignorancia y soberbia, por lo que se podrá llevar al país a un proceso de recesión.

Señalaron la modificación a la Ley Orgánica como un “acto de sumisión” de la bancada de morenista y como un “regalo de cumpleaños” al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

La diputada panista Adriana Dávila denunció en tribuna que los diputados de Morena, PT, Encuentro Social y Partido Verde votan sin importar los errores técnicos incrustados en la modificación, sólo para dar gusto al próximo presidente, lamentó que estos diputados votan “porque el presidente electo así lo instruye y su bancada ciega e irracionalmente lo obedece”.

Posteriormente, en una segunda sesión que concluyó a la 1:50 de la madrugada de este miércoles, los diputados de Morena y aliados avalaron cambios menores al dictamen con 330 votos a favor.

Las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal sientan las bases de la nueva estructura del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, reduce responsabilidades de la Secretaría de Gobernación, fortalece a la Secretaría de Hacienda y centraliza el papel de los delegados estatales al hacerlos dependientes directos de la oficina de la Presidencia.

Con esta modificación la Secretaría de Hacienda controlará en una sola superoficina todas las compras y las licitaciones que hará el próximo gobierno, desaparecerán las oficinas de comunicación social de las dependencias federales para concentrarse en una sola oficina de comunicación dependiente de Presidencia. También cambiará el nombre de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) a Secretaría del Bienestar.

Aprobaron también la descentralización y el traslado de las dependencias federales a diversos estados de la República; además de la participación de los “superdelegados" en el tema de la seguridad pública en los consejos técnicos de los estados; y cambian la estructura del CISEN de la Secretaría de Gobernación para pasarla a la nueva Secretaría de Seguridad Pública.

El dictamen pasará ahora al Senado de la República donde se prevé que será aprobado sin mayor problema.

Te puede interesar: Morena y su iniciativa para reformar la Administración Pública Federal 

 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.