Ganadores del Nobel de la Paz piden frenar abusos sexuales

Nadia Murad, activista iraquí, y Denis Mukwege, médico congoleño, ganaron el Premio Nobel de la Paz 2018 por “sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra”.



Nadia Murad, activista iraquí, y Denis Mukwege, médico congoleño, ganadores del Premio Nobel de la Paz 2018 hicieron un fuerte llamado a la comunidad internacional para tomar acciones concretas frente a los abusos sexuales que sufren miles de mujeres y niñas en los conflictos armados.

“Si la comunidad internacional desea realmente ayudar a las víctimas de este genocidio (…) debe asegurarles una protección internacional”, declaro la joven iraquí de 25 años.

Murad, quien fuera secuestrada y esclavizada por el grupo extremista Estado Islámico (EI), pidió el apoyo mundial para proteger a los yazidíes en Irak y trabajar en favor de la liberación de miles de mujeres y niñas que siguen en manos de los extremistas.

Nadia Murad, luego de sobrevivir el secuestro, violación y tortura por parte de los yihadistas, ha dedicado todos sus esfuerzos en la lucha en la actualidad por las mujeres y niñas, más de tres mil, que continúan en manos del grupo terrorista.

“Es inconcebible que la conciencia de los dirigentes de 195 países no se haya movilizado para liberar a estas mujeres”, indicó.

“Si se hubiese tratado de un acuerdo comercial, de un yacimiento de petróleo o de un cargamento de armas, apuesto a que no se habría ahorrado ningún esfuerzo para liberarlas”, afirmó.

Murad recibió este lunes el Premio Nobel de la Paz conjuntamente con el médico congoleño Mukwege por “sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra”.

En una rueda de prensa conjunta con Murad antes de la ceremonia de entrega del galardón, Mukwege pidió acciones concretas frente a los abusos sexuales.

“Hemos llegado a un momento en el que no basta con denunciar, hay que actuar. Los cuerpos de las mujeres son usados como campos de batalla, eso no es aceptable. Son prácticas deshumanizantes”, dijo.

El Premio Nobel de la Paz es el único que no se otorga ni entrega en Estocolmo, a diferencia de los de Física, Química, Medicina, Literatura y Economía, sino en Oslo, Noruega; sin embargo, todos son entregados el 10 de diciembre, en el aniversario de la muerte del fundador Alfred Nobel (1883-1896).

El galardón consta de una medalla de oro, un diploma y un cheque por nueve millones de coronas suecas (un millón de dólares), cantidad que se reparte si hay más de un ganador en la misma categoría.

Te puede interesar: Defiendan los Derechos Humanos aunque signifique ir contracorriente

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.