Obispos cubanos advierten riesgos de una Constitución comunista

Este nuevo proyecto de Constitución, advirtieron los obispos, excluye "otras visiones sobre el hombre, la sociedad y el universo que no asumen la ideología marxista-leninista que, históricamente, también en nuestra Patria, ha inspirado y sostenido el ideario comunista".



En el marco de los trabajos realizados por el parlamento cubano para contar con una nueva Constitución política, los obispos católicos de dicho país criticaron que el proyecto afirme que "sólo en el socialismo y en el comunismo el ser humano alcanza su dignidad plena", dejando de lado otras formas de realización personal.

A través de un comunicado de prensa emitido por la Conferencia Episcopal cubana lamentaron que "lo absoluto de tal afirmación (…) excluye el ejercicio efectivo del derecho a la pluralidad de pensamiento acerca del hombre y del ordenamiento de la sociedad".

Frente a "una ideología única en orden a la realización personal", los obispos recordaron la frase de José Martí: "Una Constitución no puede construirse con elementos ideológicos".

Este nuevo proyecto de Constitución, advirtieron los obispos, excluye "otras visiones sobre el hombre, la sociedad y el universo que no asumen la ideología marxista-leninista que, históricamente, también en nuestra Patria, ha inspirado y sostenido el ideario comunista".

Y es que en el preámbulo del documento se menciona que Cuba "no volverá jamás al capitalismo como régimen sustentado en la explotación del hombre por el hombre, y que sólo en el socialismo y en el comunismo el ser humano alcanza su dignidad plena".

Ante ello los obispos recuerdan en su comunicado que "el cristiano no puede ser obligado a someterse a una concepción de la realidad que no corresponda a su conciencia humana iluminada por la fe".

Actualmente el régimen castrista lleva a cabo una fuerte campaña mediática para que los cubanos voten a favor el referendo nacional de la nueva Constitución el próximo 24 de febrero. Cabe señalar que dicho proyecto ya fue aprobado por el Parlamento a finales de 2018 y la oposición al régimen también intensificó su campaña en redes sociales en contra del refrendo.

Por tal motivo, la Iglesia en Cuba hizo un fuerte llamado y exhorto a la ciudadanía para que "con su voto responsable y desde su conciencia" contribuyan a la "edificación de una sociedad en la que todos los cubanos nos sintamos respetados en nuestros derechos (…) sin exclusión".

La nueva Constitución busca reemplazar a la vigente de 1976 y reconoce el papel del mercado, la propiedad privada y la inversión extranjera en la economía del país.

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.