Unidad como camino para la paz: papa Francisco

El papa hizo un llamado para continuar trabajando en acciones concretas para detener la instrumentalización de las religiones para incitar al odio, a la violencia, al extremismo o al fanatismo ciego.



En el marco de la visita apostólica del papa Francisco a Marruecos, que tiene como lema “servidor de esperanza”, el pontífice hizo un fuerte llamado a trabajar en la cultura del diálogo como el camino para la paz.

En un país con una población en su mayoría musulmana, el papa reafirmó la necesidad de que tanto los cristianos como los musulmanes se unan en un mundo sediento de paz “respetando la diversidad y ayudando a los más pobres”.

Como parte de su primer mensaje al llegar a tierra marroquí, y su viaje pastoral número 28 fuera de Roma, Francisco se dijo alegre de llegar a un país rico en recursos naturales, “custodio de vestigios de antiguas civilizaciones y testigo de una historia fascinante”.

Recordó el encuentro histórico hace 800 años entre san Francisco de Asís y el sultán al-Malik al-Kalim, “acontecimiento profético que supuso el inicio de un camino de paz y de armonía para la humanidad”. En ese contexto señaló la oportunidad de promover el diálogo interreligioso y el conocimiento recíproco entre los fieles de estas dos religiones.

Señaló la importancia de asumir el desafío que consiste en "unir nuestros esfuerzos para dar un nuevo impulso a la construcción de un mundo más solidario, más comprometido en el empeño honesto, valiente e indispensable por un diálogo que respete las riquezas y particularidades de cada pueblo y de cada persona (…) sobre todo en este tiempo en el que se corre el riesgo de hacer de las diferencias y el desconocimiento recíproco, motivos de rivalidad y disgregación".

El papa Francisco también resaltó la necesidad de promover la cultura del diálogo entre los pueblos, "la colaboración como conducta", porque "éste es el camino que estamos llamados a recorrer sin cansarnos nunca, para ayudarnos a superar juntos las tensiones y las incomprensiones, las máscaras y los estereotipos que conducen siempre al miedo y a las contraposiciones", y destacó la exigencia de promover una formación adecuada y sana "contra todas las formas de extremismo, que llevan a menudo a la violencia y al terrorismo y que, en todo caso, constituyen una ofensa a la religión y a Dios mismo".

"Nosotros creemos que Dios ha creado los seres humanos iguales en derechos, deberes y dignidad, y que los ha llamado a vivir como hermanos y a difundir los valores del bien, de la caridad y de la paz. Por esa razón, la libertad de conciencia y la libertad religiosa, que no se limita sólo a la libertad de culto, sino a permitir que cada uno viva según la propia convicción religiosa, están inseparablemente unidas a la dignidad humana", mencionó el pontífice para posteriormente subrayar que a partir de las diferencias y en la peculiaridad de la fe se puede descubrir y aceptar al otro y en la búsqueda del bien que se puede hacer en conjunto.

De igual manera, hizo un llamado para continuar trabajando en acciones concretas para detener la instrumentalización de las religiones para incitar al odio, a la violencia, al extremismo o al fanatismo ciego, con la finalidad que se deje usar el nombre de Dios con el objetivo de justificar actos de homicidio, exilio, terrorismo y opresión.

En su visita a Marruecos el papa aprovechó para lanzar un mensaje recordando el tema migratorio y la crisis que esta conlleva. Señaló que la gravedad del problema representa un llamado "urgente para que todos busquemos los medios concretos para erradicar las causas que obligan a tantas personas a dejar su país, su familia, y a encontrarse frecuentemente marginadas, rechazadas".

"Un fenómeno que nunca encontrará una solución en la construcción de barreras, en la difusión del miedo al otro o en la negación de asistencia a cuantos aspiran a una legítima mejora para sí mismos y para sus familias, ya que sabemos también que la consolidación de una paz verdadera pasa a través de la búsqueda de justicia social”; expresó el pontífice en su mensaje.

Te puede interesar: Alerta papa Francisco sobre el individualismo y el invierno demográfico 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.