Imprimir esta página

Miles de cristianos perseguidos, ¿regreso a las catacumbas?

Desde los primeros minutos del año en curso se han registrado una serie de ataques en contra de la libertad religiosa, en especial, para los cristianos



“Los brutales atentados perpetrados contra iglesias y hoteles de Sri Lanka el pasado Domingo de Pascua, ponen de manifiesto que 2019 es ya uno de los años más sangrientos para los cristianos”, declaró el presidente de la fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN por sus siglas en inglés), Thomas Heine-Geldern.

En los primeros cuatro meses del año, las persecuciones religiosas han dejado innumerables muertos y heridos, además de que prevalece un ambiente en el que la libertad religiosa ya no se puede profesar libremente, tal y como lo establece la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su artículo 18.

En el primer día del año, milicias islámicas séléka atacaron una misión católica en República Centroafricana. El saldo fue de decenas de muertos y alrededor de 20 000 personas que se desplazaron de su lugar de origen por la violencia.

En enero, en la provincia de Sulu, en el sur de Filipinas, un atentado islámico en la catedral de nuestra Señora del Monte Carmel, en Jolo dejó 20 muertos y unos 90 heridos. Fueron dos explosiones, la primera se presentó al momento en que los asistentes salían de misa; y la segunda tuvo lugar en el estacionamiento mientras acudían las fuerzas de seguridad.

A mediados de marzo, aldeas cristianas del estado nigeriano de Kaduna se vieron atacadas por miembros de las tribus nómadas de los Fulani, predominantemente musulmanas, dejando más de 130 muertos.

En ese mismo mes, se perpretó un tiroteo en dos mezquitas en la ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda, mismo que fue transmitido en vivo por Facebook.

El 26 de marzo, en el colegio católico Little Flower de Chinnasalem, en Tamili Nadu, sufrieron agresiones por parte de una multitud de nacionalistas hindúes en la que demolieron el colegio e intentaron atacar a las religiosas que trabajaban ahí.

Recientemente, el 21 de abril, en Sri Lanka, precisamente en el Domingo de Pascua, se perpetraron una serie de explosiones en iglesias y hoteles de lujo, las cuales causaron la muerte de al menos unas 290 personas y más de 500 heridos.

Según el informe de Libertad Religiosa realizado por la fundación pontificia, Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), cuya última edición fue en noviembre de 2018, analiza la situación en 196 países de todo el mundo en la que personas que profesan diferentes religiones sufren de persecución.

La fundación de la Santa Sede que apoya a las personas necesitadas o perseguidas por profesar su fe, detalla en el informe que de todos los países del mundo en 38 de ellos se comenten violaciones de la libertada religiosa; en 17 existe discriminación con respecto a su religión; en 21 existe persecución; mientras que en otros tantos casos el odio llega hasta la muerte.

Te puede interesar: Tragedia del sacerdocio se proyecta en Cámara de Diputados 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.